jueves, 2 de febrero de 2023
Aurelia Sánchez y Blanca Fernández en rueda de prensa.
Aurelia Sánchez y Blanca Fernández en rueda de prensa.
Aprobado en el Consejo de Gobierno - 06 noviembre 2019 - Toledo

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a invertir 1,4 millones para la compra de tecnología en la biorefinería  Clamber de Puertollano. Se trata de equipamiento biotecnológico puntero que transforma un residuo orgánico en latex orgánico, biocombustible o plásticos biodegradables.

Este es uno de los acuerdos alcanzados por el Consejo de Gobierno de Castilla-La Macha, sobre el que ha informado la consejera-portavoz del Gobierno de CLM, Blanca Fernández, en una rueda de prensa en la que ha asegurado que esta inversión responde a dos estrategias que sigue el Gobierno regional: «la investigación para combatir el cambio climático y la economía circular».


«Se trata de convertir lo que es un problema, un residuo, en una oportunidad, un producto con un alto valor en el mercado que, además, al ser de origen biológico, evita el consumo excesivo de materias primas al reutilizarlas permanentemente con este sistema», ha explicado la portavoz, quien ha recordado que esta planta, adscrita al Instituto de investigación Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal (Iriaf) es todo un referente porque no existe otra igual en toda España y cuyas investigaciones contribuyen luego al tejido productivo, puesto que lo que realizan en la planta son pruebas de laboratorio en un primer paso, después la prueba de viabilidad a nivel e producción semi industrial, en la que se incluye un análisis de costes, así como finalmente compartir ese conocimiento con las empresas que lo podrían llevar a cabo.

«Desde Castilla-La Mancha apostamos por la sostenibilidad y por la lucha contra el cambio climático y lo hacemos basándonos en dos estrategias, la primera es la investigación y la segunda es la apuesta por la economía circular, que nos parece esencial para afrontar el reto de la emergencia climática. Sin una apuesta seria por la investigación, es evidente que sería imposible dar solución a problemas actuales como la acumulación de residuos, la exagerada dependencia de los combustibles fósiles y de sus subproductos extremadamente contaminantes y para ello hemos tomado la decisión de acometer esta inversión», ha aseverado Fernández.

En concreto, las inversiones que se han aprobado son: la adquisición de dos equipos complementarios entre sí -una unidad o equipo de hidrólisis enzimática por unimporte total de 799.084,36 euros y una unidad de extracción con fluidos supercríticos con un coste de 595.000 euros- diseñados para la obtención de bioproductos de alto valor añadido a partir de residuos, especialmente los derivados de las actividades agrícolas, ganadera y agroalimentaria.

Cabe recordar que la planta Clamber de Puertollano es única en España y que cuenta con el mayor reactor de toda Europa, lo que sitúa a la región a la vanguardia en la biotecnología aplicada en el desarrollo de una economía circular, con la idea además de «sentar las bases para convertir a Castilla-La Mancha en un referente en el campo de la investigación relacionada con el aprovechamiento de la biomasa».

(Visited 39 times, 1 visits today)