fbpx
martes, 29 de noviembre de 2022
Seseña un año después, El Quñón
La parcela que se incendió con los bloques de pisos del barrio del Quiñón de fondo Foto - Kiko Expósito
Hablan los vecinos de El Quiñón 13/05/2017mayo 25th, 2019

«Lo que deberían haber hecho era quitarlo antes». «Ahora estamos en la gloria, nos hemos quitado una preocupación de encima». O «está todo muy limpio», son algunas de las afirmaciones que lanzan los vecinos de El Quiñón un año después de que 80.000 toneladas de neumáticos se quemaran junto a sus casas. El resto, se han ido retirando poco a poco, pero Ecologistas y el alcalde de Seseña afirman que todavía quedan restos en la parcela. La Junta informó el 20 de febrero que había terminado las tareas de limpieza y que había retirado más de 9.000 toneladas de ruedas que no se llegaron a calcinar.

El día del incendio: «Cuando vi la columna de humo, ¡me quise morir!

Dos de los protagonistas con los que ha podido conversar encastillalamancha.es son Fernando y Susana, ambos tiene un niño, Hugo, de casi dos años de edad.  El mismo día del incendio, tenían que ir hasta el juzgado para firmar los papeles del matrimonio, pero a las 7 de la mañana una llamada cambiaría el día totalmente para ellos. La madre de Fernando telefoneó a Susana y se extrañó por la tempranera llamada, era la primera noticia que les ponía en alerta de la inmensa cortina de humo que tenían sobre sus cabezas.


«Cuando me asomo veo una columna gigante de humo y digo, ¿y esto?», explica Fernando, que vuelve a alertar a Susana, y también llega hasta el balcón. «Cuando vi el humo, me quise morir!».

[ze_gallery_info id=»123418″ ]

La Policía había alertado de que si paraba el aire la columna de humo tóxico sería muy peligrosa y cuando Fernando llegó a su trabajo y paró el viento, se fue de allí directo a hacer las maletas. «Esto nos costó, pues un mes en casa de la abuela», cuenta irónicamente.

Ante esta situación, “el que pudo se fue un mesecito o tres semanas”, explica Fernando. Aquí, reconocen varios vecinos, solo se quedó “quien no tenía donde ir”. El barrio estaba totalmente despoblado, y por ello la Policía Local y la Guardia Civil patrullaban para evitar saqueos en las casas.

[ze_image id=»123413″ caption=»Dos de las jóvenes familias que habitan en El Quiñón» type=»break_limited» src=»http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2017/05/Seseña_unaño_despúes_4.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

La gente que tenía niños, una gran parte de este joven barrio, procuró irse y los que no pudieron hacerlo se quedaron “con la casa cerrada a cal y canto”, asegura Susana.

Los días pasaron y aunque no volvieron a habitar su casa hasta un mes después, sí que volvieron cuando todavía coleteaba el incendio. Fernando se desplazaba hasta su trabajo como conserje en la propia urbanización, y siempre iba “con mascarilla”, pero aún así “te ahogabas”. Por este motivo “salía lo justo y necesario para ir de portal a portal”. Pero ni dentro de los edificios se podía estar, “cuando soplaba bien el viento y el humo se colaba por los garajes se respiraba mal”.

Cuando volvieron al barrio definitivamente, no querían ni salir a la calle, “nos íbamos al parque de Seseña viejo o a Valdemoro, no queríamos ni pisar la calle y menos con un niño pequeño, no se podía respirar bien”, lamenta Susana.

En los meses siguientes había días donde las cenizas llegaban a las casas de El Quiñón

“Cuando todavía no habían retirado todo, ibas al parque y había ceniza, se levantaba el aire y llenaba todo de polvo de neumático”, indica Susana. En el Quiñón suele haber un aire intenso y era peligroso para la salubridad, sobre todo de los más pequeños, tener esa inmensa cantidad de cenizas a menos de medio kilómetro. Solo hay un parque en el Quiñón y se alberga en la zona más cerca a la R-4 y justo al otro lado de la carretera está la parcela incendiada.

Además, al comenzar con las tareas de retirada, “se removía todo” y eso provocaba que en el aire todavía hubiese restos. Muchos de los vecinos de la urbanización veían como sus casas se llenaban de aire tóxico durante estas tareas y cuando soplaba bien el viento, el humo contaminado llegaba hasta sus casas colándose por cualquier rendija.

El alivio de mirar la parcela «y ver todo campo»

Lo cierto es que pese a que Ecologistas ha alertado de que todavía quedan restos de neumáticos en la parcela, los vecinos de Seseña están contentos porque ya no tiene el mar de ruedas usadas cerca de sus casas, parques, colegios y guarderías.

“La verdad es que lo terminaron quitando todo, está muy limpio”, comenta Fernando. Pero hasta llegar este momento han tenido que soportar el polvo de los neumáticos quemados durante muchos meses.

El aniversario ya ha traído la calma y todos los vecinos preguntados reconocen que apenas se habla de este suceso que mantuvo a la urbanización -a la que puso su propio nombre su constructor Francisco Hernando, conocido como “El Pocero”- durante varias semanas en el ojo de todas las miradas y sobre todo en un estado de nerviosismo. Muchos vecinos se quejan de que no contaron con la suficiente información.

[ze_image id=»123414″ caption=»Seseña un año despúes» type=»break_limited» src=»http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2017/05/Seseña_unaño_despúes_6.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

Otro de los vecinos dice que ahora está «en la gloria», un año después viendo como han dejado la parcela, «me asomo a la ventana de mi casa y veo todo campo…». Ahora necesitarán otras cosas «como el tren, pero es una preocupación que nos quitamos de encima».

Y es que a pesar de que tuvieron que «salir huyendo de aquí», en estos momento ya están «despreocupados, con niños y todo”, explica este vecino. Además, cuenta cómo en las conversaciones con otros vecinos en las que se lamentan de lo mal que lo han pasado, él asegura que lo podrían haber hecho antes: “Como nadie lo ha quitado, ha tenido que suceder esto para que por fin este limpio”.

Velázquez: «Un 10 para todos los que ayudaron en las tareas de extinción»

El alcalde de la localidad y diputado regional del PP, Carlos Veláquez, explica que el incendio quedará como «un mal recuerdo para la memoria colectiva de los vecinos de Seseña». Para él, este suceso supuso «una prueba» para el pueblo pero «todos los vecinos y la gente tan joven que hay en Seseña supo estar a la altura de las circunstancias, actuó como un pueblo unido». En el aniversario del fuego, indica que en el barrio de El Quiñón «la vida es completamente normal».

[ze_image id=»123305″ caption=»El alcalde de Seseña, Carlos Velázquez, con la parcela incendiada a la espalda» type=»break_limited» src=»http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2017/05/20160614191257_VGSTPD.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

El Ayuntamiento celebra el sábado 13 un acto de reconocimiento de todas las personas, entidades y empresas que ayudaron en las tareas de extinción. «Colaboraron de manera desinteresada sobre todo más allá de los que se podía presuponer, en las tareas de información y ayuda en aquellos momentos tan complejos». «Ferrovial, Asfaltos Vicálvaro o Aqualia colaboraron y pusieron a su gente y a sus medios a disposición de la emergencia, pero también a los Bomberos, a la Guardia Civil, a Cáritas, a Cruz Roja…». Por eso a todos ellos les valora y les pone «un 10».

Veláquez pone un pero, y es que al igual que hiciesen ayer Ecologistas en Acción, explican que la parcela no esta «totalmente limpia». El viernes en un paseo conjunto «efectivamente comprobamos que ya no hay neumáticos, pero la parcela no está limpia por completo, por lo tanto toca pedirle a la Junta que cumpla con el -absolutamente limpia-, que decía el consejero».

Ecologistas denuncian que quedan restos en la parcela y se sigue trabajando en ella

El portavoz de Ecologistas en Acción, Miguel Ángel Hernández, se ha mostrado sorprendido durante su visita a la parcela porque en ella han apreciado restos de neumáticos y «había maquinaria trabajando». Asegura que cada cierto tiempo salía un camión cargado y los propios operarios les confirmaron que siguen limpiando. Además, pide a los responsables tanto de la Comunidad de Madrid como de Castilla-La Mancha que terminen con la limpieza.

(Visited 48 times, 1 visits today)