fbpx
miércoles, 28 de septiembre de 2022
Prismáticos de un economista - 26 agosto 2022 - Toledo
Vicente del Río Vicente del Río

Equilibrio y valor

  • La relación entre la «señora Oferta» y la «señora Demanda» ha de asemejarse a la de un matrimonio bien avenido, en la que ambos cónyuges tiran del carro. El valor que se aporta en cualquier relación profesional o comercial -como en casi todo en la vida-  si no circula en una vía doble sentido, mal asunto.
  • El equilibrio entre oferta y demanda resulta crucial si hablamos de los bienes necesarios que constituyen nuestra primera línea de gasto. A mí los desajustes en precios en el mercado de yates o de relojes de lujo por poner un ejemplo, me dejan igual, no me inmutan lo más mínimo. Sin embargo si hablamos de los precios de la comida, combustible o energía, mis cuentas empiezan a sufrir y la cosa cambia.
  • En el mercado laboral, conseguir la sintonía entre los conocimientos, habilidades o actitudes de las personas que buscan empleo y los perfiles demandados por un lado; o el principio de que los salarios y tiempos de trabajo acordados, no menosprecien la dignidad del factor humano por otro, es básico.

Tiempo y dimensión

  • «Aprovecha bien el tiempo». Creo que este es uno de los mejores consejos que se empieza a recibir  ya desde niño. El tiempo de vida y el cómo lo administramos, que por sus características de incertidumbre y escasez, nos recuerda a los bienes económicos. Presuponemos -por puro espíritu de supervivencia- que si nos respetan las enfermedades y mantenemos unas condiciones dignas, llegaremos a envejecer. Como no hay certezas al respecto, podemos seguir el sabio consejo y luchar para que nadie nos organice la vida, o se apropie sin consentimiento de bien tan preciado y escaso.
  • En la era de la Revolución digital, la dimensión humana, algo descolocada, busca su hueco. La robotización y los avances tecnológicos nos han traído sin duda desarrollo e innovación. Aunque considero que esto último, no debería ir en detrimento de factores esencialmente humanos como la comunicación, las emociones o los sentimientos. A mí por poner un caso, se me suele quedar cara de tonto si tengo que interactuar con el robot de una gran corporación para asesorarme o solicitar información; necesito conectar con alguien de mi especie.
  • Son tiempos de fomento de la cooperación y de la asociación en el plano profesional y a nivel de consumidores, con el objetivo de poner en valor la medida y la dimensión humana.

Si quieres consultar más artículos del autor, entra en su blog: vicentedelrio.com

(Visited 106 times, 1 visits today)