domingo, 3 de marzo de 2024
Subasta de coches oficiales de la Junta 12/12/2011junio 14th, 2017

El vehículo del expresidente de la Junta de Castilla-La Mancha José María Barreda, un Audi A-8 blindado adscrito a la Presidencia de la Junta que se ha ofertado a partir de 156.000 euros, no ha sido vendido en la subasta organizada por la administración regional. La subasta, que ha comenzado al mediodía y con más de una hora de retraso sobre el horario previsto, cuenta con la participación de 247 licitantes, pero ninguno de ellos se ha interesado por el Audi A-8 blindado, un vehículo que, según el actual Gobierno regional, adquirió la Junta en 2007 por 377.000 euros.

De los 68 coches que se exponían para ser subastados al final se han vendido 52, por los cuales el Gobierno regional recaudará 300.000 euros. En la subasta participaron alrededor de 250 personas y con los 16 coches sobrantes se procederá a una segunda subasta en próximas fechas aún sin determinar. Como es obvio, el precio de salida en la nueva oportunidad se reducirá respecto al de hoy.


El coche más barato de los que se han vendido era un Peugeot 106, cuyo precio de salida eran 120 euros. Poco menos que una ganga. Bien, pues su comprador se ha gastado cuatro veces más.

EL VEHÍCULO DE BARREDA NO LO HA COMPRADO NADIE

Fuentes presentes en la subasta han informado a Efe de que la puja de este vehículo ha quedado desierta, y también otros dos turismos de gama alta, un Volvo y un Audi, aunque sí se han vendido por encima del precio de salida el resto de turismos subastados en la primera media hora.

Desde las 8:00 horas los interesados han comenzado a llegar al Archivo Regional de la Consejería de Administraciones Públicas para pujar por alguno de los 68 vehículos que han salido a subasta pública, y han realizado el ingreso en efectivo de un porcentaje de la cantidad de salida de cada uno de los turismos por los que se está dispuesto a pujar.

Es el caso de José Andrés, un funcionario de la administración regional, que ha decidido pujar por seis vehículos y por lo que esta mañana ha ingresado 3.000 euros en metálico para poder participar en la subasta. A su juicio, algunos de los vehículos que salen a subasta son una oportunidad, pero no todos porque «en otros, el precio es excesivo». En concreto, se ha interesado por seis turismos porque pertenecen al departamento en el que trabaja y sabe que su estado de conservación es bueno.

Rafael es otro de los cientos de ciudadanos que han decidido participar en la subasta de vehículos oficiales y su interés se ha centrado en los turismos de gama media, como los Peugeot, y en total pujará por cuatro vehículos. Para cada uno se ha puesto un límite máximo de gasto «y de ahí no me salgo más», afirma Rafael, que participa por primera vez en una subasta.

Entre los vehículos que se han puesto en venta hay siete volvos y seis audis, pero sobre todo diferentes modelos de Peugeot.

Además del de Barreda, hay otro Audi A-8, tres A-6 y un A-S79 y siete volvos de diferentes modelos, los más caros un S-60 y un 2.5T que salen a subasta por 11.700 euros cada uno.

Entre los coches caros aparecen también dos Toyota Avensis, subastados a partir de 13.000 y de 14.672 euros, un Toyota Prius por 11.500 euros y un Citroen C-5 por 10.881 euros.

Cada uno de los turismos se venden por separado, es decir, cada uno de ellos constituye un lote.

La subasta es una de las medidas incluidas en el Plan de Garantía de los Servicios Sociales Básicos impulsado por el Gobierno regional.

(Visited 18 times, 1 visits today)