miércoles, 17 de abril de 2024
19/12/2011junio 14th, 2017

Ante cerca de 1.000 personas y la presencia de Juan Fernando López Aguilar, parlamentario europeo y exministro de Zapatero, celebraron los socialistas toledanos su tradicional comida de Navidad. A la que no faltaron Emiliano García-Page, alcalde de Toledo y secretario general del PSOE provincial; José María Barreda, secretario regional del PSOE y diputado nacional; Antono Guijarro, secretario local de la agrupación de la capital regional; diputados, senadores, alcaldes y concejales de las localidades de la provincia.

Ya en los postres, después del tradicional «izado de servilletas» al ritmo que marcaba una canción navideña, Emiliano García-Page comenzó su intervención afirmando que no van a tolerar que se instale «el odio en Castilla-La Mancha, porque no son recortes lo que están haciendo en la región, sino hachazos». Y lamentó que la gente vaya a los ayuntamientos a pedir trabajo «y no hay nadie en la Junta que nos atienda».


De todas formas tendió la mano a los «populares», «tenemos que intentar llegar a acuerdos, porque no todos los recortes son iguales». Y respecto al «nuevo» hospital de Toledo, que tantos quebraderos de cabeza está causando, fue también muy claro: «Cuando estaban en la oposición el PP decía que las obras iban lentas. Pero en cuanto han llegado al Gobierno dicen que no lo van a acabar. Y eso no lo voy a tolerar, porque se acabará y se acabaría bien. Si no es con ellos será con nosotros».

ANTONIO GUIJARRO: «SON UN CORO DE PLAÑIDERAS»

Previamente Antonio Guijarro, secretario de la Agrupación Local del PSOE de Toledo, comenzó a calentar los discursos diciendo que este partido, el PSOE, «se va a levantar, no me cabe la menor duda». Y cuando le tocó hablar del PP lo hizo de la siguiente forma: «Más que un Gobierno parece un coro de plañideras, parecen la agencia de investigación de Mortadelo y Filemón».

Sergio Gutiérrez, secretario general de las Juventudes Socialistas de España y parlamentario europeo, dijo que no se podía borrar de un plumazo, «y más si la pluma es de una gaviota, lo que hemos hecho en los últimos años. Tenemos que estar orgullosos de nosotros mismos y de lo que representamos. Porque la dieta de Cospedal es tan peligrosa, después de tres meses, como la famosa dieta de Duncan».

Juan Fernando López Aguilar hizo hincapié en que los socialistas tienen que reconciliarse con la gente «que se nos ha quedado por el camino» tras la derrota en las urnas el pasado 20 de noviembre, «porque no han sido ni la voluntad ni la gracia de Dios los que nos han traído a Rajoy».

Finalizó José María Barreda, quien intervino durante nada menos que 36 minutos, para hablar de la campaña «demagógica y poco noble del PP contra el PSOE y contra mí. Esa animadversión, esa tirria y ese odio no es por mi persona, sino por lo que simbolizo, a los socialistas». Porque, tal y como señaló, «lo que pretenden es cambiar el modelo de sociedad, de la sanidad, de la educación, de los servicios sociales». Y habló del famoso Audi blindado que estaba en el garaje, «decían: ¡vaya cochazo que tenía el tío! Podéis imaginaros lo que me ha pedido el cuepo que diga muchos días, pero no podemos ser como ellos. Había etarras en Herera de la Mancha y en aquella época me lo recomendó la Policía».

PINCHE EN LA IMAGEN SUPERIOR PARA VER UNA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS (FOTOS: REBECA ARANGO)

(Visited 32 times, 1 visits today)