viernes, 1 de marzo de 2024
Vicepresidente del Gobierno de CLM 13/10/2015junio 7th, 2017

El vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, afirma que la intención del Ejecutivo autonómico es ponerse en «cabeza» en materia de transparencia y desvela que la ley regional de Transparencia regulará los lobbies, lo que solo ha hecho una comunidad autónoma.

El vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, destaca de los cien primeros días de Gobierno socialista un «gran cambio» en «las formas y en el talante», y describe la convivencia con Podemos durante este tiempo como la de una pareja, con «sus altibajos».


Martínez Guijarro analiza los cien primeros días del Gobierno de Emiliano García-Page, que se cumplen mañana, en una entrevista con la Agencia Efe, en la que desvela que lo más satisfactorio ha sido la «recuperación» del diálogo social para «plantear soluciones a la situación económica y a la situación de desempleo de Castilla-La Mancha».

Admite, por el contrario, que lo más difícil fue decidir suspender la programación de otoño de las Artes Escénicas por falta de presupuesto, una decisión que el Gobierno regional rectificó al día siguiente.

El vicepresidente de la Junta también hace un análisis de los tres asuntos claves que han marcado los primeros cien días de gobierno: el programado cierre de Elcogas en Puertollano (Ciudad Real), la instalación del ATC de Villar de Cañas (Cuenca) y el trasvase Tajo-Segura.

«Yo creo que el gran cambio está en las formas y en la priorización que desde el Gobierno se da en los asuntos cuando se pone a los ciudadanos como la absoluta prioridad», afirma Martínez Guijarro preguntado por cómo ha cambiado Castilla-La Mancha desde que Emiliano García-Page tomó posesión como presidente, el 4 de julio de 2015.

El vicepresidente de la Junta apunta que el cambio de gobierno ha coincidido con el inicio del curso escolar y, por ello, los cambios «más emblemáticos» están en el ámbito educativo, como la reapertura de los colegios rurales o la recuperación del programa de becas de comedor.

No obstante, señala que el mayor cambio se ha producido «en las formas» para «resolver los problemas de los ciudadanos» y, en este punto, resalta que han dedicado «mucho tiempo para acordar y poner en marcha un Plan Extraordinario de Empleo» para 60.000 parados en los próximos dos años, que estará en marcha en las próximas semanas.

Martínez Guijarro rechaza el discurso de la líder regional del PP y expresidenta castellanomanchega, María Dolores de Cospedal, sobre que lo único que ha hecho García-Page en los primeros cien días ha sido «destruir» todo «lo bueno» y anima a la dirigente ‘popular’ a cambiar el verbo «destruir» por «reconstruir».

«Hay que reconstruir lo que se destruyó porque cuando hablamos de la reapertura de colegios en el medio rural es porque alguien los cerró. Cuando estamos hablando de las becas de los comedores escolares es porque alguien las eliminó. Por lo tanto, ese planteamiento que hace Cospedal es casi al contrario del que perciben los ciudadanos», reflexiona.

Sobre la relación con Podemos en los primeros cien días de gobierno, el vicepresidente de la Junta recalca la palabra «normalidad» y añade: «Como la relación en cualquier pareja, unos días bien, otros días regular y otros días con algunos desencuentros».

Con ello, afirma que a la hora de ir concretando los puntos del acuerdo de investidura -al que fue «fácil llegar», según afirma- «pueden surgir algunas diferencias de criterio» que se van «solventando con normalidad».

Uno de los temas que ha puesto a Castilla-La Mancha en el escenario nacional durante estos cien días, ha sido el posible cierre de Elcogas, del que el PP responsabiliza a la Junta al negarse a aportar 15 millones de euros para garantizar su viabilidad.

Martínez Guijarro insiste en que no es su competencia y explica que incluso la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) cuestiona las ayudas públicas y ha pedido al Ministerio de Industria que haga modificaciones en la normativa relacionada con el sector del carbón.

«Si la CNMC ve algunos problemas en que el Ministerio de Industria destine fondos al sector del carbón como lo está diciendo en estos momentos. ¿Qué diría si quien no tiene competencias en materia de energía destinara ayudas directas a la empresas, que es lo que está diciendo el PP?», ha argumentado.

Con ello, opina que «la solución de Elcogas está en La Moncloa» porque «el Ministerio de Industria se ha enrocado en su posicionamiento en las últimas semanas».

El Gobierno de Castilla-La Mancha también mantiene diferencias con el Gobierno central respecto a la instalación del ATC y, en este sentido, Martínez Guijarro asegura que van a cumplir el compromiso que asumieron con la sociedad castellanomanchega de que no se desarrolle el proyecto.

Además, sugiere que en la paralización del Plan de Residuos Nucleares «hay más trasfondo», pese a que hayan «usado la excusa del cementerio nuclear», y opina que «de ahí se podría deducir la intención del Gobierno de alargar la vida de las centrales nucleares porque si se alarga la vida se generarían más residuos y no está contemplado en el proyecto del cementerio nuclear».

El vicepresidente también se refiere a los tres recursos que el Gobierno regional ha presentado contra los tres últimos trasvases del Tajo al Segura y confía en que vayan a prosperar porque tienen «razón para ello».

«La razón básicamente es que el PP y la señora de Cospedal hizo una campaña la legislatura anterior sobre que se había puesto una raya por debajo de la cual no se podía trasvasar, de 400 hectómetros cúbicos. Bueno, pues estamos en casi 300 y se han hecho los trasvases», asevera.

CONTRATACIÓN TRANSPARENTE EN CLM Y UNA LEY QUE REGULE LOS LOBBIES

El vicepresidente de la Junta defiende que Castilla-La Mancha fue «la comunidad que lideró en su momento todo el tema de transparencia» y la primera en aprobar algo que «hoy en día está muy asumido», que los responsables políticos hagan pública su declaración de bienes.

«Cuando esa decisión se tomó en Castilla-La Mancha fue una verdadera revolución. ¿Qué queremos hacer? Volver a ponernos a la cabeza, incorporando algunas cuestiones que están también en el acuerdo de investidura», afirma Martínez Guijarro, en relación al acuerdo firmado con Podemos.

Adelanta que la ley de Transparencia, que esperan remitirla al Consejo Consultivo -el último paso antes de tramitarse en el Parlamento autonómico- antes de final de año, incluirá «una regulación específica de los grupos de interés, los que se conocen como lobbies».

El vicepresidente de la Junta considera que «es importante que se haga» y que «haya conocimiento real de cuál es la actividad del Gobierno y de esos grupos de interés».

La ley regional de Transparencia también recogerá «imponer obligaciones de transparencia desde el punto de vista de la gestión económica, de la gestión presupuestaria de la Administración y de las entidades que se relacionan con la Administración», según explica.

«Que los procesos de contratación sean absolutamente transparentes, que se sepa cuál es la puntuación que hay en las mesas de contratación, quiénes componen las mesas de contratación. Todo un ejercicio de transparencia real y efectiva», explica Martínez Guijarro.

Con ello, apunta que su intención es que esta ley se apruebe en el próximo periodo de sesiones de las Cortes de Castilla-La Mancha, que comienza en enero de 2016, pese a que el acuerdo de investidura recoge que tiene que estar lista en el mes de noviembre.

«Lo que queremos hacer es un proceso de participación ciudadana; no sería muy explicable que la ley de Transparencia, que abre la puerta a la regulación de la participación ciudadana, la hagamos sin participación, aunque suponga un mes y medio de retraso en su remisión a las Cortes», argumenta.

Otro de los acuerdos que contempla el pacto de investidura con Podemos es la reforma del Estatuto de Autonomía y de la ley Electoral y, sobre este asunto, el vicepresidente de la Junta dice que el Gobierno regional coincide con esta formación en abrir el debate a la ciudadanía.

Asegura que, «a partir de ahora, cualquier modificación legislativa» la realizarán «con un proceso de participación ciudadana» que «sea efectivo y real», algo que también incluirán «en la legislación de transparencia».

No obstante, Martínez Guijarro explica que no se trata de «un cambio abismal» respecto a los anteriores Gobiernos socialistas, porque cuando «se han hecho las leyes en Castilla-La Mancha, se han hecho con participación», aunque admite que, «probablemente, menos estructurada o menos de cara a la opinión pública que lo que puede ser un proceso de participación regulado a través del portal de transparencia».

«Lo que se hace es sistematizar más todavía la participación ciudadana», apunta Martínez Guijarro, quien insiste en que «ese proceso de elaboración del Estatuto, de la ley Electoral, de la ley del Gobierno, de la ley de Transparencia, tiene que realizarse a través de un proceso participativo de la sociedad en su conjunto».

A este respecto, el vicepresidente de la Junta recuerda que el acuerdo marco firmado con los agentes sociales y económicos incluye, «a propuesta del Gobierno», una parte específica que habla de la reforma institucional y de la participación ciudadana.

(Visited 20 times, 1 visits today)