jueves, 18 de julio de 2024
"Sin ningún género de dudas" 10/10/2016junio 7th, 2017

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha afirmado hoy que acatará «sin ningún género de dudas» la decisión que tome «la mayoría de militantes y el Comité Federal» del PSOE respecto a la investidura de Mariano Rajoy, si bien ha querido dejar «claro» que «no hay ninguna decisión tomada».

García-Page, en declaraciones a los periodistas antes de la inauguración de la Feria de Artesanía de Castilla-La Mancha (Farcama) en Toledo, ha explicado que la decisión sobre si el PSOE se abstendrá «no está tomada» y, según ha dicho, los socialistas «en los últimos días» han «dejado claro» que no quieren dejarse «llevar por ningún tipo de histeria».


«El PSOE ahora mismo ha abandonado la histeria para empezar un debate sereno, tranquilo, del que saldrá lo que decida la gente, los responsables del partido, no somos un partido asambleario, no somos Podemos», ha aseverado el presidente autonómico y también secretario general del PSOE castellanomanchego.

Ha añadido que el PSOE tiene «muy claro que lo primero es España, lo primero es el interés de los españoles porque, además, siempre que a España le ha ido bien, también le ha ido bien al PSOE».

Con ello, ha explicado que lo que han hecho es parar «un proceso de hemorragia interna» y, ahora, están «restableciendo las constantes vitales del partido» para «con serenidad y con tranquilidad» hacer el debate que «se merece el PSOE y también la sociedad española».

«Lo vamos a hacer con serenidad y dejando claro que no hay ninguna decisión tomada, de manera que nadie dé por hecho ningún escenario porque realmente el PSOE es dueño de sus actos, precisamente, eso es lo que hemos recuperado, ser dueños de nuestros actos, todos, los miles y miles de militantes, sus cuadros dirigentes, en definitiva, todos los que tenemos alguna responsabilidad», ha asegurado.

Preguntado por si acudirá a la reunión convocada la próxima semana por el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, previa del Consejo Territorial, que reúne a los barones del partido, García-Page -aunque ha dicho que no se identifica «con el concepto de barón»- ha señalado que irá «a todas las reuniones» a las que le convoquen, «siempre que sea para hablar del interés del partido».

Todo ello, ha continuado, «sabiendo que la voz no la tienen ni un presidente ni unos barones» sino que: «Tenemos derecho a hablar los que hemos ganado las elecciones, los que somos presidentes, los que también somos elegidos en primarias como secretarios generales, pero no somos los únicos».

A su juicio, «lo importante es que hablen los órganos del partido, que para eso están«, y que «en este momento está dirigido por una persona que tiene la cualidad innata de transmitir sensatez y serenidad, como es Javier Fernández».

Con todo, el presidente de Castilla-La Mancha ha invitado al jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, «a venir a Farcama, a Toledo, que es la mejor feria de artesanía de toda Europa».

Ha dicho que «le invitaría» para sepa como en Castilla-La Mancha saben «hacer las cosas», y «ya de paso» para «recibirle como presidente de Castilla-La Mancha«.

«Ya que él no ha querido en más de un año que lleva sin recibirme», ha apostillado.

PAGE HABLA CON GARCÍA MOLINA Y ACUERDAN REUNIRSE «EN LOS PRÓXIMOS DÍAS»

El presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ya ha hablado con el líder regional de Podemos, José García Molina, y han acordado reunirse para hablar sobre la ruptura del pacto por parte de la formación morada «la semana que viene o en los próximos días».

A preguntas de los periodistas antes de inaugurar la Feria de Artesanía de Castilla-La Mancha (Farcama) en Toledo, García-Page ha confirmado que ha llamado a García Molina, tal y como adelantó en el Debate sobre el Estado de la Región, y ha explicado que el encuentro que mantendrán ambos será privado, «sin medios de comunicación«.

«Yo creo que es lo mejor para ellos y para nosotros«, ha considerado el presidente del Ejecutivo autonómico, quien ha asegurado que la relación con Podemos está «razonablemente bien», aunque ha reconocido que «cada uno puede hacer la lectura que quiera».

«En los próximos días, tendré un encuentro con el portavoz de Podemos y tendremos ocasión de discutir todo lo que haya que discutir y de responder a la confianza que los ciudadanos nos han otorgado», ha expuesto.

Así, García-Page ha insistido en que «las cosas van bien en Castilla-La Mancha» y, a su juicio, el Debate sobre el Estado de la Región, «ha dejado muy claro que hay un torrente de cambio en la comunidad autónoma» que quiere «compartir con Podemos» para que este partido «pueda presumir» de los logros.

Ha citado la «función pública, la sanidad, los miles de empleos en educación, el cambio de color en la comunidad».

«Me gustaría compartir el éxito de la gestión, aunque entiendo su situación y la de todos», ha aseverado el jefe del Ejecutivo castellanomanchego, quien ha invitado a Podemos a que «sus debates vayan también en la dirección» de los del Gobierno regional, «pensando en la gente».

A su juicio, «hay gente que en este país ha hecho una carrera contra el bipartidismo, pero tiene un riesgo muy cierto de entrar en el bipartito, de partirse en dos».

En este sentido, ha instado a Podemos a que «eviten intentar partirse en dos para que incluso puedan combatir lo que ellos llamaban el bipartidismo«.

Con todo, ha subrayado que su apuesta es «mantener el consenso con Podemos hasta el final de la legislatura» porque «es lo que salió de las urnas».

«Podemos diferir en algunas cosas más o menos, desde luego nosotros tenemos la voluntad mayoritaria, pero somos optimistas, sinceramente», ha añadido.

(Visited 10 times, 1 visits today)