jueves, 18 de julio de 2024
En Toledo 19/12/2016junio 6th, 2017

Caja Rural Castilla-La Mancha vuelve a dar la bienvenida a la Navidad con el tradicional belén que instala en su sede central de Toledo con la presencia de casi 70 animales, pese a las críticas de las asociaciones animalistas, que los organizadores «respetan» pero no comparten basándose en el «buen cuidado y alimentación» que aseguran que reciben.


PARA VER LA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS, PINCHE EN LA IMAGEN O SOBRE ESTA LÍNEA

Así lo ha destacado durante la inauguración el presidente de la entidad, Javier López, quien se ha referido a este belén, el primero que inaugura como máximo responsable de la entidad, como «una atracción consolidada a nivel institucional y social, muy querida por los toledanos», y «como un atractivo turístico y financiero» para los comercios de la zona, por las visitas que reciben.

A preguntas de los periodistas sobre las firmas recogidas a través de la plataforma change.org en contra de este nacimiento, López ha señalado que, en España, «hay libertad de expresión, lo que es bueno para todos», por lo que «hay que ser tolerantes y respetarnos y esto es una tradición consolidada por los toledanos y especialmente por esos niños que están deseando ver este belén».

En este contexto ha abundado que a través de este nacimiento, que Caja Rural instala ya desde hace 30 años, los niños no sólo contemplan las escenas bíblicas de la Navidad, sino también que los animales siempre han convivido con el hombre y han sido para él un medio de sustento y de acompañamiento.

Dicho esto, el presidente de Caja Rural ha indicado que «respeta» las opiniones en contra de este belén pero no «le preocupan» porque el bienestar animal «está totalmente garantizado», al haber veterinarios, contar con la alimentación adecuada y también con calor, lo que posibilita que los animales estén en un entorno muy parecido al suyo habitual.

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha querido responder a la colaboración que Caja Rural presta al Ayuntamiento en temas culturales y deportivos apoyando un año más su belén, que ha calificado de «típico», al tiempo que se ha preguntado qué toledano no ha traído a sus niños a este belén.

Tolón ha aprovechado el momento para destacar que Toledo se convierte en Navidad en «la ciudad de los Belenes», como lo demuestra que muchos de los turistas que la visitan hacen «una ruta» por los diferentes nacimientos instalados en estas fechas como el de Caja Rural, el de Zocodover, el del Ayuntamiento o el del centro cultural San Marcos que se inaugura también esta tarde.

Tolón ha resaltado que estos belenes, además de ser un «atractivo para muchos padres y muchos niños», son un revulsivo económico para los comercios de la zona y un estímulo «para salir y para disfrutar de la Navidad».

Por último, el obispo auxiliar, Ángel Fernández Collado, que ha bendecido el belén, ha resaltado que éste «es una expresión de la fe cristiana, es la llamada a sentimiento, y se hace con sencillez, humildad, entrega y gozo».

Y, a preguntas de los periodistas, sobre la no alusión de la presencia de animales en el portal de Belén en el texto bíblico, se ha limitado a decir, que el que no aparezca, «no quiere decir que no los hubiera».

Cerca de 70 de animales acompañarán al Nacimiento de Jesús alrededor del edificio de Caja Rural, ocupando una superficie de 1.000 metros cuadrados, en las que se puede ver a dromedarios, corderos, cabras, ovejas, cerditos, pavos, gallinas, faisanes, palomas, tórtolas, perdices, además de una amplia variedad de aves acuáticas como patos o ánades, entre otros.

El año pasado 21 colegios de la región y de Madrid, un total de 1.611 niños, visitaron el Belén de Caja Rural, que congrega anualmente la visita de unas 100.000 personas.

(Visited 31 times, 1 visits today)