viernes, 21 de junio de 2024
elecciones generales 2015 27/11/2015junio 7th, 2017

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha defendido la recuperación del «diálogo permanente» teniendo presente que «de las elecciones del 20 de diciembre sabemos poco pero sí sabemos una cosa, que no va a haber mayorías absolutas».

En declaraciones a los periodistas, junto al rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Miguel Ángel Collado, antes de una conferencia sobre pobreza, Méndez ha señalado que «hay que recuperar un diálogo permanente porque la gobernabilidad asentada sobre un solo partido ya no va a ser posible, afortunadamente».


La gobernabilidad deberá asentarse en pactos de partido y diálogo y en este sentido ha instado a recuperar un diálogo «que ha sido maltratado por el actual Gobierno».

Para UGT, todas las todas las propuestas políticas deben girar sobre dos ejes, conseguir «buenos» empleos y luchar contra la desigualdad y la pobreza.

En este sentido, Méndez ha precisado que «cualquier tipo de debate, incluida la reforma de la Constitución, debería tener estas características».

PRESTACIÓN DE INGRESOS MÍNIMOS

UGT y CCOO quieren alcanzar el compromiso de todos los partidos políticos para que la primera medida parlamentaria que adopten las Cortes cuando se constituyan tras las elecciones generales sea el debate de la iniciativa legislativa popular (ILP) para una prestación de ingresos mínimos de 426 euros.

«Creo que no se debe a la coyuntura política, a que hay elecciones. Creo que hay un convencimiento general y universal en los partidos políticos de que es necesaria una medida de esa naturaleza», ha dicho Méndez.

Con esta ILP los sindicatos pretenden amparar a 2,1 millones de personas, de las que dos terceras partes son mujeres, según Méndez quien ha precisado que España es el país europeo en el que más ha crecido la desigualdad y la pobreza.

El rostro «más dramático» de esa situación, ha señalado, son los tres millones de niños que viven en hogares en pobreza relativa, pero también los desempleados de larga duración mayores de 50 años, ya que el camino hacia la pobreza se inicia cuando se agota el derecho a la prestación, y las mujeres, debido a la brecha de género.

Méndez ha explicado que la ILP que impulsan UGT y CCOO pretende crear un derecho subjetivo a cobrar una prestación de ingresos mínimos de 426 euros -con posibilidad de ampliarlo en función de circunstancias familiares- indefinido en el tiempo hasta que se resuelva la situación.

La diferencia con las prestaciones de ingresos mínimos que ofrecen las comunidades autónomas es que éstas no son un derecho subjetivo, sino que están sujetas a que haya presupuesto; se limitan a seis meses y no están concebidas para personas en exclusión que nunca han trabajado.

(Visited 17 times, 1 visits today)