jueves, 23 de mayo de 2024
A partir de 2015 25/12/2014junio 8th, 2017

Las mujeres embarazadas de Castilla-La Mancha o en período de descanso maternal podrán disfrutar de los servicios de ayuda a domicilio y teleasistencia si tienen un embarazo de riesgo o pertenecen a colectivos vulnerables, medidas de las que se beneficiarán alrededor de 2.000 mujeres.

Estas dos líneas de ayuda están incluidas en el plan de apoyo a la maternidad impulsado por el Gobierno de Castilla-La Mancha, al que ha tenido acceso Efe y que entrará en vigor a partir del jueves 1 de enero de 2015.


Según este documento, tendrán ayuda a domicilio las mujeres embarazadas que cumplan simultáneamente dos requisitos, el primero de ellos, estar diagnosticadas como embarazo de riesgo y que se les haya prescrito reposo.

La segunda condición es que vivan solas, convivan con menores de 14 años o con personas que, por su situación física o psicológica o por pasar días o gran parte de la jornada diaria fuera del domicilio familiar, no puedan proporcionarle la ayuda necesaria para el desenvolvimiento con autonomía en su domicilio y entorno.

También podrán recibir esta ayuda durante las 16 primeras semanas después del parto las madres sin apoyo sociofamiliar en la localidad de su domicilio y que vivan solas o, como en el caso anterior, convivan con menores de 14 años o con personas que no puedan atenderlas.

Este servicio será ampliable en dos semanas más en caso de nacimiento de un bebé con discapacidad y por cada hijo a partir del segundo, en casos de parto múltiple.

Fuentes de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales han detallado a Efe que, en general, la ayuda a domicilio se ofrecerá entre 20 y 40 horas al mes en función de las necesidades detectadas por los trabajadores sociales.

Por su parte, el servicio de teleasistencia se prestará durante las 24 horas del día en dos supuestos: en el caso de mujeres con embarazo de riesgo que vivan solas, con menores de 14 años o con personas que no puedan prestarles ayuda.

Y para familias monoparentales con hijos menores de esta edad que convivan exclusivamente con ellos o con otras personas que no puedan ayudarles de manera inmediata, siempre que cumplan los requisitos de no tener apoyo sociofamiliar en la localidad de su domicilio, estén de baja por enfermedad o convalecientes.

El departamento de Sanidad y Asuntos Sociales explica que estas dos líneas de ayuda aportarán apoyo al desenvolvimiento de la vida cotidiana de las madres en su domicilio y añade que el personal que prestará estas ayudas cumple todos los requisitos de formación y experiencia.

Estos servicios estarán disponibles desde que sea declarada la situación de embarazo de riesgo y hasta el final del periodo de descanso maternal.

La Consejería estima que serán alrededor de 2.000 las mujeres embarazadas que podrán necesitar estos apoyos de las 20.000 gestantes en la región.

El plan de apoyo a la maternidad está dotado con un mínimo de 43 millones de euros, según dio a conocer a principios del mes de diciembre la presidenta de la comunidad autónoma, María Dolores de Cospedal.

En total, se invertirán el próximo año 20 millones de euros, de los que unos 6 millones de euros, más de 30 por ciento de los fondos dedicados al desarrollo del plan en el ejercicio de 2015, serán de ayudas directas a mujeres embarazadas. 

(Visited 27 times, 1 visits today)