sábado, 2 de marzo de 2024
Sanidad 14/10/2016junio 7th, 2017

Las 700.000 personas que presentan alergia en Castilla-La Mancha, de los que 350.000 son alérgicos a pólenes, han pasado la primavera «más intensa» de los últimos 22 años, debido al incremento de pólenes, sobre todo de gramíneas, que han aumentado en un 25 por 100 por las lluvias que se produjeron durante el invierno.

El responsable del área de Alergología del Hospital Virgen del Valle de Toledo, Ángel Moral, ha ofrecido hoy los datos de los niveles de pólenes registrados durante esta pasada primavera por el dispositivo que está instalado en la azotea de este hospital desde hace 22 años y, además, ha presentado la instalación de un nuevo dispositivo capaz de registrar las proteínas alergénicas.


Moral, que ha estado acompañado en la presentación de este informe por el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha señalado que la pasado primavera se han llegado a registrar 50.000 granos de pólenes con diferentes oscilaciones y que, de estos, los que más han afectado a la población en la región han sido los de gramíneas y los del olivo.

De gramíneas se han registrado 9.735 granos de polen, un 25 por 100 más que los niveles más altos alcanzados, una cifra «horrible» para los alérgicos, ya que se han producido acumulaciones de entre «600 y 700 granos en un día».

El experto ha puntualizado que los únicos pólenes que afectan a los alérgicos son aquellos «llevados por el viento», como la gramínea o el olivo, que ha sido otro de principales causantes de la «mala primavera» que han sufrido los alérgicos debido al aumento de los granos producidos durante este año en los meses de mayo y junio.

Todas estas afecciones, provocadas por las proteínas que contiene el polen, van a poder ser captadas con la nueva adquisición que ha realizado el Hospital de la Virgen del Valle, «la joya de la corona», como la ha calificado Moral.

Gracias a este dispositivo, van a poder contar y medir la cantidad de alérgenos que se produzcan durante todo el año, aunque especialmente en primavera, para saber «cuándo puede haber síntomas» en las personas con alergia a estos pólenes.

«Vamos a medir proteínas alergénicas, que son las responsables de los síntomas de los pacientes. Eso lo vamos a poder ver con el nuevo captador de alérgenos, que tiene diversos tubos donde se depositan estos alérgenos y que son estudiados después para comprobar las proteínas que producen los síntomas», ha explicado el responsable del área de Alergología.

Junto a estos dos pólenes, Moral ha resaltado los otros tres que más afectan a la comunidad autónoma: el arizónica, que comenzará a afectar en los próximos días; la salsola, una flora «muy característica en Castilla-La Mancha» que desaparece con la llegada del frío; y el plátano de sombra, que presenta «sus problemas entre marzo y abril».

Todas estas afecciones han «sorprendido» a los alérgicos este año, ha apuntado Moral, que ha precisado que los síntomas han comenzado «a finales de mayo y han durado hasta julio, un mes después de lo habitual».

(Visited 26 times, 1 visits today)