Sociedad

Plantean demandar a la Junta por reunir a niños con discapacidad en un único centro educativo

La Plataforma de Toledo frente a los Recortes en Educación para los Menores Discapacitados está estudiando demandar a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha por el nuevo modelo educativo para niños con necesidades especiales que el Gobierno regional va a poner en marcha de forma piloto en las capitales de provincia y que va a suponer que «de momento algunos» de estos menores sean trasladados a un único centro de la ciudad. Si bien se desconoce qué colegios aglutinarán a estos alumnos, se baraja que en el caso de Toledo sea «Valparaíso» y en Albacete «Antonio Machado».

Tras las tres reuniones mantenidas con los responsables de Educación, la plataforma -que ha remitido una carta a la consejería exponiendo la grave situación- critica la medida y sostiene que significa el «adiós al modelo de inclusión por el que tanto hemos estado luchando». Asegura que «los niños con problemas van a tener que pagar un alto coste social» y es que, tal y como pone de manifiesto, representará un deterioro en la evolución de estos niños y problemas de adaptación.

Begoña Yagüez, portavoz de la plataforma, ha explicado a encastillalamancha.es que el Ejecutivo regional tiene la intención de trasladar a los pueblos este sistema en el curso 2013/14, de tal forma que niños con discapacidad de varios municipios sean reunidos en un único colegio.

Los padres y madres han mostrado su más profundo rechazo. Creen, además, que el ahorro que busca conseguir la consejería reduciendo el número de profesores de apoyo no será importante. Por otro lado, comenta, aquellos que se nieguen a llevar a sus hijos a esos centros a los que se les ha dado el nombre de Centro de Atención Preferente no saben si tendrán en sus escuelas habituales profesores de apoyo, tal y como ocurría hasta ahora, debido a los recortes en educación.

Está previsto que el 3 de septiembre, siete días antes del inicio del curso, la consejería empiece a llamar a los padres que deberán llevar a sus hijos al Centro de Atención Preferente, un tiempo que desde la plataforma consideran a todas luces insuficiente, máxime cuando «muchos de ellos desconocen por completo la medida». «Hemos sido muy pacientes en las reuniones y pensábamos que nos iban a dar una respuesta más positiva», añadía Begoña.

Actualmente la plataforma se compone de 140 padres en Toledo y hay otros 140 en Albacete adheridos a este movimiento. Esperan contar a partir del mes de septiembre con el apoyo de más padres -insisten en que muchos aún no saben nada de este asunto- y a raíz de ahí iniciar los trámites para interponer una demanda que justificarían en la discriminación que el Ejecutivo de Castilla-La Mancha hacia los niños con discapacidad.