fbpx
domingo, 28 de noviembre de 2021
Un agente de la Guardia Civil inspecciona el bombín de una puerta de uno de los coches en los que robaron.
Un agente de la Guardia Civil inspecciona el bombín de una puerta de uno de los coches en los que robaron.
En el interior de vehículos - 03 noviembre 2020 - Toledo

La Guardia Civil ha detenido a tres hombres con edades comprendidas entre los 26 y los 50 años por 32 delitos de hurto o robo con fuerza en las cosas cometidos en el interior de vehículos.

Estos hechos fueron perpetrados en 14 municipios distintos de las provincias de Toledo y Madrid, donde habrían ocasionado un perjuicio a sus víctimas de unos 25.000 euros.


Localidades donde se cometieron los robos

Localidades que son las siguientes:

En la provincia de Toledo: Villaluenga de la Sagra, Illescas, Olías del Rey, Yuncos, Ugena, Torrijos, Cedillo del Condado, Ocaña y la ciudad de Toledo.

Y en la provincia de Madrid: El Álamo, Navalcarnero, Griñón, Colmenar Viejo y Villanueva de la Cañada.

Agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Illescas iniciaron la Operación Valisco, a raíz de distintas denuncias interpuestas por delitos de robo o hurto en el interior de vehículos cometidos en su zona, donde la forma de comisión de estos hechos seguía un patrón muy similar.

Robaban en horario diurno y tras vigilar a sus víctimas

La Guardia Civil comprobó que estos delincuentes perpetraban los delitos en horario diurno, principalmente por las mañanas, en parking y zona de estacionamientos cercanos a centros comerciales y supermercados, o en vías principales donde la actividad comercial fuera mayor.

Los delincuentes vigilaban a sus posibles víctimas y observaban si eran furgonetas de reparto de paquetería o personas que introducían objetos o alimentos en sus vehículos. Seguidamente uno de ellos seguía realizando labores de vigilancia, otro permanecía al volante del vehículo utilizado por ellos y un tercero era quien cometía directamente el delito.

Éste último utilizaba distintos sistemas, o bien fracturaba el bombín de la puerta o reventaba una ventanilla, utilizaba medios técnicos para neutralizar el sistema de cierre o aprovechaba posibles descuidos de los usuarios que lo habían dejado abierto.

Y luego lo vendían en el mercado negro

Seguidamente sustraían todo aquello que pudieran vender en el mercado negro y les supusiera un beneficio económico o para su disfrute personal. La Guardia Civil comprobó que este tipo de hechos se habían cometido en numerosas localidades de las provincias de Toledo y Madrid.

Los investigadores lograron identificar a estos 3 delincuentes, todos ellos con numerosos antecedentes delictivos, residentes en una localidad del sur Madrid y dos de ellos con relación familiar.

Una vez verificados todos los datos, los agentes de esta Área de Investigación de la Guardia Civil de Illescas procedieron a su detención como autores de 32 hechos delictivos de robo con fuerza en las cosas o hurto, cometidos en el interior de vehículos.

Las diligencias instruidas por estos hechos fueron puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia correspondiente de Illescas.

(Visited 37 times, 1 visits today)