lunes, 15 de julio de 2024
Sobre todo en la comarca de Torrijos 11/10/2016junio 7th, 2017

Dos hombres y una mujer de entre 35 y 47 años, que responden a las iniciales S.F.A., J.M.C.J. y C.M.P., han sido detenidos por ser los supuestos autores de 57 delitos de robo y uno de pertenencia a grupo criminal. Eran expertos en robar, siempre de noche, en cementerios de la provincia de Toledo, principalmente en localidades de la comarca de Torrijos, tal y como ha informado la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha.

Algunas de las figuras de bronce que robaron en los cementerios y que estaban en una chatarrería de Madrid.


Fue a mediados de 2016 cuando se pusieron numerosas denuncias ante la Guardia Civil por robos o hurtos cometidos, por lo que los agentes pusieron en marcha la operación Halloween-Humus. Delitos que habían creado gran alarma social entre los vecinos afectados, nada menos que 180.

Los ladrones, vecinos de Gerindote (Toledo), robaban las imágenes religiosas y las cruces de bronce de las sepulturas para más tarde venderlas en una chatarrería de la provincia. La Guardia Civil dio con otra chatarrería en Madrid, donde se recuperaron piezas ya troceadas y con un peso de entre 115 y 129 kilos.

Accedían al interior de los cementerios siempre de noche bien por escalo o rompiendo el cierre de la puerta con algún objeto contundente como una barra de uña, que también empleaban para romper los anclajes de las figuras religiosas de las sepulturas.

Después llevaban lo robado hasta la vivienda de uno de ellos y cortaban las imágenes en varias piezas para de esta forma facilitar su traslado y ocultación.

Además, la Guardia Civil ha instruido diligencias por un presunto delito de receptación a dos personas, A.J.H.G. y A.G.J., como responsables de las chatarrerías tanto de Toledo como de Madrid.

(Visited 70 times, 1 visits today)