fbpx
martes, 27 de septiembre de 2022
Policía Nacional
Imagen de archivo de la Policía Nacional.
Ocurridos en las últimas semanas - 03 octubre 2019 - Guadalajara

En las últimas semanas se han detectado en la ciudad de Guadalajara dos nuevos timos, que si bien son de sobra conocidos por la ciudadanía, en ocasiones algunas personas, en especial mayores, son víctimas de los mismos.

Según informa la Policía Nacional en una nota de prensa, se trata de una modalidad de estafa conocida como el «timo del tocomocho». Esta modalidad delictiva consiste, básicamente, en hacer creer a la presunta víctima que la persona que contacta con ella ha sido agraciada con un importante premio de la lotería nacional o algún otro sorteo, y que por algún motivo, se ve en la imposibilidad de cobrar dicho premio.


Mediante engaños y excusas, los delincuentes consiguen que la víctima junto con otras personas -que en realidad son cómplices de la persona que inicia la estafa- aporte una importante cantidad de dinero con el objetivo de canjearlo por los boletos premiados, para su posterior cobro.

[ze_summary text=»Los agentes ya han identificado a los presuntos autores»]Los agentes ya han identificado a los presuntos autores[/ze_summary] 

Estos delincuentes suelen acompañar hasta las entidades bancarias a las víctimas, incitándoles a que realicen un reintegro de dinero para luego, con algún pretexto y una vez que obtienen el botín, separarse de su víctima y abandonar el lugar. En el momento en que la víctima no vuelve a ver a los estafadores, se percata de que ha sido objeto de una estafa.

De los dos hechos ocurridos en la ciudad en las últimas semanas, ya se ha procedido, por parte de funcionarios de la Policía Nacional encargados de su investigación, a la identificación de los presuntos autores y se están realizando las gestiones pertinentes para su detención.

Al objeto de minimizar o impedir ser víctima de este tipo de estafa, en las que habitualmente son elegidas personas de avanzada edad, la Policía Nacional recomienda no confiar en nadie que ofrezca un gran beneficio por una pequeña aportación de dinero; no entregar dinero ni efectos personales de gran valor a cambio de un posible beneficio; comunicar a la entidad bancaria que pregunten el motivo de la extracción de un reintegro de dinero que suponga una elevada cantidad y no sea habitual; comunicar a la Policía estos hechos en cuanto se tenga la más mínima duda de un posible engaño; e indicar a los agentes cualquier sospecha de reintegro de dinero no habitual, en especial el realizado por personas de avanzada edad, por si las mismas estuvieran siendo víctimas de una estafa.

 

(Visited 14 times, 1 visits today)