fbpx
miércoles, 28 de septiembre de 2022
Los dos detenidos que se hacían pasar, presuntamente, por técnicos de una compañía eléctrica.
Dos hombres detenidos y una mujer investigada - 02 febrero 2018 - Toledo

Dos hombres de 30  33 años, quienes responden a las iniciales J.G.G. y D.P.V., han sido detenidos como presuntos autores de seis delitos de hurto y dos de estafa en distintas poblaciones de la provincia de Toledo, tal y como ha informado la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha. Se hacían pasar por empleados de una compañía eléctrica y accedían a vivienas de personas de avanzada edad de donde robaban joyas, dinero, tarjetas, cartillas bancarias o cualquier objeto de valor que encontraban.

Las localidades donde actuaron fueron las siguientes: Magán, Cobisa, Almonacid, Manzaneque, Mazarambroz, Cabañas de la Sagra y Ocaña.


Fue en diciembre cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento, mediante las correspondientes denuncias, de lo que ocurría, al presentarse varios ciudadanos quienes dijeron que habían sufrido robos en sus casas. Víctimas, en todos los casos, con una medida de edad de 80 años.

Uno entretenía al dueño y el otro robaba como falsos miembros de una compañía eléctrica

Y siempre contaban que eran dos hombres que se hacían pasar por técnicos de una empresa de electricidad y que decían que debían hacer una revisión completa de la instalación. Mientras uno de ellos entretenía al dueño, el otro revisaba las habitaciones para apoderarse de todo lo que tuviera valor. Por lo que rápidamente comenzó la investigación, a la que denominaron operación Chatos.

Los agentes comprobaron que antes de que los dos falsos técnicos llegaran a las casas, las víctimas recibían la visita de una mujer (C.P.G., de 34 años, quien ha sido investigada no detenida), quien se hacía pasar por comercial de una empresa eléctrica y les informaba que en días posteriores irían unos técnicos a revisar la instalación. Así, esta mujer seleccionaba las viviendas y aseguraba la entrada de los delincuentes.

Hasta que comprobaron que con las tarjetas y cartillas robadas en uno de las casas, los delincuentes sacaron 1.100 euros en dos sucursales bancarias en dos localidades diferentes. Lo que llevó a comprobar que los delitos habían sido cometidos por las mismas personas, por lo que se montaron los correspondientes dispositivos para identificarlos y detenerlos.

De este modo detuvieron a los dos hombres cuando circulaban por la carretera CM-4004 a la salida de Alameda de la Sagra. Y comprobaron que llevaban acreditaciones falsas de una empresa eléctrica, contratos en blanco de esta misma compañía y diferente documentación.

La investigación continúa abierta.

(Visited 33 times, 1 visits today)