Tres nuevos enfermos cada día

La "cuerda" que sujeta a Juan Ramón Amores, el hombre que mueve “brazadas” y conciencias contra la ELA

La ELA suma a su lista letal tres pacientes cada día. El director general de Juventud y Deportes, Juan Ramón Amores, la combate y la visibiliza con su ejemplo y participando o promocionando acciones como el reto de natación celebrado en La Roda

Juan Ramón Amores y su lucha contra la ELA

“El año pasado fui totalmente incapaz de hablar”, confesó nada más empezar. Tuvieron que leerle lo escrito. Pero el sábado 7 de octubre, Juan Ramón Amores se declaró “más fuerte que nunca”. Estaba en su pueblo, La Roda, ante más de 400 nadadores llegados de toda España para ayudarle a visibilizar la ELA. Justo cuando se van a cumplir dos años desde que se la diagnosticaran a él. Era la clausura del segundo RETO60K, una iniciativa puesta en marcha por la asociación rodense AdELAnte, creada por sus familiares y amigos cuando al director general de Juventud y Deportes le diagnosticaron Esclerosis Lateral Amiotrófica. Hoy, la asociación ayuda también a otras personas que la sufren.

Una cuerda con muchos nudos para no caer

Apenas llevaba un mes en sus responsabilidades públicas. Pero lejos de rendirse, como contó en una entrevista de encastillalamancha.es, sacó fuerzas de flaqueza y se puso a luchar. “A la ELA le va a costar ganarme este partido”, nos dijo.

Hoy, es el hombre que mueve más “brazadas” y conciencias en Castilla-La Mancha contra la ELA, una enfermedad neurodegenerativa contra la que mantiene una lucha desigual, pero a la que suma voluntades cada día. Y a la que le ha plantado cara fieramente.

No sabemos quiénes van a ser esos tres nuevos enfermos, quiénes serán los siguientes y a quiénes apunta la diana que me apuntó a mí

Cuenta en su tarea con mucha gente que ha ido sumando por el camino, entre ellos los deportistas. Como los nadadores reunidos por AdELAnte el pasado sábado. Más de 400 llegados de toda España y procedentes de más de 40 clubes. A muchos de ellos, como él los definió, “mis niños y mis niñas”, les inculcó la natación cuando ser profesor de Educación Física y entrenador de este deporte ocupaba sus días.

Todos forman parte de “una cuerda muy grande que me ayuda a sujetarme. Cuantos más nudos tiene y más grandes son, más impide que me caiga”, explicó en su intervención final.

Y todos ellos se lanzaron a la piscina para conseguir el reto de nadar 60 kilómetros en un día, con equipos en series de 100 metros. Como hemos informado, en La Roda estaban deportistas olímpicos e internacionales como Xavi Torres, nadador paralímpico con 16 medallas en sus participaciones en los Juegos Paralímpicos; el nadador Marc Sánchez; la triatleta Miriam Casillas y el jugador de rugby Paco Hernández, presentes en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro; el campeón del mundo de Natación Master Jaime Marques; y el triatleta rodense David Castro, entre otros deportistas internacionales. Finalizaron su solidaria competición con un gran aplauso, que arrancó más de una lágrima.

En la clausura, emocionado por el homenaje de los más de 400 nadadores, de buena parte de sus vecinos, además de familiares y amigos, y con el premio de la organización de nadadores solidarios “Una brazada, un céntimo”, por su compromiso y valores”, Juan Ramón Amores dedicó unas improvisadas y muy emotivas palabras que resumen su situación y su lucha.

Hoy, dos años después de la terrible noticia, se ve fuerte. Una “fortaleza que hace que el desarrollo de la enfermedad sea más lento de lo normal, de lo habitual en los pacientes de esta enfermedad. Eso es en parte gracias a todos vosotros y vosotras. Sois el pilar que sostiene con vida este chico que nació aquí, en La Roda, que ha vivido siempre aquí y que os quiere como no se puede querer a nadie”.

Tres nuevos enfermos de ELA cada día… Solo vale investigar

Orgulloso de la respuesta de los suyos y de los nadadores llegados de toda España, el director general de Juventud y Deportes, recordó que la batalla contra la ELA “no es una lucha mía, si no de todos y de todas. Las estadísticas no mienten: tres nuevos enfermos cada día; no sabemos quiénes van a ser esos tres nuevos enfermos, quiénes serán los siguientes y a quiénes apunta la diana que me apuntó a mí”.

En este sentido, como es habitual en cada una de sus intervenciones, reclamó investigación. “La única solución es luchar para que se investigue, esa investigación es lo que va a dar la solución a esta enfermedad y a otras muchas”.

La vida es que estoy cayendo a un pozo y hay una cuerda muy grande que me ayuda a sujetarme. Cuantos más nudos tiene y más grandes son, más impide que me caiga rápido
Juanra Amores en uno de los momentos del Reto
Juanra Amores en uno de los momentos del Reto.

 

Amores agradeció a sus “niños y niñas, a los que llevé de la mano”, estar devolviéndoselo “con creces, ahora son ellos los que me sostienen”. Como si el apoyo y el cariño que recibe fuera, según sus propias palabras, la cuerda que le sujeta activo y frena el calendario de la ELA.

“La vida -dijo en la clausura del Reto- es que estoy cayendo a un pozo y hay una cuerda muy grande que me ayuda a sujetarme. Cuantos más nudos tiene y más grandes son, más impide que me caiga rápido; esa cuerda me mantiene y me sostiene en vida. Vosotros sois esos nudos, junto con mi familia, con mis niños, que son unos nudos importantísimos. Ver hoy aquí a tantos y tantos nadadores con los que he compartido miles de momentos y viajes, sonrisas, lágrimas y todo lo que conlleva el deporte, para mí es de un valor incalculable”.

“Acordaros de vivir”

Para terminar, lanzó la frase de la que ha hecho uno de los lemas de su vida: “Acordaros de vivir, porque nunca sabemos ninguno de los que estamos aquí lo que nos pasará mañana: acordaros de vivir. Muchísimas gracias, infinitamente”.

La lucha continúa.

Juan Ramón Amores con nadadores del RETO60K, en el que participaron más de 400
Juan Ramón Amores con nadadores del RETO60K, en el que participaron más de 400.