domingo, 16 de mayo de 2021
De izquierda a derecha y de arriba a abajo, Sonia Pastor, Mar G. Illán, David Pérez, Blanca Corroto y Fernando Romero.
De izquierda a derecha y de arriba a abajo, Sonia Pastor, Mar G. Illán, David Pérez, Blanca Corroto y Fernando Romero.
Primer foro virtual Actíva(T) en Castilla-La MAncha 17/12/2020enero 20th, 2021

La crisis económica derivada de la sanitaria ha ahondado aún más la “crisis de precios” que lleva arrastrando muchos años el sector agroalimentario, según lamentó la presidenta de Asaja Toledo, Blanca Corroto, quien pidió más apoyo para el sector por parte de todos los gobiernos y se ha mostrado especialmente crítica con Bruselas, hacia donde mira para pedir las mismas exigencias para los productos del exterior de la Unión Europea que las que se impone a los productores europeos.

 

“Estas limitaciones nos van a hacer menos competitivos con respecto a otros países con menores costes de producción porque no están sometidos a la normativa comunitaria. Estamos de acuerdo en que en Europa las exigencias de salud alimentaria sean las máximas para poder seguir cuidando el medio ambiente y seguir ofreciendo productos de calidad a la sociedad a precios asequibles, pero esto se traduce a aumentar los costes y a no poder competir con otros países, que no tienen las mismas exigencias, pero cuyos productos también están en el mercado para ser consumidos por los ciudadanos europeos”, reprochó la dirigente de la organización agraria.

Y es que Corroto fue una de las ponentes que intervino en el primer foro virtual Actíva(T) en Castilla-La Mancha, que organizó encastillalamancha.es con BBVA como partner, en el que también participaron David Pérez, especialista agro de BBVA,  Sonia Pastor, propietaria de la Almazara Aceites Olivares de Altomira y Fernando Romero, director financiero de la Cooperativa Alcamancha, en un debate conducido por la directora de encastillalamancha.es, Mar G. Illán.

El sector “tira del carro” pero se agravaba la “crisis de precios”

Corroto comenzó explicando la situación actual del sector, el cual ha sido uno de los pocos que ha crecido a pesar de crisis, aunque no tanto como lo esperado. Lo que sí ha ocurrido ha sido que la “crisis de precio que llevamos arrastrando desde hace años”, expone, “se ha agravado bastante”.

Piensa que, aunque la “sociedad ha empezado a entender la importancia del sector”, no así “las autoridades nacionales ni las europeas”. Algo que ella ha notado en la reforma de la Política Agraria Común (PAC), puesto que cree que la misma seguirá aumentando las exigencias a los productores europeos y así “no podrán competir con otros países que no tienen las mismas”.

Vea el foro Actíva(T) en Castilla-La Mancha al completo:

 

Hay una incoherencia en la Unión Europea, máxima exigencia con sus productores y manga ancha para las importaciones a cambio de sacar provecho de convenios en otros sectores industriales en detrimento des sector agrario. Con esta política, la agricultura y ganadería se va reduciendo por falta de rentabilidad, lo que crea una mayor dependencia de países terceros, con los riesgo que conlleva y, como la pandemia ha demostrado, depender de fuera para algo tan importante como la alimentación puede llevarnos en el futuro al desabastecimiento de alimentos”, alerta la presidenta de Asaja Toledo.

Los interrogantes de la nueva PAC

Siguiendo con este horizonte que arroja algunas incertidumbres al sector, Corroto asegura que los nuevos ecoesquemas, que van a ser pilar fundamental de la nueva PAC, no hay informes que los avalen, y en general la reforma va a suponer “un cambio radical”, principalmente por dos motivos: “la nueva distribución de la nueva ayuda básica, con la desaparición del sistema de derechos históricos y la irrupción de los ecoesquemas”.

Esos ecoesquemas no se sabe el “impacto” que van a tener, pero Corroto lo ejemplifica diciendo que “un agricultor que está recibiendo 10.000 euros de PAC, o se acoge a los ecoesquemas para cobrar esos 10.000 euros o, de entrada, si no lo hace, va a cobrar un 20 por 100 menos, que es lo que ha propuesto nuestro Ministerio o el 30 por 100 menos que ha propuesto Bruselas. Todo esto, pero con más papeles y exigencias“, puesto que opina que, a pesar de las promesas de reducir el papeleo, “cada vez que nos dicen que va a haber menos papeles nos agarramos de los pelos porque es mentira, tenemos más burocracia de papeles, tenemos que rellenar más, y a hora de la verdad, dan menos ayudas”, lamenta.

Se muestra a favor de tender hacia un “desarrollo sostenible”, pero asegura que el sector necesita “ayuda”, citando los Planes de Desarrollo Rural como una de las soluciones, donde apuesta porque solo se hagan “tres o cuatro líneas” de apoyo, menos que las actuales. “Si vienen 800 o 900 millones, vamos a centrarnos en 3 o 4 cosas, en incorporación de jóvenes, en planes de mejora, porque realmente hacer una almazara sostenible como decía Sonia (Pastor), eso vale mucho dinero”.

La dirigente de la organización agraria agradeció el trabajo en el sector agro que realiza BBVA y alabó la oportunidad que han supuesto los créditos ICO para muchos agricultores a la hora de renovar la maquinaria.

¿Qué pide a 2021? Que la sociedad eche un cable y que mejoren los precios

Blanca Corroto también tiene un mensaje para toda la sociedad de cara a 2021: “Nos gustaría que nos ayudaseis, ayudarnos a que estas navidades se consuman productos castellanomanchegos o productos localizados de nuestros pueblos, que tenemos cooperativas de vinos, aceites, quesos y necesitamos que estas navidades nos ayuden”, reclamó, puesto que no logra entender cómo una cordero lechal se le paga al ganadero a 18 euros la pieza y luego sus chuletillas están a 22 euros el kilo en la gran superficie. “Para el 2021 lo que necesitamos es una puesta en valor de los productos de calidad que estamos produciendo, necesitamos el apoyo de los gobiernos regional, nacional y europeo para que realmente se conciencie la sociedad de que somos los que alimentamos”.

Más sobre este foto Actíva(T) en Castilla-La Mancha

(Visited 17 times, 1 visits today)