"Actíva(T)"

Historia, gastronomía, cultura… "Toledo está activa y se resiste a la pandemia"

La alcaldesa de Toledo llama a la participación responsable, a seguir disfrutando de la maravillosa ciudad que es la capital regional, a no dejar que el miedo nos pare… Y pone en valor los recursos patrimoniales, artísticos, culturales y gastronómicos de la ciudad visitando con encastillalamancha.es uno de sus monumentos más emblemáticos, la sinagoga de Santa María la Blanca; y subiéndonos a quizás la parte más alta de la ciudad, la torre de la iglesia de los jesuitas. ¿Nos acompañas?

Tolón, en la sinagoga de Santa María la Blanca, donde la iluminación es espectacular. Foto - Rebeca Arango

La pandemia no nos puede ganar la partida. No nos va a ganar la partida. Es quizás lo único que todos tenemos claro, aunque llevemos enfrascados en esta lucha sin cuartel, muchas veces desesperante, durante los últimos seis meses.

Con «Actíva(T)», en encastillalamancha.es tratamos de unir fuerzas para mostrar que nuestros encantos, nuestro patrimonio, nuestra gastronomía… siguen ahí. Para ser visitados, disfrutados…

La torre de la iglesia de los jesuitas, desde donde se ve «el conjunto histórico más grande de España»

Como Toledo, la capital regional, donde su alcaldesa, Milagros Tolón, nos explica que, efectivamente, no podemos olvidar que esta imponente e impresionante ciudad «tiene mucha riqueza histórica y patrimonial, y que desde este lugar donde nos encontramos, la torre de la iglesia de los jesuitas, una de las zonas más altas, se ve el conjunto histórico más grande de España. No solo en extensión, también concentración de monumentos, con unos 120 en su casco histórico… Desde los yacimientos prehistóricos hasta el Toledo contemporáneo».

Porque no podemos olvidar que «la historia de España también está concentrada aquí. En su arte, en su patrimonio… Tenemos el circo romano más grande de España, la catedral, el arte gótico, el barroco, el clásico, el renacentista… Y la ciudad de Toledo, sobre todo, tiene vida: hay que verla, hay que disfrutarla y hay que vivirla».

Tolón lo tiene claro: «Toledo está viva, se resiste a la pandemia y quiere seguir viviendo».

Sin olvidar el mundo de la hostelería, «puesto que contamos con una gastronomía espectacular, muy vinculada a La Mancha, a Castilla, a quienes vivieron o viven aquí durante siglos: judíos, árabes y cristianos».

Milagros_Tolon_San_Ildefonso_2
Tolón, en la torre de la iglesia de los jesuitas, en Toledo, desde donde se puede ver una de las vistas más impresionantes de la ciudad.

 

Todo ello con un aderezo espectacular en una ciudad Patrimonio de la Humanidad: «La cultura. Con un referente como el Teatro de Rojas, que durante todo el año cuenta con una extensa programación de obras clásicas o contemporáneas… Junto con las actuaciones culturales por las calles de la ciudad, que son muchas las que hacemos durante el año. Y las que vamos a seguir haciendo, respetando todas las normas sanitarias durante la pandemia».

Santa María la Blanca iluminada, en las entrañas de la judería

Del Toledo en las alturas a las entrañas de la judería, a la sinagoga de Santa María la Blanca, reflejo de la belleza histórica y ornamental de la ciudad… Algo único, sin duda.

«Porque también tiene mucho encanto el Toledo de noche -recalca la alcaldesa-, la iluminación artística de la ciudad. Estamos en una de las sinagogas más impresionantes de la judería española y europea, una de las 10 sinagogas que tenía la calle Reyes Católicos, donde nos encontramos, que traslada la importancia que tuvo la judería en la ciudad. Y que para el turismo internacional es muy importante».

Milagros_Tolon_Santa_Maria_Blanca_1
La sinagoga de Santa María la Blanca, una de las 10 que había en la calle Reyes Católicos.

 

Por eso recuerda que durante los últimos años «hemos insistido en que también se puede lucir Toledo de noche. De ahí que sea tan importante su iluminación artística, como esta de Santa María la Blanca. Y aprovecho para decir que cambiaremos y daremos valor a la iluminación de San Juan de los Reyes».

Considera que también «es un reclamo importante para el turismo familiar, para que disfruten del día, de la comida y de la noche. O el subsuelo, por la gran riqueza que tenemos debajo de lo que pisamos, con los restos arqueológicos más importantes de la España romana y visigoda».