miércoles, 10 de agosto de 2022
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page
Page, en un encuentro con empresarios en Cuenca - 04 noviembre 2020 - Cuenca

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado que no se «descartan» ninguna medida en la región, tampoco los confinamientos, aunque ha afirmado que en la comunidad autónoma no se producirá un endurecimiento de las medidas «salvo que lo indiquen claramente los datos».

Depende de las próximas semanas

Una situación que podría cambiar «en dos o tres semanas» en función de la evolución epidemiológica de la pandemia de Covid-19. Por ello ha pedido que las medidas en España tienen que funcionar «como una orquesta sinfónica» y ha defendido que no quiere «17 maneras de diferentes de afrontar un problema común, que es el virus».


 

«En la primera ola tuvimos que echar mano no de una orquesta sinfónica, de un solista, y el Gobierno tuvo que hacer de solista, y se paró. Se paró al virus. Hoy la estrategia no pasa por un solista, pasa por una orquesta sinfónica, a lo mejor ahora no somos el tambor, somos el violín, pero se necesita tener la misma partitura, y se necesita batuta, si no desafinaremos«, ha metaforizado el presidente de Castilla-La Mancha.

Y es que de este modo se ha pronunciado en un encuentro con empresarios producido en Cuenca, un momento donde ha aprovechado para recordar que «habrá mucho dinero» de Europa, motivo por el que ha pedido «no dejar quietas las cabezas» y sigan generando ideas a pesar de que se siga lidiando con el virus.»Esa imaginación va a tener premio, porque ya sabemos que hay previstos fondos«, haciendo referencia a la inversión europea que se prevé en los próximos años.

«Tengo muy claro que el equipo de la consejería esta esperando que suene el teléfono para que diga que quiere montar o ampliar su empresa», puesto que ahora lo necesario es «empuje, actividad», ha subrayado.

En este sentido, el presidente regional ha reclamado que no se trata de «contraponer salud a economía», aunque ha dicho que «tiene claro» que lo primero es la salud, pero ha defendido no verlos como conceptos antagonistas.

(Visited 28 times, 1 visits today)