jueves, 13 de mayo de 2021
Empieza el reparto de comida de los alumnos con ayuda comedor
Empieza el reparto de comida de los alumnos con ayuda comedor
Pide reunión con Educación - 16 diciembre 2018 - Toledo

CCOO Castilla-La Mancha ha solicitado una reunión “lo más urgente posible” con la consejería de Educación, Cultura y Deportes para abordar la “imprescindible” revisión de la normativa y los modelos de pliegos que regulan el funcionamiento de los concursos para las contratas de comedores escolares.

En un comunicado público, CCOO ha recordado que, salvo unos pocos cocineros y auxiliares de cocina que siguen siendo personal laboral de la Consejería, el resto de personal que elabora alimentos y atiende a los alumnos en los comedores escolares está encuadrado en empresas privadas.

Unas empresas, ha precisado, a las que “se les debe exigir” el cumplimiento de la nueva Ley de Contratos de las Administraciones Públicas y el Acuerdo de Estabilidad en las Contratas de la Junta Autonómica.

Miles de trabajadores, casi todas mujeres

En cuanto a la normativa autonómica sobre los comedores escolares, ha creído imprescindible “adecuar a la realidad” el decreto de 2012 que tras la externalización prácticamente total del servicio “no define ni valora con la claridad y precisión necesarias las tareas que conlleva su prestación, ni atiende a la situación laboral de sus profesionales”.

Para la secretaria general de Servicios de CCOO CLM, Brigi Soánez, “hablamos de miles de personas, casi todas mujeres, cuyas tareas y competencias están mal definidas, cuyos salarios son muy bajos, sus contratos precarios, casi siempre fijos-discontinuos, y con jornadas laborales muy cortas”.

Soánez ha reclamado que cada comedor escolar cuente al menos con dos personas, una para preparar la comida y otra para atender al alumnado en el comedor, y también la revisión y modificación de las ratios de monitores respecto al número de comensales porque “se mantienen desde al menos el 2000 y a día de hoy son excesivas, y ni siquiera se cumplen en muchos casos”.

“Tampoco se tienen en cuenta los alumnos esporádicos que, en función de las necesidades familiares, hacen uso extra del comedor, ni los casos en que el alumnado presenta necesidades especiales, problemas de alergias, de autonomía personal, prescripciones médicas particulares”, ha añadido.

Además, Soánez ha precisado que las actuales necesidades del alumnado de comedores escolares hacen que “las monitoras ejerzan unas labores de atención integral a los alumnos que, en determinados casos, pueden resultar muy delicadas, y sin disponer ni recibir la formación suficiente”.

Ha abundado que en el Decreto de 2012 no se especifica nada sobre personal de cocina y de catering, ni se regula el tiempo necesario para cocinar ni el dedicado a servicio o recepción de pedidos, comprobación de norma sanitaria y plan de calidad, entre otros.

Además, ha defendido que los propios pliegos establezcan con claridad las obligaciones laborales de las contratas y que la Administración asuma “las labores de vigilancia necesarias para que las empresas acaten la normativa vigente y respeten el convenio colectivo estatal de Restauración Colectiva”.

“Los pliegos deben requerir a las empresas que aspiren a gestionar este servicio información escrupulosa sobre el convenio que aplican a sus plantillas y, muy en concreto, de los contratos que formalizan, cuya duración mínima no puede ser inferior a dos horas diarias”, ha subrayado

Soánez ha concluido que “es imprescindible abordar todas estas cuestiones con la Consejería para garantizar que los alumnos que utilizan los comedores escolares reciban un buen servicio, de calidad, y que quienes lo prestan lo hagan en condiciones laborales dignas”.

(Visited 3 times, 1 visits today)