fbpx
domingo, 25 de julio de 2021
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Formación e intervención, las claves con niños y niñas - 17 noviembre 2019 - Toledo

La violencia de género impacta de manera brutal entre los hijos e hijas, aunque no genera una sola tipología de reacciones hasta llegar a los estados más graves, como puede ser el impulso para el suicidio.

Prestar atención a los menores al mismo tiempo que a las madres y desde el primer minuto que se conoce el caso es una obligación de sistema y una de sus tareas pendientes en todas las áreas en las que el problema deja huella, desde la educación hasta la ayuda psicológica o la justicia o la institucional.

El 10 por 100 de los niños, en hogares con violencia de género

Y es que, el 10 por 100 de los niños y niñas españoles vive sometido a la violencia de género, unos 850.000 en el año 2015, según datos del desaparecido Ministerio de Igualdad facilitados por la psicóloga infanto juvenil Beatriz Atenciano.

La cifra resulta escalofriante y pensar en la vida de esos menores y adolescentes, así como en el adulto que serán con esa carga fue una de las conclusiones de la participación de Beatriz Atencia en la IV Jornada Violencia de Género, anatomía de una realidad organizada por la Asociación María de Padilla y celebrada en Toledo el sábado 16 de noviembre.

Formación e intervención, las claves

Bajo el título de «Tras la puerta cerrada: el impacto de la violencia de género en la vida de las hijas e hijos», la psicóloga fue desgranando las cascada de problemas emocionales, psicológicos y psicosomáticos. Es imprescindible la formación en este campo porque para poder ayudar a los menores es necesario conocer qué les pasa y cómo les impacta la situación de violencia que viven en su hogar, el lugar en el que debería sentirse seguros y protegidos.

Formación de todos los profesionales que intervienen en el menor, desde sus profesores a las instituciones que fijan normas y ayudas o fiscales y jueces, encargados de su protección, pasando por docentes, terapeutas de distinta índole o periodistas.

Junto a la toma de conciencia y conocimiento del impacto de la violencia de género en los niños y niñas que la sufren, es necesario pasar a la acción y generar intervenciones en grupos, pero contemplando también la atención individualizada. Sobre ello giró la conferencia «La importancia de la intervención con los niños, niñas y adolescentes expuestos a la violencia de género. Una aproximación psicoterapéutica desde las técnicas con cuentos, juegos y música», a cargo de la psicóloga Sofía Czalbowski, que junoto con Beatriz Atenciano tiene una larga experiencia en este campo y han desarrollado diversas publicaciones sobre ello.

Czalbowski compartió con las inscritas en el curso (apenas había un par de hombres entre el centenar de participantes) un ejemplo de intervención en un grupo reducido de menores cuyas madres eran víctimas de violencia de género.

Impactó en la audiencia conocer que datos como que cuando piden a los niños y niñas poner ejemplos de norma que hay que seguir, había quiénes contestaban con frases como “no ametrallar” o “no tirar a nadie por las escaleras.”

La jornada finalizó con el taller «Tus emociones, las mías», con María Ángeles Osuna, coach odontológico y social.

La jornada, organizada por la Asociación María de Padilla, que lleva más de tres décadas en Toledo luchado contra la violencia machista y por la igualdad real, fue inaugurada por su presidenta, Macarena Alonso,  acompañada por Ana María Gómez Diego, diputada provincial Toledo y delegada de cultura, Educación e Igualdad; y Nuria Cogolludo Menor, delegada provincial de Igualdad y Portavoz de Toledo.

Las conferencias fueron moderadas por la periodista y directora de encastillalamancha.es, Mar G. Illán, en la Residencia Universitaria Santa María de la Cabeza.

[ze_image id=”347641″ caption=”OLYMPUS DIGITAL CAMERA” type=”break_limited” src=”http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2019/11/P1014401.jpg” urlVideo=”” typeVideo=”” ]

 

 

(Visited 23 times, 1 visits today)