fbpx
jueves, 8 de diciembre de 2022
Ecce Homo, de la Semana Santa de Cuenca
Ecce Homo, de la Semana Santa de Cuenca.
Cuenca, volcada con sus procesiones - 01 abril 2018 - Cuenca

Un año más, la esplendorosa Semana Santa de Cuenca, declarada de Interés Turístico Internacional, tomó las calles de la ciudad entre el fervor popular.

[ze_gallery_info id=»235254″ ]

La Semana Santa conquense de 2018 estuvo marcada por dos hechos: la procesión de «Las Turbas«, la más popular, fue más corta por la lluvia y, tras más de medio siglo de ausencia, regresó la «procesión del Duelo«, que desfiló en Sábado Santo, así que Cuenca ya tiene procesiones en todos los días de la Semana Santa, desde el Domingo de Ramos al Domingo de Resurreción.

Sin incidentes

Exceptuando la mayor brevedad de la procesión de «Las Turbas», el resto de cortejos procesionales tuvieron lugar sin incidentes y según lo previsto: la devoción popular arrancó el Domingo de Ramos con la procesión del Hosanna; el Lunes santo fue para la procesión penitencial del Santísimo Cristo de la Vera Cruz; el Martes Santo desfiló la procesión del Perdón; el Miércoles Santo, la del Silencio.

Ya el Jueves Santo, le tocó el turno a la procesión de Paz y Caridad antes de que el Viernes Santo se acortara la procesión Camino del Calvario; también el Viernes Santo desfilaron las procesiones en el Calvario y del Santo Entierro.

Para el Sábado Santo, la gozosa novedad: la recuperación de la procesión del Duelo; y para acabar, el Domingo de Resurección y la procesión del Encuentro.

[ze_summary text=»La procesión de Las Turbas, reconducida por la calle de El Peso por la lluvia»]La procesión de Las Turbas, reconducida por la calle de El Peso por la lluvia[/ze_summary]La procesión de «Las Turbas» arrancó a las 5:30 horas desde la Iglesia del Salvador hasta que a las tres horas las hermandades acortaron su recorrido por la lluvia, reconduciendo el desfile por la calle de El Peso, el el casco; no se subiría a la Plaza Mayor.

Las imágenes, con plásticos

Y las imágenes y enseres fueron protegidas por plásticos. Por tanto, no se pudo escuchar el tradicional miserere frente a la iglesia de San Felipe Neri, pero sí tembló el suelo con los clarines en el monumento a las Turbas.

«Las Turbas» procesionaron por primera vez tras la concordia lograda entre la Junta de Cofradías de la Semana Santa y el Obispado de Cuenca.

Otra de las novedades de la procesión fue que la Verónica estrenó un nuevo paño con el rostro de Jesús, pintado con su propia sangre por el artista Emilio Morales.

[ze_summary text=»Y Cuenca volvió a tener procesiones todos los días de la Semana Santa «]Y Cuenca volvió a tener procesiones todos los días de la Semana Santa [/ze_summary]Además, Cuenca recuperó la «procesión del Duelo», por primera vez tras más de medio siglo un cortejo procesional en Sábado Santo, la de la Hermandad «Nuestra Señora de los Dolores y las Santas Marías».

Esta Hermandad, integrada en la Junta de Cofradías de la Semana Santa, cuenta con más de medio millar de hermanos. Fue en 2009 cuando un grupo de jóvenes impulsó esta procesión para cubrir el hueco que quedaba en Sábado Santo, o sea que la ciudad ya tiene procesiones desde el Domingo de Ramos al Domingo de Resurección.

La Semana Santa conquense acabó el Domingo de Resurección con la procesión del Encuentro.

(Visited 128 times, 1 visits today)