fbpx
viernes, 21 de junio de 2024
Presentación estudio pistacho
Presentación estudio sobre el cultivo del pistacho: Foto: Agróptimum
Ubicada en Villanueva de la Jara - 05 junio 2024 - Cuenca

Agróptimum, joven grupo empresarial agroalimentario y biotecnológico ubicado en Villanueva de la Jara (Cuenca), ha presentado esta semana en Madrid el estudio “Presente y futuro del cultivo del pistacho y de su procesado. Una perspectiva empresarial”, el primero a nivel global sobre este cultivo.

El trabajo, realizado por Juan Vilar, Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales, profesor permanente de la Universidad de Jaén y especialista internacional en agricultura, describe la situación actual del pistacho en todo el mundo y sus magnitudes más relevantes, entre las que destaca el aumento del 3.000% de la superficie cosechada desde 2013, principalmente en tierras yermas o de baja rentabilidad de Castilla-La Mancha y Andalucía.


Entre 2010 y 2023

El análisis se centra en la evolución en el periodo comprendido entre 2010 y 2023, así como en la tendencia futura a nivel mundial –con una previsión de aumento del consumo hasta superar la cifra récord de 976.000 toneladas– y con foco en España.

El estudio concluye que el pistacho emerge como un cultivo altamente rentable y sostenible, respaldado por la innovación tecnológica y una demanda creciente.

España se encuentra en una posición estratégica para liderar la producción de pistachos en Europa, gracias a sus condiciones climáticas favorables, la mayor profesionalización del sector con la llegada de nuevos operadores que apuestan por el uso de tecnologías e innovación que elevan la calidad del producto final, y la proximidad a importantes mercados de exportación como la Unión Europea.

Un cultivo con alta rentabilidad económica

La alta demanda global del pistacho por el cambio en los patrones alimenticios y la escasez de oferta genera un pronóstico alcista del precio de este fruto seco, garantizando un panorama favorable para productores y comerciantes a largo plazo.

La tendencia creciente en producción y consumo dice que en aproximadamente una década la producción no será capaz de abastecer al mercado, lo que, previsiblemente, provocaría una subida paulatina en los precios de origen, dando lugar a una mayor rentabilidad del cultivo.

A pesar de que los costos iniciales del cultivo del pistacho son más elevados que los de otros leñosos, como el almendro y el olivo, y los árboles requieren un período de tiempo para alcanzar la plena producción, el aumento en la demanda y los precios favorables del mercado pueden convertir al pistacho en una opción más rentable a largo plazo que los cultivos anuales.

En comparación con el cultivo de almendra, el del pistacho logra mayor rentabilidad y de una manera más sostenible. Aunque su producción tiende a ser ligeramente menor en regadío, el precio del producto final supera ampliamente a los de la almendra más valorada.

Además, ciertas variedades de pistacho, como la Sirora, pueden alcanzar niveles de producción cercanos a los del almendro, con la ventaja de que su poda es más simple y económica, requieren menos tratamientos fitosanitarios y gastan la mitad de agua y fertilizantes que otros frutales en regadío.

Se espera que para 2040, la superficie cultivada de pistachos a nivel mundial alcance casi 1,8 millones de hectáreas, con una producción global de más de 1,6 millones de toneladas. Esta tendencia asegura un mercado robusto y en expansión.

Un cultivo resistente al cambio climático

El pistachero es un árbol longevo, con una esperanza de vida que puede superar los 100 años, por lo que genera beneficios durante décadas. Además, cuenta con un sofisticado mecanismo para tolerar el estrés hídrico: su sistema radicular es capaz de alcanzar capas muy profundas para extraer agua, es más eficiente absorbiéndola que el olivo y el almendro, y tiene la capacidad de modular su crecimiento según la disponibilidad de agua.

(Visited 49 times, 1 visits today)