fbpx
domingo, 14 de julio de 2024
La consejera de Desarrollo Sostenible, Mercedes Gómez
La consejera de Desarrollo Sostenible, Mercedes Gómez, comparecen en rueda de prensa
"Plan de Prevención y Gestión de Residuos" - 10 julio 2024 - Toledo

El consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado este miércoles un nuevo «Plan de Prevención y Gestión de Residuos de Castilla-La Mancha 2030«, donde se va a destinar más de 26 millones de euros para la mejora de maquinaria e instalaciones y la concienciación de la ciudadanía, entre otros asuntos.

Así lo ha avanzado la concejala de Desarrollo Sostenible, Mercedes Gómez, en una rueda de prensa en la que ha detallado que el escrito ha sido elaborado junto a entidades locales, consorcios de residuos, empresas gestoras de residuos, asociaciones y diferentes federaciones de la región.


Además, en el plan de Castilla-La Mancha se incorporan todos los cambios normativos en materia medioambiental requeridos tanto a nivel europeo como nacional «que nos convierte en una de las comunidades pioneras en el cumplimientos de requisitos y nos llevar a alcanzar objetivos cada vez más exigentes».

Gómez ha detallado que el Plan de Prevención y Gestión de Residuos de Castilla-La Mancha 2030 se dividirá en diferentes actuaciones encaminadas a la modernización de la gestión de los recursos de la región.

Por un lado, se destinarán más de 21 millones de euros “destinados a la construcción de nuevas instalaciones y mejoras de las existentes, o a la adquisición de nuevos equipos y maquinaria”. Por otro lado, se invertirán 1,3 millones de euros a la concienciación y la educación de la ciudadanía en la prevención y gestión de los residuos en campañas de formación, comunicación, y sensibilización, «puesto que se trata de un aspecto que consideramos fundamental”, ha resaltado Gómez.

Además, ha señalado que el Plan incluye tanto una serie de trabajos técnicos previos necesarios, como un posterior gestión y seguimiento, a los que se va a destinar cerca de medio millón de euros.

Catorce principios rectores

Entrando en el análisis detallado del nuevo Plan, la consejera ha señalado que basa sus objetivos y actuaciones de prevención y gestión en 14 principios rectores.

Entre otros, destaca el de ‘desarrollo sostenible’, principio rector que promueve la reducción del consumo de materiales y de energía; el de ‘economía circular’, vinculado al anterior que persigue la sustitución de materias primas y/o energía primaria no renovable por materias secundarias y combustibles alternativos derivados de residuos. O el de ‘cambio climático’, que busca frenar la curva de calentamiento y estabilizarla en 1,5ºC antes de 2030 en el ámbito de los residuos, puesto que una correcta gestión de estos supone la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero -GEI- que generan su mala gestión.

También adquieren importancia en el Plan otros principios rectores como el de ‘maximización de la valorización’, que promueve lograr un rendimiento económico con una correcta gestión del residuo. El de ‘minimización de vertido’, que aboga por impulsar un tratamiento previo. O el principio de “autosuficiencia y proximidad”, un principio básico de la gestión de residuos a la hora de la eliminación de residuos domésticos mezclados, entre otros.

Once objetivos estratégicos

Asimismo, y en consonancia con los principios rectores, Gómez ha explicado que el Plan identifica once objetivos estratégicos que se desarrollan a través de las distintas actuaciones previstas en el mismo. Entre estos objetivos, el de servir de marco estratégico de mejora contribuyendo a la protección del medio ambiente y salud de las personas, el de herramienta para fomentar la economía circular potenciando la reutilización y el reciclado.

Otros objetivos destacados son el de conseguir mejorar la gestión de los residuos mediante la planificación y potenciando las recogidas separadas; el de la promoción de la prevención para reducir su generación; o el de mejorar el aprovechamiento de los recursos para minimizar la eliminación en vertedero.

39 actuaciones para mejorar los diferentes flujos de residuos en Castilla-La Mancha

Por último, Gómez ha indicado que el plan también incluye 39 actuaciones encaminadas a mejorar la prevención y la gestión de los diferentes flujos de residuos en Castilla-La Mancha, diferenciando entre residuos municipales y no municipales, dedicando un subprograma específico a la eliminación de residuos.

Respecto a la gestión de residuos municipales establece la creación de la Comisión de Coordinación de Entidades Locales, apoyo en la implantación de las recogidas separadas de nuevas fracciones y mejora de la red de puntos limpios, de la valorización de biorresiduos, así como de la recuperación de materiales valorizables.

Asimismo, para la gestión de residuos no municipales, impulsa la implantación de diversas medidas para mejorar la recogida separada y aumentar las ratios de valorización de los diferentes flujos de residuos; y, para la eliminación de residuos, propone el impulso de los combustibles sólidos recuperados (CSR) a partir de los rechazos de las plantas de tratamiento de residuos, junto a la búsqueda de alternativas tecnológicas que reduzcan la eliminación en vertedero y mejora de la inspección en vertederos.

Por último, ha hecho una referencia de lo que sucede con los residuos en Castilla-La Mancha a los “que este Plan quiere dar solución; por ejemplo, hemos constatado que de media generamos 2.7 millones de toneladas de residuos, de las cuales, un 40% son municipales y un 60% vienen otras procedencias. Es importante identificar la composición porque es una de las claves de cómo actuar posteriormente, circunstancia que recoge la nueva normativa, ha dicho.

En definitiva, estamos ante un Plan “del que se va a beneficiar la totalidad de la sociedad castellanomanchega puesto que la gestión de los residuos es uno de los servicios públicos básicos a los que todo ciudadano tiene derecho”, ha concluido la consejera.

500.000 euros más para el Centro Regional del Folklore

Por otro lado, en el Consejo de Gobierno se ha aprobado la autorización de la modificación, de 500.000 euros, de la obra del Centro Regional del Folklore y Cultura Tradicional, para acelerar los últimos trabajos de este proyecto, que forma parte del ‘Plan Ciudad Real 2025’.

Así lo ha explicado la portavoz del Gobierno, Esther Padilla, en la rueda de prensa en la que ha detallado que el centro podrá abrir sus puertas a lo largo del próximo año, ya que las obras tendrán una duración aproximada de diez meses.

La obra parte de una inversión inicial de 2,2 millones de euros que, con esta modificación, será finalmente de casi 2,7 millones.

Padilla ha destacado que la finalidad del Centro Regional del Folclore será “aglutinar la riqueza que en Castilla-La Mancha tenemos con esta tradición tan nuestra, preservar su origen y mostrarlo a generaciones futuras y a visitantes, con el objetivo de fomentar el turismo”.

Castilla-La Mancha cuenta con 72 grupos de folklore que engloban a más de 1.400 personas, “si bien este centro beneficiará también a la ciudadanía en general por dar a conocer la cultura tradicional”, ha apuntado la consejera Portavoz.

40 sillones bucodentales de los centros de Atención Primaria

El Consejo de Gobierno también ha aprobado la inversión de 2,2 millones de euros para renovar 40 sillones bucodentales ubicados en centros de salud y para dotar a todas a las unidades de Salud Bucodental de nuevas autoclaves (equipos de esterilización) e incubadores biológicos.

“Con esta renovación pretendemos abordar la obsolescencia tecnológica de los sillones odontológicos que cuentan con mayor antigüedad, para los que ya no existe posibilidad de disponer de piezas de repuesto”, ha concretado Padilla.

De este modo, la consejera ha detallado que los nuevos sillones odontológicos que se van a instalar “disponen de tecnología de probada eficacia y un concepto de funcionamiento sencillo, acolchado suave y ergonómico, capaces de suportar un peso máximo del paciente de hasta 180 kilogramos”. Además, ha revelado, incorporan “importantes mejoras a nivel ergonómico para los profesionales de las unidades de Salud Bucodental”.

El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha cuenta actualmente con 134 gabinetes odontológicos en Atención Primaria en las que trabajan 84 facultativos especialistas en Odontoestomatología y 80 higienistas dentales, además de dos unidades de Medicina y Cirugía Oral y seis Unidades de Salud Bucodental Especiales.

“En los cinco primeros meses de este año han realizado más de 153.000 tratamientos”, tal y como ha remarcado la consejera Portavoz.

(Visited 53 times, 1 visits today)