jueves, 13 de mayo de 2021
Consecuencias del coronavirus - 18 abril 2020 - Castilla-La Mancha

Lo asegura en una entrevista con Efe el presidente de la Interprofesional del ovino y el caprino de carne (Interovic), Raúl Muñiz, tras un mes de estado de alarma que a los ganaderos e industriales les ha cortado de raíz la posibilidad de vender tres de cada cuatro corderos o cabritos.

“Siendo optimista”, Muñiz calcula en 160 millones de euros las pérdidas por los 2,5 millones de lechales, corderos y cabritos que no se comercializarán durante el estado de alarma, que estima irá desde marzo a mayo inclusive.

El arranque de ese estado fue tan negativo que este sector, uno de los más perjudicados por la COVID-19, llegó incluso a suspender las cotizaciones en algunas lonjas agropecuarias, por lo que dejaron de indicar precios de referencia para la compra-venta ante la incertidumbre generada.

Cierre en la hostelería y descenso de las exportaciones

La nula actividad de los restaurantes es lo que más les ha afectado, porque ahí va a parar la mitad de toda su producción.

No obstante, el “freno” de las exportaciones, especialmente a otros países de la Unión Europea (UE), también les ha perjudicado, así como un menor consumo en el hogar, porque el cliente “tiene menos tiempo y posibilidades de hacer la compra: no puede ir a buscar un lechal o un cabrito”.

“Todo esto, sumado a que se trata de un producto estacional, ha provocado que en torno al 75 % de la producción se esté congelando, se quede entre las explotaciones y los cebaderos” o se esté donando a colectivos necesitados durante la pandemia, apunta Muñiz.

Por eso, prevé que haya “muchas” explotaciones que no superen la situación, principalmente las que no estén bajo el paraguas de una cooperativa o que no trabajan con grupos industriales “potentes” que tienen sus ventas diversificadas en la exportación, la distribución o la venta directa.

El sector quiere que se les apoye para intentar paliar los efectos de la crisis y pide ayudas, más allá de los 10 millones de euros que el Gobierno tiene previsto aportarles: “Queremos reconocer la rápida respuesta” del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, pero “son necesarios más fondos”.

En la lista de prioridades de Interovic está aplicar el IVA súper-reducido para estas carnes -y hacerlas así “más competitivas”- e impulsar la exportación, especialmente con la apertura del mercado chino y de varios países árabes.

El ovino y el caprino de carne generan anualmente un valor cercano a los 1.260 millones de euros (el 6,5 % de la producción final ganadera cárnica) y cuenta actualmente con 150.000 explotaciones activas.

(Visited 7 times, 1 visits today)