fbpx
jueves, 8 de diciembre de 2022
Adrián Vega
Adrián Vega. Foto: @GuadalajaraAyto (Twitter).
En un campeonato en Canadá - 11 agosto 2022 - Guadalajara

El alcarreño Adrián Vega, de 32 años, ha sido proclamado quinto mejor mago del mundo en el Campeonato Mundial de Magia ( FISM 2022), celebrado en Quebec (Canadá). Este joven mago participaba por primera vez en esta competición y afirma a Efe que “la experiencia no ha podido ser mejor”.

Anteriormente, se dieron diversas circunstancias que le habían hecho imposible participar al estar de gira con espectáculos. «No obstante, esto de las competiciones es un poco peculiar, no son unas olimpiadas. Es valorar arte, algo más complicado. Es algo subjetivo y hay que relativizar estos campeonatos, pero son un escaparate porque éramos 200 competidores que fuimos valorados por 2.000 magos de todo el mundo”, explica Vega.


De la Magia Borrás a la Escuela de Ana Tamariz

A lo largo de este campeonato se ven los espectáculos, las competencias y conferencias que allí se proyectan y, «si consigues ilusionar a esos magos, es un escaparate para que te contraten en más sitios”, indica este mago que, pese a su juventud, tiene una larga y completa trayectoria que le ha llevado a este reconocimiento.

En 2013, en Guadalajara, ganó el premio nacional de magia durante su participación en el Campeonato de España de Magia que le dio el aval para poder participar en el mundial.

Vega empezó con 12 ha estudiar en la Escuela de Ana Tamariz, hija de Juan Tamariz, «tras picarme la curiosidad con 8 o 9 años con la típica Magia Borrás”, señala, y su pasión por la magia le hizo participar con solo 24 años en el elenco de artistas de “The Supernaturalists”, superproducción del afamado ilusionista Criss Angel que iniciaba su tour mundial en junio de 2015.

“Fueron seis meses de ensayos y el cambio fue como pasar de Regional a Primera División. Se estrenó en Las Vegas donde estuvimos un mes y luego de gira por todo Estados Unidos con una producción de más de 35 personas trabajando para el show, tres tráileres y éramos siete magos y un clown”, explica Vega, que trabajó en este espectáculo a lo largo de tres años.

La magia de Adrián Vega en Asia

Vega está especializado en lo que se denomina magia de cerca, algo en lo que, según apunta este ilusionista, “somos referencia en España” y que fue lo que le llamó la atención a Criss Angel para incorporarlo a su función.

“Aunque en Las Vegas trabajaba con grandes ilusiones, mi pasión sigue siendo la magia de cerca, que es más íntima, a la que más horas de estudio y creación dedico”, afirma.

Posteriormente estuvo otro año viviendo y trabajando en diferentes eventos en Las Vegas para dar el salto a Asia.

“Comencé a hacer televisión en China como unos seis o siete meses en los que ya iba y venía porque volví a trasladar aquí mi residencia hasta que llegó la pandemia y se paró todo, pero han sido unos años sin parar”, dice.

Señala que en el país asiático, con un público de más de mil millones de personas, hay mucha oferta y dinero para producciones en las que valoran y les atrae especialmente lo latino y europeo. “El estilo y personalidad occidental y latinos les gusta mucho y cuando nos ven actuar les suele gustar mucho”, señala.

Durante la pandemia, Vega no paró y se dedicó “a la parte creativa, ya que yo también trabajé y trabajo como asesor y consultor creativo y eso quiere decir crear magia para otros magos y trabajar en la parte oculta”.

«Una pasión» 

Este año ha empezado a trabajar en Europa, pero sigue residiendo en la capital alcarreña, al menos hasta mediados de 2023, afirma, ya que su reciente paternidad le ha llevado a una etapa más estable, con menos viajes, pero en la que no le falta trabajo.

“Llevo dando conferencias varios años porque gracias a toda esta parte creativa, personal, hace que los magos valoren eso”, afirma este mago que ha trabajado como consultor creativo para Criss Angel, Netflix o Discovery.

“Esto de crear magia es una labor diaria de horas y al final las escuelas van hasta un punto, muy importantes al inicio, pero luego tú tienes que seguir mejorando y creando día a día», explica.

«A mí no me cuesta porque es una pasión. La magia como cualquier arte llega donde llega la creatividad del mago, más en un mundo donde cambia tanto, y ahora ya no vale con el truco de la chistera, sino que hay nuevas tecnologías que también están presentes en ella”, concluye.

(Visited 162 times, 1 visits today)