fbpx
jueves, 5 de agosto de 2021
Jesús Barriopedro, el albañil de Mondéjar que fue ejecutado por el ejército franquista.
Jesús Barriopedro, el albañil de Mondéjar que fue ejecutado por el ejército franquista.
Las tropas franquistas lo mataron en 1940 a los 23 años - 15 marzo 2021

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha entregado, en el cementerio de Cabanillas del Campo (Guadalajara) los restos identificados de Jesús Barriopedro, ejecutado por el ejército franquista en 1940, a su hermana María, de 95 años.

El cuerpo de Jesús Barriopedro se encontraba en la fosa número 3 del cementerio de Guadalajara, exhumada por la ARMH el pasado mes de octubre, tal y como ha indicado este lunes esta asociación en un comunicado.


Identificado con el ADN de su hermana

Junto a su cuerpo apareció una pequeña placa de plástico con sus iniciales, con la que en aquella época se identificaban los abrigos, pero ha sido una prueba del ADN, cruzado con una muestra de su hermana, la que ha confirmado científicamente que se tratan de sus restos.

Nacido el 14 de enero de 1917 en Mondéjar (Guadalajara) y residente en Loranca de Tajuña (Guadalajara), donde trabajaba como albañil, Barriopedro era soltero y militante del PCE y Comisario Delegado de Guerra durante la contienda.

 

Detuvieron a su madre para que se entregara

Al finalizar la guerra, militares del ejército golpista y derechistas del pueblo de Loranca de Tajuña fueron a buscarle a su casa donde registraron e interrogaron a sus padres y hermanos.

Ante su ausencia, ya que Barriopedro había huido a Francia al finalizar la guerra, detuvieron a su madre como presión para que regresase y al enterarse de esta detención, Jesús se entregó a los militares e ingresó en la cárcel de Pastrana.

Más tarde fue trasladado a la prisión Militar de Guadalajara donde el 22 de septiembre de 1939, mediante el juicio sumarísimo 819/39, fue condenado a muerte por un delito de “adhesión a la rebelión con la concurrencia de las circunstancias agravantes de perversidad social, daños causados al estado y particulares y mayor trascendencia de los hechos ejecutados”.

Con solo 23 años

Jesús Barriopedro fue ejecutado el 24 de febrero de 1940, cuando tenía 23 años, y su cuerpo fue a parar a una fosa común en el cementerio de Guadalajara.

La familia ha recibido los restos identificados junto a una pequeña caja en la que se encontraban los objetos que aparecieron junto al cuerpo de Jesús: tres botones, una placa de plástico que identificaba su abrigo con sus iniciales y restos un cinturón con hebilla.

María, que ha salido de su vivienda por primera vez desde que hace un año comenzó el confinamiento para recibir los restos mortales de su hermano y poder enterrarlos en Cabanillas del Campo junto a otro de sus hermanos, se ha mostrado muy emocionada y ha añadido que ahora solo falta que puedan aparecer los restos mortales de su padre, que también fue asesinado y cuyo cuerpo no ha podido ser recuperado.

(Visited 53 times, 1 visits today)