fbpx
domingo, 27 de noviembre de 2022
Cierre del Festival Cibra 2021 - 01 febrero 2022 - Toledo

Julia Navarro entusiasmó con sus reflexiones y vivencias compartidas con los lectores que en la tarde del 31 de enero llenaron la Biblioteca de Castilla-La Mancha en la presentación de la novela De ninguna parte. Este evento literario supone el broche del Festival del Cine y la Palabra (Cibra) celebrado en noviembre, que es cuando estaba previsto el acto, que hubo de ser aplazado. Fue un reto presentar a una periodista y escritora alabara por todos. Os comparto la experiencia en esta crónica.

Entre Oriente y Occidente

En torno a Abir, un adolescente que pierde a sus padres y a su pequeña hermana en un atentado en Líbano propiciado por el Ejército Israelí; y Jacob, miembro “a la fuerza” de ese equipo militar, se teje De ninguna parte. El resultado es una novela intrigante, impactante, ilustrativa y necesaria que trata el desencuentro permanente y creciente entre Oriente y Occidente, cuya máxima expresión es la violencia llevada al extremo de los atentados yihadistas. Dos mundos que se dan la espalda, algo que  preocupa a la escritora y que cree que se puede combatir fomentando la tolerancia a través del conocimiento de los demás y el respeto a las diferentes culturas.


“Con esta novela he pretendido, como con otras, viajar a los confines de la condición humana (…) No es una novela de judíos y palestinos, es una novela de Oriente y Occidente. Me preocupa esa ruptura”, afirmó, al tiempo que explicó que “es un libro que nació en las páginas de los periódicos”.

Las fronteras del alma humana

Julia Navarro, que ejerció el periodismo durante 40 años y viaja permanente por el mundo, conoce las claves de los dos universos, Oriente y Occidente, y la idiosincracia de los actores de la geopolítica del siglo XXI: políticos, diplomáticos, periodistas, militares, espías, empresarios… A través de la participación de todos ellos la novela nos lleva a plantearnos continuamente que la línea entre buenos y malos es difusa, sobre todo si a vida te coloca en el peor sitio posible en el momento más inoportuno: «No es lo mismo nacer en Toledo que en el cuerno de África.

Jacob y Abir son los protagonistas, pero la novela se extiende humana y emocionalmente mucho más allá. La guerra por las fronteras y los recursos naturales engendra generaciones de gente de ninguna parte, sin identidad, desarraigada, que ha perdido las raíces, normalmente arrancadas de forma violenta, y que se ve obligada a transitar por la vida sin brújula emocional y sin certezas a las que agarrarse.

Fotos: Julia Navarro presenta en Toledo su novela «De ninguna parte»

Un enjambre de personales, un catálogo de emociones

La novela tiene dos partes diferenciadas en cuanto a ritmo. La primera abarca la aparición de cada personaje importante, es más reflexiva y profunda, para mostrarnos quiénes son, de dónde vienen  y por qué van hacia donde van… Porque detrás de cada persona o cada acción siempre hay una historia que merece la pena conocer para comprender los hechos. La autora lo sabe y se emplea a fondo en ello.

La segunda parte, literariamente hablando, se centra en la acción, logra atraparte con la intriga, tiene ritmo trepidante y está narrada con la fuerza de los escritores que logran que te sumerjas en los hechos como si estuvieras allí. Sin duda, es la prueba fehaciente del gran conocimiento que la novelista tiene de las relaciones internacionales, sus alianzas y los atajos de la política. Traza perfectos retratos psicológicos, sociológicos, geopolíticos, y emocionales de los personajes, todos ellos muy potentes; de hecho, casi podría hacerse una secuela con cada uno de esos nombres propios, una opción que la autora descartó al ser preguntada.

De ninguna parte es un viaje que te engancha a través de un enjambre de personas que despliegan un catálogo de emociones y pasiones vivas a lo largo de toda la novela. Con ellos sentiremos amor, odio, fe, fanatismo, intereses económicos y territoriales, ambición pura y dura, intransigencia, manipulación, dolor, compasión, misericordia… En definitiva, De ninguna parte es también una aventura por el comportamiento de los seres humanos llevados al límite de la resistencia de su corazón, de su cabeza y de su cuerpo.

Las mujeres y lo periodistas

Me parece muy reseñable de esta novela el detenimiento en el papel de las mujeres para los islamistas radicales. Ellas son insignificantes, ni siquiera deciden sobre su propia vida o muerte, no opinan, no están y no se las espera, salvo como cocineras, limpiadoras o suicidas forzadas. Más valientes o menos, ellas tratan de poner humanidad y compasión en medio de la  intolerancia y la intransigencia violentas.

También se entretiene Julia Navarro en describir en el papel de los periodistas y su espíritu y razón de ser, que es contar la noticia, sin otro código ni ambición que informar de todo y cuanto antes, incluso cuando implica probar el límite de las fuerzas físicas o mentales. Como periodista, la autora sabe que en cualquier guerra, la primera víctima es la verdad.

Carmen Mola, cita con Cibra

La presentación de De ninguna parte dejó un excelente sabor de boca en Toledo y fue un excelente cierre para el Festival Cibra 2021. Los promotores, encabezados por el director, Gabriel Castaño, han dado a conocer su alianza con la Biblioteca de Castilla-La Mancha y la Librería Taiga para programar diferentes actividades literarias en 2022. Las próximas citas son el 8 de febrero con Paloma Sánchez-Guernica, finalista del Premio Plante; y el 4 de marzo con el fenómeno literario Carmen Mola, ganador del certamen.

(Visited 275 times, 1 visits today)