sábado, 8 de mayo de 2021
El pastor alemán busca una familia a la que querer tanto como a la anterior.
El pastor alemán busca una familia a la que querer tanto como a la anterior.
Ahora busca un nuevo hogar - 25 febrero 2020

El perro no solo es el mejor amigo del hombre. Los canes son algo más que un amigo, es parte de la familia en muchos casos, porque el amor entre perros y humanos es bidireccional, no solo las personas siente la pérdida de su mascota, en estos animales también queda un vacío enorme cuando se marcha su dueño. ¿No me creen? Pues hay una historia en la localidad toledana de Illescas que seguro que no les deja indiferentes.

Un hombre iba todos los días con su perro al cementerio de Illescas a visitar la tumba de su esposa. El señor ataba al pastor alemán en la puerta cuando iba a acceder al camposanto y, tras la visita, regresaban de nuevo a casa juntos, hasta que un día algo cambió.

La protectora de animales Dog Horse City recibió una llamada de la Policía Local alertando de que un perro estaba ladrando a todo el que pasaba por el cementerio municipal. Acudieron al lugar y los trabajadores del cementerio les contaron la triste historia: el dueño había sido enterrado tres días antes y el perro regresaba cada día desde entonces con la esperanza de que su familia regresase con él y pudiesen, de nuevo, regresar a casa juntos.

Buscan un nuevo hogar para el perro

Ahora este perro, que tiene entre dos años y medio y tres, busca un nuevo hogar. Contactamos con Ángel Félez, de la protectora Dog Horse City, para saber si algunos días después y, tras compartirse centenares de veces la publicación de la historia en Facebook, había aparecido la familia de este matrimonio o si este pastor alemán de pura raza había encontrado un hogar, pero por desgracia todavía no es así, aunque sí que está mejor cuidado y con mejor salud que cuando lo sacaron de la calle.

“No hemos podido localizar a los familiares, debe ser que no tienen familia. El señor iba con el perrito todos los días a visitar a la mujer, pero de repente dejó de ir, los chicos del cementerio nos contaron que lo habían enterrado y el perro volvía al cementerio todos los días como hacía con el señor”, relata Félez. “Cuando murió el señor, el perro se escaparía de la casa donde estuviese y realizaba lo mismo que hacía todos los días: visitar el cementerio”, añade.

[ze_image id=”367519″ caption=”Así es como está ahora el perro después de algunos días en la protectora Dog Horse City.” type=”break_limited” src=”https://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2020/02/perro_illescas_3.jpg” urlVideo=”” typeVideo=”” ]

 

Para ayudar al pastor alemán (todavía no le han puesto nombre) a encontrar un nuevo hogar, se pueden poner en contacto con la protectora a través del teléfono 618 408 769.

“La calle no le debió tratar bien”

Los días hasta que la protectora se hizo cargo del pastor alemán no tuvieron que ser muy buenos para el can, dado que no estaba en muy buen estado de salud. “Los días desde que el señor murió no tuvieron que se muy gratos para él, tenía una infección, una herida y estaba bastante delgado, la calle no le tuvo que tratar muy bien”, lamenta.

“Ahora ya ha cambiado su suerte”, dice, ya que se encuentra recuperado y busca hogar, esperemos que pueda encontrar otra familia que le quiera, al menos, tanto como lo hizo la anterior.

Una vecina del municipio, Silvia Campa, se implicó personalmente e hizo todo lo posible por tratar de localizar a la familia, aunque las gestiones finalmente han sido estériles. Preguntó por la localidad y por el numeroso grupo de Facebook de la localidad que administra, sin resultado. Muchas personas se interesaron y trataron de ayudar, pero al final se encontraban con la barrera de la protección de datos que les impidió conocer la identidad del hombre fallecido y así poder dar con la familia.

https://www.facebook.com/Doghorsecity/videos/474571280113976/

(Visited 15 times, 1 visits today)