miércoles, 12 de mayo de 2021
Jornada "Soy Mujer" organizada por encastillalamancha.es en la UCLM. mujer
Jornada "Soy Mujer" Foto - Rebeca Arango
"No esperéis a que alguien os haga las cosas, hacedlas vosotras" - 03 mayo 2018
82212413728243

Aunque en los últimos tiempos la reivindicación feminista va cogiendo forma y está en el debate de la opinión pública, esto puede hacer pensar que se está avanzando mucho en este campo. Pero nada más lejos de la realidad si escuchamos los testimonios de quien realmente ha estudiado a la mujer en los distintos ámbitos de la sociedad.

Si no que se lo pregunten a Consuelo Alonso, catedrática de Derecho Administrativo de la UCLM, una de las pocas catedráticas en esta temática. Ella ha estudiado la situación de la mujer en la universidad, la fuente de conocimiento, y la situación es bastante precaria en cuanto a la llegada de la mujer a los puestos de relevancia y mando de la universidad, así como hasta alcanzar la Cátedra.

La curva que saca a la mujer de la universidad

[ze_gallery_info id=”241372″ ]

Tal y como ha expuesto Alonso, autora de un estudio sobre la mujer en la universidad, hay una curva que hace que la mujer con el paso de los años cada vez esté menos representada en el ámbito universitario. Esto se produce a pesar de que las mujeres son mayoría cuando son estudiantes, tiene mejores expedientes y más sellos de investigación.

Pese a estos datos “pocas llegan al puesto de catedráticas, solo un 20 por 100” en toda España, ha indicado Alonso. Es más, “el número de directoras de departamento es escaso y el de rectoras solo llegan al 3 por 100″, ha puntualizado la catedrática.

[ze_summary text=”La situación en la universidad no ha cambiado un ápice desde el 98”]

La situación en la universidad no ha cambiado un ápice desde el 98[/ze_summary]

El acto seguido a estos datos es preguntase, ¿por qué sucede esto? Alonso ha hecho referencia a un estudio de la Unesco que buscaba explicación a este fenómeno y es que principalmente estos puestos están “presididos por las reglas de los hombres”. Para ejemplificarlo, ese estudio indica que puede haber una falta de motivación de la mujer para acceder a esos ámbitos de dirección, precisamente por esas reglas de los hombres. “Si tiene una reunión a las 7 pues no te gusta” o “tienes que ser tan agresivo como los hombres para alcanzar un puesto” y eso “no interesa”, ha expresado Alonso.

Esta situación nos deja una curva demoledora, la cual hace que desde los 32 a los 37 años la curva de presencia de la mujer en la universidad desciende y pasa de ser mayor número a los hombre en edades tempraneras a ser inferior tras ese periodo de tiempo. “Los hombres siguen escalando”, ha afirmado la catedrática en Derecho Administrativo.

[ze_image id=”241186″ caption=”Consuelo Alonso, catedrática en Derecho Administrativo” type=”break_limited” src=”http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2018/05/Jornada_Soy_Mujer_18_831.jpg” urlVideo=”” typeVideo=”” ]

Pese a estos datos, Alonso no se resigna a que la situación siga así, “es importante que la participación de las mujeres en la selección de puestos docentes, investigadores y también en dirección”, ya que su visión puede aportar cuestiones que se pasan por alto solo desde los ojos de los hombres.

Además, ha dado un dato demoledor, la situación en las universidades españolas no ha mejorado en los últimos años. Lo primeros informes estratificados por género que maneja, que datan del 98, la catedrática ha asegurado que “la situación no ha cambiado un ápice”.

La “invisibilidad” del trabajo de la mujer en el campo

Otra de las ponentes de la jornada ha sido la presidente de Asaja Toledo, Blanca Corroto, una de las tres mujeres de España que dirige una organización agraria. En su sector de la agricultura y el entorno rural, las mujeres siempre se han encargado del cuidado doméstico, “la mujer rural es la encargada de atender a los dependientes tanto niños como mayores”, he explicado, pero ha ido mucho más allá, este trabajo no ha sido reconocido.

El papel principal de las mujeres en el campo ha sido “en las recolecciones”, pero este esfuerzo, como se dice coloquialmente, no ha sido ni agradecido ni pagado. “Este trabajo no ha sido retribuido directamente, entraba dentro de los ingresos de la explotación familiar”, ha indicado Corroto, pero sin embargo, este empleo no consta oficialmente por lo que no se perciben ni prestaciones por desempleo o por jubilación.

“En el caso de la mujer se acepta su trabajo fuera de casa siempre que no abandone su rol dentro de la casa”, ha denunciado Corroto hablando de los estereotipos en el mundo rural. “Tienen su trabajo fuera casa y cuando vuelve tienen el de casa, porque aunque el marido también esté trabajando fuera de casa, los señores llegan cansados y las mujeres no tienen derecho a cansarse”, ha ironizado Corroto.

[ze_image id=”241187″ caption=”Nuria Mendoza y Blanca Corroto” type=”break_limited” src=”http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2018/05/Jornada_Soy_Mujer_18_832.jpg” urlVideo=”” typeVideo=”” ]

Además, las mujeres se encargan en el campo de otros trabajos, como el burocrático, ellas en muchos casos llevan los papeles de las explotaciones, por este motivo la presidenta de Asaja de Toledo ha sido contundente: “La mujer trabaja pero su trabajo es invisible total. No es valorado y a veces no se considera como trabajo, ni en la sociedad ni tampoco entre las mujeres”.

La cara positiva es que cada vez se incorporan más mujeres al campo y se ha pasado del 16 por 100 de jóvenes agricultoras incorporadas 2014 al 25 por 100 de 2017.

“No esperéis a que alguien os haga las cosas, hacedlas vosotras”

Ana López-Casero, directora general de la Fundación Luzón, una ONG que trabaja para la visibilización y la investigación de la ELA, ha querido transmitir a los asistentes a la mesa redonda sus experiencias desde el liderazgo, y es que López-Casero lleva varios años ocupando puestos directivos y hoy ha mandado un mensaje claro: “No esperéis a que alguien os haga las cosas, hacedlas vosotras”.

Para ello da algunos consejos, como que las mujeres formen “redes poderosas, no estéis solas, relacionaros con personas que os aporten porque os haréis mucho más fuertes”, ha expresado.

[ze_image id=”241185″ caption=”Ana López-Casero.” type=”break_limited” src=”http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2018/05/Jornada_Soy_Mujer_18_821.jpg” urlVideo=”” typeVideo=”” ]

También ha lanzado algunos de sus lemas para atreverse a todo. “Lo consiguieron porque no sabían que era imposible”: esa es la forma de romper los techos de cristal.

Por último, ha insistido en la necesidad del aprovechar el talento femenino crear una sociedad más inteligente, así como en la necesidad de “crear referentes femeninos” para que puedan ser el espejo en el que se miren las siguientes generaciones.

Los recortes en sanidad agudizan la brecha de género

En la mesa redonda también ha intervenido Idoia Ugarte, profesora de la EU de Enfermería y Fisioterapia de Toledo y vicepresidenta de Médicos del Mundo en Castilla-La Mancha. Ella ha expuesto la importancia de la salud en las mujeres y cómo el género puede ser determinante para tener una peor salud.

“A partir de los 15 años las mujeres presentan peor salud percibida que los hombres, la calidad de vida es peor aunque la esperanza de vida es más alta que la de los hombres”, ha explicado.

[ze_image id=”241184″ caption=”Idoia Ugarte” type=”break_limited” src=”http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2018/05/Jornada_Soy_Mujer_18_807.jpg” urlVideo=”” typeVideo=”” ]

Además, ha alertado de que los recortes también agrandan la brecha de género, “hay un impacto negativo de los recortes sanitarios en la salud de las mujeres”. En este sentido, el “impacto” de los recortes es importante en la violencia machista, “en atención primaria es donde se detectan el 70 por 100 de los casos de violencia de genero”, ha subrayado Ugarte, y ha añadido que esto se agrava con el “recorte del presupuesto del Ministerio en la prevención de la violencia machista”.

Por último, ha afirmado que hay un “sesgo en la atención sanitaria”. “Se hace un abordaje no diferenciado en la atención a la salud de las mujeres cuando tenemos situaciones diferentes a los hombres por fisiología y somos excluidas en ciertos ensayos clínicos”, ha subrayado. Como ejemplo de estos distintos tratamientos en la sanidad ha dicho que para calmar el dolor, a los hombres se les da analgésicos, mientras que a las mujeres se les da “tranquilizantes” porque se piensa que son problemas de nerviosismo.

Los estereotipos de las deportistas con discapacidad

Nuria Mendoza, profesora titular de la UCLM en Educación, Física y Deportiva, ha puesto de relieve las dificultades y los estereotipos que sufren las mujeres para practicar deporte en general y en particular las tienen una discapacidad. “En el mundo de la discapacidad cuando alguien quiere hacer deporte es complicado, hay muchos estereotipos”, ha afirmado Mendoza.

Para eliminar los estereotipos, ha apelado a que todos eliminemos los estigmas para que esto siga ocurriendo, así como por apostar por planes desde todas las administraciones y organizaciones donde se priorice a las deportistas femeninas. “Hay que crear modelos de prácticas deportivas orientadas a las mujeres”, ha instado Mendoza.

La jornada “Soy Mujer” ha sido organizada por encastillalamancha.es y ha contado con el patrocinio de la Junta de Castilla-La Mancha, la Diputación de Toledo y el Instituto de la Mujer de CLM, además de con la colaboración de la UCLM y Valoriza.

(Visited 9 times, 1 visits today)