fbpx
domingo, 25 de julio de 2021
Árbol caído en Toledo.
Se llegaron a hacer rescates en vehículos - 19 septiembre 2020

Las fuertes lluvias y tormentas registradas durante la jornada del viernes en Castilla-La Mancha han dejado imágenes de calles inundadas y de árboles caídos en varios puntos de la región.

En Toledo capital los efectivos de emergencias de la ciudad tuvieron que realizar 36 salidas, la mayoría por árboles y ramas caídos en el barrio del Polígono, en calles como Valdemarías, Jarama, Torbiscal o Guadarrama. No hubo que lamentar daños personales.

En Cuenca capital la mala climatología provocó más de una veintena de incidencias en las que intervinieron los servicios municipales de Bomberos, Protección Civil, Policía Local y Agentes de Movilidad. Una tormenta que dejó 14,4 litros, siendo el total de agua caída en las últimas 24 horas de 32 litros.

Según informa el Ayuntamiento conquense, entre ellas cabe señalar tres rescates en vehículos en las calles Río Mariana (dos en esta vía) y Joaquín Turina, achique de agua en ascensores en dos edificios de la calle Río Tórtola, farolas de alumbrado público desprendidas en Plaza Mayor y calle Plasencia, conato de incendio en Hermanos Becerril y riesgo eléctrico en calle Tintes.

Asímismo, la fuerte lluvia caída originó grandes acumulaciones de agua derivando en cortes de vías y diversos atascos que obligaron a intervenir a Policía Local y Agentes de Movilidad y a Bomberos para el achique de agua. Entre las zonas afectadas cabe señalar las calles Juan Martino, Radio Nacional de España, Avenida de la Música Española, Fray Luis de León, Río Tórtola, San Pedro, Larga, Paseo de San Antonio, Joaquín Turina, Río Mariana, avenida Juan Carlos I, Orégano, Tarancón, carretera de Valencia o polígono Sepes.

Y en Talavera…

Por otro lado, en Talavera los efectivos de emergencias procedieron a la retirada de algún árbol o rama caída, como en la calle Segurilla, al achique de agua en sótanos y garajes y al trabajo en diversos desagües. Indica el Ayuntamiento de la ciudad que el dispositivo previsto para afrontar el temporal minimizó los efectos de estas intensas lluvias y contribuyó a la pronta recuperación de la normalidad en las calles.

“Además de los trabajos que los distintos servicios han venido realizando en los días previos, con la limpieza y supervisión de alcantarillas, rejillas e imbornales, en la tarde del viernes los operarios han trabajado con intensidad en desaguar aquellas zonas que, de forma habitual, se anegan, como son la Avenida de Toledo, Avenidas de Castilla-La Mancha y Ronda del Cañillo o las calles Panaderos y Alfareros”, añade el Consistorio.

(Visited 35 times, 1 visits today)