viernes, 14 de mayo de 2021
Luis Pablo Gómez Vidales, en una imagen junto a la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón.
Luis Pablo Gómez Vidales, en una imagen junto a la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón.
Tenía 71 años - 13 mayo 2020 - Toledo

El pintor, escultor y gestor cultural Luis Pablo Gómez Vidales, uno de los fundadores junto a otros artistas del colectivo y la galería Tolmo, ha fallecido esta madrugada en Toledo a consecuencia del coronavirus y de un cáncer que finalmente no ha podido superar, tal y como ha confirmado en sus redes sociales la alcaldesa de la capital regional, Milagros Tolón.

Gómez Vidales, uno de los adalides de la cultura toledana, nació en Ocaña hace 71 años aunque desde muy joven se trasladó a Toledo, donde pasó el resto de su vida.

“Se nos va un gran dinamizador de la vida artística de Toledo, un gran artista y un buen amigo”, ha escrito Tolón en su cuenta de Twitter. “Le rendiremos homenaje con la instalación en la Cornisa de la última escultura que donó a la ciudad”.

Con 21 años, en 1969, comenzó a ver reconocida su capacidad artística con premios en diferentes certámenes, compaginando el arte con trabajos profesionales en la empresa “Dragados y Construcciones”. También se diplomó en Magisterio y, hace pocos años, se licenció de Antropología Social y Cultural en la Universidad de Castilla-La Mancha.

Luis Pablo Gómez Vidales, una vida dedicado a la cultura

Junto a Francisco Rojas, Beato y Raimundo de Pablos, fundó en 1971 el Grupo Tolmo. Desde su mítica galería en la calle de Santa Isabel, este colectivo situó a la ciudad de Toledo en el emergente panorama artístico contemporáneo nacional, compartiendo experiencias con Canogar, Lucio Muñoz, Pablo Serrano, José Guerrero, Feito, Venancio Blanco, Semper, Zobel, Gerardo Rueda o Chillida, entre otros.

Impulsó el reconocimiento de figuras históricas como Victorio Macho, Ruiz de Luna y Alberto Sánchez y participó activamente en la instalación en Toledo de la escultura “Lugar de encuentros V” de Eduardo Chillida, ubicada en la plaza de Alfonso VI. Esta obra pretendía ser la primera de un Museo de Escultura al Aire Libre en la ciudad de Toledo, proyecto que no llegó a desarrollarse.

En 1987, como profesor de dibujo lineal, formó parte del primer grupo de monitores que pusieron en marcha la Escuela-Taller de Restauración de Toledo. Dos años después, en 1989, fue nombrado director artístico y cultural del Ayuntamiento de Toledo, iniciando así una labor municipal que se mantuvo durante veinticuatro años, hasta su jubilación en 2013.

Con el paso de los años fundó, junto a otros artistas, el Círculo de Arte de Toledo.

Ganador de diferentes premios, su obra permanecerá siempre en el recuerdo.

La faceta artística de Luis Pablo fue muy amplía, siempre moviéndose en las vanguardias y en el arte moderno y contemporáneo. Participó en innumerables exposiciones individuales y colectivas de nivel nacional e internacional, más de un centenar, y las principales instituciones de la región cuentan en sus fondos con obras de Gómez Vidales, además de estar presente en colecciones privadas de España, Japón, Alemania y Estados Unidos.

En 2018 el Museo de Santa Cruz acogió una gran retrospectiva titulada “Luis Pablo. Arte entre dos siglos 1970-2018”. Esta muestra fue una excelente oportunidad para profundizar en su evolución artística, que ha transitado por la abstracción, el neocubismo, expresionismo o la figuración, entroncando cada una de ellas, siempre, con sus preocupaciones personales y sociales del momento.

Es autor de “Movimiento de ida y vuelta”, escultura situada en la rotonda de las calles Bullaque y Alberche, en el barrio del Polígono; y del monumento a Santa Teresa de Jesús, en la plaza de las Carmelitas Descalzas del Casco Histórico, obra erigida en 1985 tras ganar un concurso público convocado por el Ayuntamiento de Toledo. En 2018 donó una de sus obras al centro de mayores “Ángel Rosa”, en Santa Bárbara.

Entre los reconocimientos y galardones que recibió a lo largo de su dilatada carrera destaca el Premio de la Real Fundación Toledo (1989), junto a sus compañeros del Grupo Tolmo, por “su esfuerzo para incorporar el arte contemporáneo al acervo cultural toledano”.

“Adiós, Luis Pablo”, por Claudia Alonso

A continuación, publicamos íntegra una carta de despedida a Luis Pablo de Claudia Alonso, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Toledo:

“Me he levantado esta mañana con un mensaje en el móvil: “Ha fallecido Luis Pablo”. No hacía tanto no nos veíamos, pero ya la última vez el Luis Pablo alegre y vitalista no era el mismo. Otro bicho que también nos ataca mientras sobrevivimos a la Covid te ha llevado por delante.

Y de repente, se ha hecho el vacío. El de no poder ir a ver a tu mujer y a tus hijos a despedirnos, el de no poder compartir los recuerdos entre todos los que contigo compartimos un espacio de nuestras vidas. Un vacío que hace más duro el luto.

Cuando salgamos de nuestras casas habremos perdido a muchos, habremos perdido a buena parte de los mejores. Tengo la sensación que de un tiempo a esta parte se nos está yendo demasiada gente necesaria para Toledo. Se fue Palomero, ahora se va Luis Pablo. Va empezando a quedarse la ciudad vacía de esos que la veían como un diamante en bruto, de esos que pensaban que hay algo que a los toledanos nos une mucho, como el tomillo se agarra a la piedra: la necesidad de mostrar al mundo la grandeza de la cultura de nuestra ciudad.

Yo te voy a recordar en la Plaza del Rojas en el primer concierto de jazz, o en los conciertos del Tránsito una noche de verano. Te voy a recordar con las ganas de apostar por las exposiciones de San Marcos, por las que apoyabas y defendías, cuando nadie lo hacía.

Y por tu capacidad de meterte en líos de los buenos. Por eso te emperraste en que una iglesia abandonada dejara de tener mesas y sillas con alumnos de Derecho, para convertirlo en un espacio de cultura. Y eso que todavía se pueden oír algunos de los gritos del Palacio Arzobispal.

Te recuerdo con nosotros, cuando éramos críos, cuando éramos libres. Por algún lado andarán las fotos en un concierto en medio de la Plaza del Ayuntamiento, porque creías que sólo ayudando a los más jóvenes podías asegurar que lo que creías tendría continuidad. Por eso decidiste reciclarte y seguir apostando por los que vendrán.

Llegaste al Ayuntamiento y lo fuiste cambiando todo. Con voz tranquila y serena, convenciste a muchos de que cultura y Toledo tenían que ser conceptos que fueran unidos. Y lo conseguiste. Ahora hace falta continuar con tu labor.

Eres Tolmo, eres Círculo, pero sobre todo eres Toledo. Ese Toledo que me encanta, el de gente que da igual de dónde viene, qué tienen o qué votan, pero son capaces de sentarse para ver lo importante de lo común, lo importante de las relaciones personales por encima de todo.

Esta ciudad que te ha perdido, hoy con sus calles vacías que hacen todo más duro, te echará siempre de menos.

Un beso enorme a Estrella, a Sara y a mi querido Isaki”.

(Visited 18 times, 1 visits today)