jueves, 29 de febrero de 2024
Documental de castellano-manchegos 23/05/2012junio 13th, 2017

Severo Eubel de la Paz fue un guerrillero atípico. Un pacifista cuya lucha se basó en acciones de propaganda y un idealista que tenía en Jesucristo, don Quijote, Lenin y Ghandi a sus referencias humanas. ¿Qué les parece?

Todo un personaje a tener en cuenta, una de aquellas personas cuya vida salió a la luz a raíz de la cruenta Guerra Civil que se vivió en España allá por el año 1936. Más bien por lo que sucedió después, puesto que hubo una oposición armada al régimen de Franco a la que se conoció como maquis. Y a quienes no les gusta hablar en estos términos utilizan la palabra revolucionarios.


Sea como fuere, Adolfo Lucas Reguilón García, el auténtico nombre de Severo, no era un rebelde al uso. Porque no enfundaba arma alguna y siempre tenía a mano una pequeña imprenta portátil. No utilizaba la violencia, sino la imaginación.

Aunque fueran tiempos de armas tomar. Nunca mejor dicho. De ahí la singularidad de Severo. Llegó incluso a pactar con la Guardia Civil para no «molestarse» mutualmente e incluso llegó a juzgar a miembros de la Falange a los que dejaba en libertad a cambio de una simple multa.

Bien, pues se pueden hacer entonces ustedes una idea de que todo eso que les hemos contado fue solo una parte de por qué la historia de Severo «enganchó» al talaverano Benito Díaz, profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha y experto, tras muchos años de estudio, en las guerrillas tanto de la provincia de Toledo como de Ávila; y al periodista César Fernández, natural de Castillo de Bayuela (Toledo) y quien se embarcó en la apasionante aventura de contar la historia de este revolucionario o maqui en un documental, al que tituló «La guerra de Severo», que se estrenó hace unos años en España y que, miren por donde, llegará en apenas unos días a La Haya, en los Países Bajos.

Como lo leen.

Será presentado por otra de las partes importantes de toda esta historia, Juan Manuel Cañero, editor del documental, y la cita es el martes 29 de mayo a las seis de la tarde, en la sala de prensa del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY).

LLEGÓ A PROCLAMAR LA REPÚBLICA… ¡EN UN PUEBLO DE MADRID EN 1946!

Severo fue atípico, como decíamos, por muy diversas circunstancias que le tocó vivir y que protagonizó en primera persona. Como cuando llegó a proclamar la República en Alameda del Valle (Madrid) en 1946, una vez que el régimen de Franco era algo más que una realidad.

Para evitar la violencia y la injusticia creó grupos en los que había monárquicos, católicos, comunistas y anarquistas. En su cabeza solo había un culpable de la situación generada en España: el caudillo. Además de aquellos líderes de la Falange que hubieran cometido crímenes.

Como afirma el propio Benito Díaz, «es la historia de una epopeya personal, la de un maestro de escuela innovador, un idealista que participó en la Guerra Civil pero que nunca renunció a su lucha por los más desfavorecidos, que vivió durante años en la clandestinidad bajo identidades falsas y que pasó gran parte de su vida en la cárcel».

UN DOCUMENTAL Y SEIS AÑOS DE DURO TRABAJO

En el documental de César Fernández de lo que se trataba era dar voz a quienes fueron testigos de la historia de Severo. Y para ello emplearon seis años. Más de 40 horas de entrevistas a los más de 30 protagonistas. Archivos militares, imágenes de donde sucedieron los acontecimientos y documentos inéditos completaron esta brillante historia.

Material heterogéneo, como lo definen sus autores. Un documental que entienden que es un testimonio irrepetible de la historia de España, ya que la mayoría de los participantes en las entrevistas han fallecido.

La Haya será testigo de esa historia.

Y es que el espíritu de Severo Eubel de la Paz sigue vivo.

Muy vivo…

(Visited 190 times, 1 visits today)