fbpx
jueves, 8 de diciembre de 2022
Cementerio municipal de Toledo.
Cementerio municipal de Toledo. Foto: Europa Press.
Memoria Histórica - 09 febrero 2022 - Toledo

En el Cementerio Municipal de Toledo todavía hay 783 víctimas del Franquismo sin identificar. Son parte de los 1783 represaliados por el régimen entre 1936 a 1947 que fueron enterrados en el cementerio de la capital.

Así se desprende de la investigación realizada por la Asociación Manuel Azaña en colaboración con el Ayuntamiento de Toledo, cuyos detalles de la primera fase ha dado a conocer hoy el concejal de Participación Ciudadana, Juanjo Pérez del Pino.


Ignacio Cabello, miembro de la Asociación Manuel Azaña, el concejal de Participación Ciudadana, Juanjo Pérez del Pino, el presidente de la asociación, Isabelo Herreros.

Ignacio Cabello, miembro de la Asociación Manuel Azaña, el concejal de Participación Ciudadana, Juanjo Pérez del Pino, el presidente de la asociación, Isabelo Herreros.

Así se está investigando

Ambas instituciones firmaron un convenio para llevar a cabo este estudio, en el que se han cruzado los datos de los libros de Defunciones del Registro Civil, con los Libros de Defunciones del camposanto de la capital.

Un proyecto que se ha llevado a cabo tras la petición del Consistorio toledano de una subvención a la Secretario de Estado de Memoria Democrática a través de la Federación Española de Municipios y Provincias (Femp), para facilitar a los familiares de los represaliados por el franquismo un servicio de ayuda para localizar y ubicar a sus parientes cercanos.

El responsable municipal ha estado acompañado en esta comparecencia por el presidente de la Asociación Manuel Azaña, Isabelo Herreros, y otro de sus miembros, Ignacio Cabello.

Mapa de fosas y un Excel a disposición de los ciudadanos 

En la segunda fase, según ha explicado del Pino, tiene diferentes objetivos como poner a disposición de los ciudadanos el documento Excel con todos los nombres de las víctimas del franquismo en Toledo, generado en la primera parte de la investigación o elaborar un mapa de las fosas de las víctimas por tramos o patios del Cementerio municipal.

Con ella también se pretende completar el estudio cuantitativo inicial con la aportación de datos personales de las víctimas enterradas, además de recoger fotos, documentos, objetos y relatos orales de los familiares de los mismas para «configurar lo más posible el perfil humano y personal de cada una de ellas».

Por último, se plantea editar una publicación que contenga todos los datos de la investigación para “aquellas personas que puedan estar interesadas, bien en lo personal, investigadores o en el aspecto histórico”. Juan José Pérez del Pino ha destacado el “excelente empeño” de la Asociación Manuel Azaña que ha motivado al Ayuntamiento la puesta en marcha de este segundo convenio para el que ya se cuenta con financiación a través de la misma vía.

La memoria justificativa de esta primera fase, un documento que se aportó previamente a la Femp en el mes de diciembre, estará colgada en la web de la Asociación Manuel Azaña.

Por su parte, Isabelo Herreros, presidente de la misma, ha agradecido la acogida por parte del Consistorio toledano para desarrollar esta investigación que ha sido “mucho más laboriosa de lo que a primera vista pudiera parecer” por el espacio temporal en la que se ha situado ya que no solo estudia la inmediata ocupación de Toledo por parte de las fuerzas del general Varela, sino también la represión posterior desde 1937 con consejos de guerra.

Sobre esto ha explicado que, el análisis los ha llevado también a trabajar con documentos del Archivo Histórico de Defensa, ubicado en Madrid, en el que se conservan los sumarios de todos los consejos de guerra que se celebraron en Toledo “en aquellos años”.

Asimismo, ha dicho que, aunque la cifra de 1.787 víctimas es una “cifra verificable” en base a los archivos consultados, “no es definitiva” atendiendo a los diversos testimonios recogidos de la época o en algún periódico ya que indican que hubo “inhumaciones y enterramientos en otras zonas de la ciudad”. Aun así, ha recordado, que el proyecto actual está centrado en el Cementerio Municipal.

Precisamente, Isabelo Herreros ha contado en esta comparecencia que se ha trabajado en varios patios del camposanto toledano, siendo el más complejo el Patio 42, “el conocido como Patio del silencio o Patio de la Caridad”, ha dicho, en el que están inhumados más de 800 personas de la “represión más inmediata”.

“Los archivos de los sumarios nos van a permitir no solo cruzar datos sino coger referencias de otras personas que se les cita, aunque no las hayamos encontrado o no esté inscrita su defunción porque han podido ser trasladados”, ha indicado el presidente de la Asociación Manuel Azaña.

(Visited 694 times, 1 visits today)