fbpx
miércoles, 22 de mayo de 2024
Txema Fernández, concejal de IU-Podemos en Toledo.
Txema Fernández, concejal de IU-Podemos en Toledo.
"No lo hacía desde 1945" - 03 mayo 2024

El concejal de Izquierda Unida-Podemos en el Ayuntamiento de Toledo, Txema Fernández, ha lamentado que este año se haya elegido al arzobispo, la máxima jerarquía de la Iglesia, como pregonero del Corpus, una figura religiosa que desde el año 1945 no lo pronunciaba, retrotrayendo a los toledanos «a los peores tiempos del franquismo».

«Radicalización desde el punto de vista ideológico»

Txema Fernández defiende que el pregón de las fiestas del Corpus debe ser para todos y todas por lo que denuncia la «radicalización de la fiesta grande de la ciudad desde el punto de vista ideológico», tal y como ha informado su formación en nota de prensa.


«PP y Vox nos llevan a lo más profundo del franquismo»

Además, condena el concejal de Izquierda Unida-Podemos que el PP y Vox en la ciudad de Toledo «nos llevan nuevamente a lo más profundo del franquismo usando las fiestas populares como escaparate para la propaganda ideológica católica» y encaminando a la ciudad a ser «la capital espiritual de occidente».

«Es un absoluto despropósito que la fiesta grande de la ciudad esté siendo pregonada por una parte que representa exclusivamente el poder religioso de la ciudad», incide el edil.

Para el portavoz de Izquierda Unida-Podemos en el Ayuntamiento de Toledo el Corpus, como fiesta grande de la ciudad, «debe ser inclusivo, festivo y lúdico«, aunque para quien lo quiera ya «tiene suficientes actos religiosos como la procesión».

IU Toledo promoverá que las comunidades de vecinos prohíban en sus estatutos los pisos turísticos

«Franquismo rancio»

Por eso, desde Izquierda Unida-Podemos consideran que no es necesario dar más protagonismo a la jerarquía eclesiástica en el inicio de unas fiestas «que ya quedarán marcadas como un hito de retroceso al franquismo rancio poniendo al frente del inicio de las mismas a la máxima jerarquía eclesiástica de la ciudad» que no lo estaba desde 1945.

En este sentido, Izquierda Unida-Podemos sigue reivindicando la separación de poderes religiosos y civiles y más en días festivos que tienen suficientes actos religiosos y también personas insignes y significadas que pudieran dar el inicio de la fiesta grande toledana.

Y recuerda Txema Fernández que esta es una consecuencia más de que ningún partido en el Ayuntamiento «votara a favor de nuestra moción para declarar la institución municipal laica y libre de toda vinculación con la iglesia a católica».

 

(Visited 140 times, 1 visits today)