fbpx
viernes, 3 de febrero de 2023
El llamado tramo o Patio 31 del cementerio de Toledo se está dignificando y las obras finalizarán en unas cuatro semanas.
El llamado tramo o Patio 31 del cementerio de Toledo se está dignificando y las obras finalizarán en unas cuatro semanas. Foto - Rebeca Arango
Una inversión de casi 50.000 euros - 19 octubre 2018 - Toledo

Las obras en el Patio 31 comenzaron hace dos semanas y la inversión del Ayuntamiento de Toledo será (del presupuesto ordinario) cercana a los 50.000 euros. El objeto final del equipo de Gobierno (PSOE y Ganemos) no es solo solucionar los desperfectos de ese tramo del cementerio de la capital regional, también dignificar la memoria de los cuerpos de los represaliados de la Guerra Civil, enterrados a su manera en fosas comunes y a quienes mataron entre 1939 y 1945, justo durante los seis años posteriores al término del conflicto.

El Patio 31, 168 sepulturas, de las que 88 son fosas comunes con represaliados de la Guerra

En el Patio 31 hay 168 sepulturas, de las que 88 son fosas comunes en las que hay enterradas cerca de 300 personas. A ellas precisamente irá dirigido el monolito que se colocará allí mismo, «en el que se indicará que allí yacen los restos de represaliados de la guerra para que no se nos olvide lo que pasó, tenerlo muy presente y que no vuelva a ocurrir», tal y como ha recalcado la concejala de Obras, Noelia de la Cruz, a encastillalamancha.es.


Trabajos que estarán prácticamente finalizados para el 1 de noviembre, Día de Todos los Santos, y concluidos 10 ó 15 días después.

 

Un patio que estaba sin pavimentar, con sepulturas sin delimitar y que contaba con importantes desniveles que podrían provocar caídas entre las calles exteriores y el propio patio. La pavimentación será con adoquinado de color y aquellas sepulturas que están sin ningún tipo de identificación (las fosas comunes de los represaliados) se delimitarán con césped artificial, «siguiendo el hilo conductor con los arreglos que se hicieron en la pasada legislatura». Y se colocarán elementos de seguridad en aquellas zonas donde hay diferencia de alturas entre los paseos exteriores y el patio con el fin de evitar caídas y accidentes.

Sí se van a dejar como están actualmente las lápidas que se encuentran en buena situación, de particulares «y hay otras más humildes que vamos a reforzar».

A principios de legislatura «comprobamos que era necesario intervenir en varias zonas del cementerio, por eso hicimos un anteproyecto con la situación general y viendo las actuaciones que íbamos a acometer. Entonces, la alcaldesa, Milagros Tolón, y yo, recorrimos todos los patios para ver cuáles había que adecentar. Y hay que dignificar la zona, no podemos consentir que esté en esas condiciones».

(Visited 168 times, 1 visits today)