fbpx
jueves, 8 de diciembre de 2022
Francisco Álvarez ha muerto a los 96 años.
Tenía 96 años - 05 enero 2022 - Toledo

Francisco Álvarez Martínez, quien fuera arzobispo de Toledo entre los años 1995 y 2002, ha muerto esta mañana tras una larga enfermedad, tal y como ha podido conocer encastillalamancha.es.

Tenía 96 años y vivía en Madrid.


Natural de Ferroñes (Oviedo), ingresó en el seminario en 1943 y se licenció en Derecho Canónico por la Universidad Pontificia de Salamanca y Comillas.

Arzobispo de Toledo nombrado por el Papa Juan Pablo II

Antes de ser arzobispo de Toledo fue secretario del arzobispo de Oviedo, canciller del Arzobispado de Oviedo, obispo de Tarazona, obispo de Logroño y obispo de Orihuela-Levante.

Fue nombrado arzobispo de Toledo por el Papa Juan Pablo II. En 2001 fue elegido cardenal y era arzobispo emérito de Toledo desde octubre de 2002.

La despedida del arzobispo Francisco Cerro

Poco después de su muerte, el arzobispo de Toledo, Francisco Cerro, ha escrito lo siguiente:

«En sus siete años de pontificado en Toledo, entre otras iniciativas pastorales, desarrolló las iniciativas para la nueva evangelización propuestas por la Santa Sede con ocasión del paso al Tercer Milenio. Además, configuró la archidiócesis primada en su actual estructura pastoral y desarrolló numerosas iniciativas de acción evangelizadora y social, entre ellas, la creación del Hogar 2000, para la acogida y tratamiento de enfermos de sida, o la creación de la televisión diocesana. Siendo arzobispo de Toledo, el 26 de junio de 1996 fue nombrado Administrador Apostólico de la diócesis de Cuenca hasta el nombramiento y toma de posesión de su nuevo obispo. El Santo Padre aceptó su renuncia, por edad, a la sede primada el día 24 de octubre de 2002″.

Exequias, misa…

Las exequias se celebrarán el viernes, 7 de enero, a las 12 horas, en la Catedral y estarán presididas por el arzobispo. Más adelante, cuando la situación sanitaria lo permita, se celebrará, en fecha que se comunicará oportunamente, una misa de funeral en el templo primado.

El féretro se instalará esta tarde en la Capilla de la Inmaculada del Arzobispado (calle Trinidad). Los sacerdotes, miembros de la vida consagrada y laicos que lo deseen podrán visitar la capilla ardiente entre las 16 y las 21 horas. Y mañana, 6 de enero, entre las 9 y las 21 horas.

Esta tarde, a las 19:30 horas, el arzobispo presidirá, en la citada capilla, una celebración litúrgica de la Palabra, a la que podrán asistir los fieles hasta completar el aforo permitido por la situación sanitaria. Recibirá cristiana sepultura en la Catedral, delante de la capilla de la Descensión de la Virgen.

También el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; y la alcaldesa de la capital regional, Milagros Tolón, han expresado sus condolencias en las redes sociales.

(Visited 1.844 times, 1 visits today)