fbpx
martes, 5 de julio de 2022
Imagen de una zambullida. lesiones medulares
Imagen de una zambullida. Foto: Pixbay.
#ConcabezaSí, #DecabezaNo - 23 junio 2022 - Toledo

Un joven de 15 años ha sido la primera víctima con lesión medular que ha ingresado este año en el Hospital Nacional de Parapléjicos, por una mala zambullida.

El accidente se produjo en un pantano que le produjo una lesión a nivel cervical, es decir, una tetraplejia.


«Con cabeza SÍ, de cabeza NO»

Ante la apertura de las piscinas, el Hospital Nacional de Parapléjicos, junto con la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) y la Federación Nacional ASPAYM, se suman en una campaña para insistir en la prudencia a la hora de zambullirse en cualquier entorno acuático.

La campaña «Con cabeza SÍ, de cabeza NO» tendrá especial protagonismo en redes sociales con los hashtag #Zambullidas2022 y #ConcabezaSí #DecabezaNo.

De esta manera, se pretende recordar a los bañistas la importancia de la observación y la prudencia para evitar una lesión medular por una mala zambullida.

campaña-zambullida

Cartel de la nueva campaña.

Ingresos por zambullidas

En los últimos cinco años ingresaron 28 personas, 25 hombres y 3 mujeres, en el hospital de parapléjicos con lesión medular como consecuencia de una zambullida, con edades entre los 15 a los 51 años.

Todos los ingresados, salvo dos casos, tuvieron el resultado de tetraplejia, según informa el director médico del Hospital Nacional de Parapléjicos, Juan Carlos Adau.

Se trata de «una lesión medular muy discapacitante que condiciona la calidad de vida de quienes la sufren y que pudieron haberse evitado sencillamente con una actitud de prudencia y evitando ese salto”, señala Adau.

Para la directora de la Federación Nacional ASPAYM, Mayte Gallego, las malas zambullidas que conllevan ingresos en las unidades de lesión medular de los hospitales son “muy graves, ya que suelen afectar a las vértebras cervicales”.

Tan solo 2 pautas para evitarlo

Según informa el jefe del Servicio de Rehabilitación del Hospital Nacional de Parapléjicos, Ángel Gil Agudo tan solo hay que seguir «dos sencillas pautas» para prevenir estar lesiones: conocer la profundidad de la superficie acuática y evitar tirarse de cabeza.

El doctor explicar que hay que conocer la profundidad del fondo, tanto en ríos, lagos o incluso en el mar, cuando el agua está turbia y no se ve el fondo, puede haber una rama o una roca oculta.

La segunda recomendación es evitar tirarse de cabeza al agua, y en el caso de que se haga, lo apropiado es hacerlo con las manos por delante y la cabeza entre los brazos extendidos en prolongación del cuerpo.

De esta manera si se produce un impacto contra el suelo o una roca no sea contra la cabeza y/o el cuello. También es importante no lanzarse al agua de cabeza desde demasiada altura.

¿Cómo actuar frente a una mala zambullida?

Los profesionales insisten en que lo primero que hay que hacer cuando ocurre un accidente es sacar a la persona a tierra y ponerle en una superficie rígida.

Es importante mover el cuerpo en bloque para que no se produzcan lesiones a nivel del cuello y no mover la columna. Además, comprobar que puede respirar y, si no puede, liberar su vía aérea.

También recuerdan que no hay que trasladarle a un centro sanitario en un vehículo particular. Es mejor llamar a los servicios de emergencia. A veces, si el traslado no se realiza en las condiciones adecuadas, las lesiones que son incompletas pueden acabar por hacerse completas.

(Visited 21.530 times, 1 visits today)