fbpx
domingo, 26 de junio de 2022
Voluntarios de Red Alimenta recogiendo comida en el restaurante La Clandestina.
Voluntarios de Red Alimenta recogiendo comida en el restaurante La Clandestina.
Solidaridad - 16 junio 2018

Desde que se puso en funcionamiento hace poco más de un año, los voluntarios de Red Alimenta -alrededor de 90- han salvado entre una y dos toneladas de comida que iba a ser tirada a la basura para entregárselas a familias necesitadas de Toledo, una tarea en la que están muy presentes conceptos como el de solidaridad, sostenibilidad, inclusión y altruismo, que son algunos de los valores que comparten los integrantes de este tejido asociativo creado sin ánimo de lucro.

Para dar cuenta de este cometido, el diario encastillalamancha.es ha tenido la oportunidad de acompañar a dos de sus voluntarios –Juan Antonio Espinosa y Javier Campo– hasta uno de los establecimientos colaboradores, el restaurante La Clandestina, en pleno Casco Histórico. Hasta aquí, pasada la hora de la comida, llegan con sus mochilas térmicas y sus tapers para recoger la comida que ha sobrado en la cocina. Antes, tanto los cocineros como ellos deben rellenar y firmar unos documentos en los que se asegura la trazabilidad de los alimentos, garantizando que estos se entregan de forma casi inmediata -apenas tardan 15 minutos- al beneficiario.


Juan Antonio ponía de manifiesto que actualmente Red Alimenta ayuda a 20 familias o personas de distintas zonas de la ciudad. Para cada destinatario se necesitan alrededor de 10 voluntarios, quienes tan solo deben dedicar una hora a la semana a esta labor. Buscan, además, que esta ayuda se realice de forma sostenible, esto es, «que los alimentos que recogemos en un barrio se repartan en ese mismo barrio para que no tengamos que coger el coche y se haga todo de forma rápida, sin que represente un gran esfuerzo para el voluntario».

Restaurantes, bares, hospitales, colegios… Unos 20 centros colaboran con un movimiento que ha demostrado seriedad y continuidad en el proyecto, de tal forma que «la gente que nos da la comida confía mucho en nosotros».

[ze_image id=»250450″ caption=»» type=»break_limited» src=»http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2018/06/redalimenta2.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

 

Por su parte, el perfil de aquellos que se benefician de esta ayuda «es muy variado», desde familias monoparentales con hijos hasta personas enfermas o mayores que se podrían comprar la comida pero cuyas condiciones físicas no les permite hacerlo. En Red Alimenta trabajan en coordinación con los servicios sociales del Ayuntamiento de Toledo y con organizaciones como Cruz Roja para conocer a estos demandantes que, en varias ocasiones ya, se han incorporado a su vez a la red para convertirse en voluntarios y dedicar su tiempo a llevar comida a otros.

Red Alimenta está inspirado en un fenómeno que Juan Antonio conoció en un viaje a Lisboa, un fenómeno en el que están implicados muchos ciudadanos pero que surgió en un principio de la iniciativa particular de un hombre que, en un barrio de la ciudad portuguesa, empezó a recorrer los establecimientos con su bicicleta y a recoger comida para que esta no acabase en el cubo de la basura.

La idea que subyace en el reparto a domicilio, además de preservar el cumplimiento de las normas de seguridad alimentaria, es que en el acceso a las ayudas se evite la estigmatización de las personas, como ocurre en las colas que se forman en los comedores públicos o privados.

Al igual que Toledo, otras tantas ciudades españolas han copiado la idea y en ellas se han puesto en marcha iniciativas similares, asociaciones con diferente nomenclatura pero con el mismo fin. Juan Antonio precisaba que está previsto que en los próximos meses se celebre un encuentro nacional de todas estas organizaciones para, en este foro, poner en común una serie de principios, principios tales como la sostenibilidad, el medio ambiente…

(Visited 36 times, 1 visits today)