fbpx
domingo, 2 de octubre de 2022
El incendio de Seseña en una vista aérea
El incendio de Seseña en una vista aérea.
Según publica El País - 20 junio 2017

Los informes del Seprona de la Guardia Civil incorporados al sumario del caso del incendio de neumáticos en Seseña (Toledo) apuntan a que detrás del origen del fuego que quemó 90.000 toneladas de ruedas en mayo de 2016 estaría una venganza familiar. Así lo publica hoy el diario El País, donde se pone de manifiesto que esos informes acusan al empresario Javier M.P., único imputado, de provocar el incendio para perjudicar a su cuñado y a su hermana y que la empresa de ambos no se beneficiara del tratamiento futuro de los neumáticos que estaba negociando la administración.

La información publicada hace referencia al negocio de depósito de neumáticos que Javier M.P. montó en Argamasilla de Alba (Ciudad Real) con la empresa de su cuñado y su hermana, un negocio que no salió bien y que dejó al primero en mala situación económica. Por despecho, según las investigaciones de la Guardia Civil recogidas por El País, el único imputado habría prendido fuego al cementerio de neumáticos con el fin de que la empresa de sus familiares, muy bien posicionada para adjudicarse el proyecto de reciclaje de las ruedas de Seseña para convertirlas en gasoil, no resultase económicamente favorecida.


La Guardia Civil refuerza esta tesis con las pruebas de la localización del teléfono móvil del acusado, que le sitúan en el lugar de los hechos la noche del 12 de mayo de 2016 cuando se originó el fuego. Un año después, el 26 de mayo de 2017, Javier M.P. declaraba ante el juez tras ser detenido por la Guardia Civil por un delito de incendio con peligro para la vida o la integridad física. Fue puesto en libertad provisional y permanece imputado a la espera de que se practiquen nuevas diligencias y se tomen declaraciones a nuevos testigos.

(Visited 53 times, 1 visits today)