En 2016

Castilla-La Mancha tuvo 2,4 rupturas matrimoniales por cada 1.000 habitantes

Según los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), la región está por debajo de la media nacional en cuanto a rupturas matrimoniales, 2,4 por cada 1.000 habitantes. Canarias y Valencia encabezan el ránking

Castilla-La Mancha registró 2,4 demandas de rupturas matrimoniales por cada 1.000 habitantes en 2016, inferior a la media nacional de 2,6, según los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

En el ámbito nacional, las demandas de disolución matrimonial, es decir los divorcios y las separaciones, disminuyeron un 7,8 por 100 en 2016 respecto al año anterior.

Canarias y la Comunidad Valenciana se sitúan a la cabeza en disoluciones matrimoniales, con 2,9 demandas por cada 1.000 habitantes, mientras que en el extremo contrario está Castilla y León, con 1,9 demandas por cada 1.000 habitantes.

El año pasado se presentaron en los juzgados 114.019 demandas de divorcio -un 7,6 por 100 menos que en 2015- y 5.840 demandas de separación -descendieron un 11,5 por 100-, además de 159 demandas de nulidad matrimonial (frente a las 216 de 2015).

Del total de demandas de divorcio presentadas, 67.189 fueron consensuadas, con una disminución interanual del 8,5 por 100, y 46.830 contenciosas, un 6,3 por 100 menos que el año anterior.

En cuando a las demandas de separación, 3.912 fueron de mutuo acuerdo -un 15,3 por 100 menos- y 1.928 no consensuadas -una disminución interanual del 2,6 por 100-.

Poniendo en relación las demandas de divorcios y separaciones con la población a 1 de enero de 2016, la media de demandas en España fue de 2,6 por cada 1.000 habitantes.

Después de Canarias y de Valencia, se observa un mayor número de rupturas en Cataluña y Baleares, con 2,8 demandas por cada 1.000 habitantes, y Andalucía, Asturias y Murcia, con 2,7.

Por debajo de la media, están Cantabria (2,5); Castilla-La Mancha, Galicia y Madrid (2,4); Extremadura y La Rioja (con 2,3); Aragón, Navarra y País Vasco (2,2) y Castilla y León (1,9).

En cuanto a las medidas de guardia, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales, se registraron 18.225 demandas de medidas consensuadas, un 1,6 por 100 más que en 2015; y 28.398 de medidas no consensuadas, lo que representa un incremento interanual del 1 por 100.

Además, se presentaron 10.214 demandas de modificación de medidas matrimoniales consensuadas, un 4,2 por 100 más que en 2015; y 34.017 demandas de medidas matrimoniales no consensuadas, lo que supone una disminución interanual del 0,7 por 100.

El informe del Poder Judicial también especifica los datos del cuarto trimestre de 2016, en el que se registraron 31.989 demandas de disolución matrimonial, un 6,3 por 100 menos que en el mismo periodo de 2015, de las que 30.436 fueron divorcios y 1.553 separaciones.

También se presentaron, entre octubre y diciembre, 44 demandas de nulidad, 4.753 procedimientos de modificación de medidas de guardia y custodia y 2.744 demandas de modificación de medidas matrimoniales consensuadas.