Cáritas

"Desde febrero se ha multiplicado en Toledo el número de refugiados venezolanos"

El arzobispo, Braulio Rodríguez, ha hecho hoy un llamamiento a las administraciones publicas para que contribuyan en la acogida de estas personas

Presentación de la memoria económica de Cáritas Toledo. Foto - Cristina Sánchez Utrilla

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, ha hecho hoy un llamamiento a las administraciones públicas para que contribuyan en la acogida de la gran cantidad de venezolanos que están llegando a España huyendo de las condiciones del país latinoamericano, un número de refugiados que «ha aumentado y seguirá aumentando», comentaba.

Durante la rueda de prensa celebrada para dar a conocer la memoria económica de Cáritas Toledo de 2017, el arzobispo ha apelado a las autoridades a que ayuden a aminorar la «angustia» de estas personas.

Por su parte, Antonio Espíldora García -director de Cáritas Diocesana de Toledo- concretaba que desde septiembre u octubre del año pasado  «se viene notando la llegada de venezolanos» y que, desde febrero de 2018, ésta se ha multiplicado. En total, la organización tiene censados 600 venezolanos, exiliados que -según explicaba- «han vendido todas sus pertenencias en su país» y que «llegan aquí sin nada» ya que gastan su dinero en comprar un pasaje que, muchas veces, tienen que obtener en el mercado negro y a altos costes.

La labor que realiza Cáritas con ellos se centra en los primeros ocho o nueve meses que tardan en conseguir el asilo y la ayuda correspondiente. «Hacemos lo que podemos pero -recalcaba- no hay ningún apoyo de las administraciones públicas».

Espíldora destacaba el miedo de estas personas por todo lo que ocurre en su país, pero también su alegría y lo agradecidos que se muestran. «Por norma general están muy capacitados y preparados, con el inconveniente -eso sí-  de que no pueden homologar sus títulos».