Solidaridad en tiempos de crisis

Dujiangyan, la solidaria ciudad china que ha ofrecido material sanitario a Toledo

En abril de 2019 se iniciaron los trámites para proceder al hermanamiento de ambas ciudades, pero desde China se han puesto en contacto con Milagros Tolón a través del presidente regional de los hosteleros, Alfonso Silva, y están preparando material sanitario para enviar de inmediato

Milagros Tolón y He Weikai, alcalde de la ciudad china de Dujiangyan, en abril de 2019, cuando firmaron el protocolo del inicio de los trámites para el hermanamiento entre los dos municipios.

En tiempos de crisis, sobre todo la que estamos viviendo a nivel mundial en estos momentos debido al coronavirus, es cuando aparece la solidaridad incluso con aquellos a quienes apenas conocemos.

Como es el caso de la ciudad china de Dujiangyan, cuyas autoridades expresaron hace un año, concretamente en abril, su intención de hermanarse con la ciudad de Toledo. De hecho, Milagros Tolón, alcaldesa de la capital regional, firmó un protocolo con el alcalde, He Weikai, que suponía el inicio de los trámites para llevar a cabo tal «amistad» entre municipios.

Solidaridad china de una ciudad que ya es «hermana»

El proceso continúa en marcha, pero de momento desde Dujiangyan ya se han puesto en contacto con Tolón, a través del presidente de los hosteleros de Castilla-La Mancha, Alfonso Silva, quien ha actuado de intermediario, ofreciendo a la alcaldesa una buena cantidad de material sanitario, contestando de inmediato Tolón agradeciéndoselo y que por supuesto, que lo hicieran en cuanto pudieran.

Acto seguido la alcaldesa lo puso en conocimiento del delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francho Tierraseca, que es finalmente la institución que gestiona estas acciones. Y la autoridad sanitaria decidirá dónde se utiliza.

De momento, desde Dujiangyan ya están preparando el envío.

En abril de 2019 se firmó el convenio entre ambos ayuntamientos para el intercambio cultural y para favorecer la cooperación en materia turística.

De momento, la solidaridad china ya es un hecho, lo que es de agradecer.