Toledo

El Ayuntamiento de Illescas reparte botellas para limpiar los restos de orín de los perros

Esta campaña del Consistorio -que lleva por título "Yo sí cumplo con mi obligación. ¿Y tú?"- surgió a raíz de las quejas de ciudadanos por la cantidad de mobiliario urbano y fachadas afectadas por estos orines

Botellas que está repartiendo el Ayuntamiento de Illescas.

El Ayuntamiento de Illescas (Toledo) continúa con la campaña que inició el 7 de enero y que lleva por título «Yo sí cumplo con mi obligación. ¿Y tú?», una propuesta de concienciación dirigida a propietarios de perros para que, con una mezcla de agua y vinagre, limpien los restos que deja el orín de sus mascotas. Con esta iniciativa se facilita que aquellas personas que sacan a pasear a sus perros mantengan el municipio limpio «puesto que es una cuestión de respeto para el resto de la ciudadanía».

Según señala el Consistorio en una nota de prensa, se han recogido quejas de ciudadanos por la cantidad de mobiliario urbano y fachadas afectadas por estos orines. Así, desde la Concejalía de Medio Ambiente recuerdan lo expresado en el artículo 54.4 de la «Ordenanza para Fomentar y Garantizar la Convivencia Ciudadana en el espacio público de Illescas», donde se menciona la obligación de recoger los excrementos y limpiar sus orines de las vías y los espacios públicos. Para fomentar y concienciar de la importancia de estas actitudes de respeto, y con la intención de hacer de Illescas un lugar más limpio y cívico, se ha puesto en marcha la campaña «Yo sí cumplo con mi obligación. ¿Y tú?».

Desde la semana pasada, a las personas propietarias de estas mascotas se les informa de esta campaña y se les regala una botella reutilizable para que, además de retirar los excrementos, diluyan los orines con mezclas de agua y vinagre, bicarbonato u otros productos desinfectantes. Las botellas (una por persona) se recogen en el edificio del Ayuntamiento situado en la Plaza del Mercado, 14. Es necesario estar empadronado en Illescas y que el perro esté inscrito en el censo municipal de animales de compañía. En el caso de que no lo estuviera, bastará con presentar su pasaporte canino (obligatorio en Castilla-La Mancha) para inscribir al animal en el censo.

La campaña también servirá para actualizar el censo canino municipal, esperando que los 8.000 ejemplares que se estiman residen en hogares de Illescas estén debidamente registrados.