Blanca Fernández, portavoz

El Gobierno de CLM ve “ruin” que el PP pida investigar la gestión de la crisis del coronavirus

La portavoz del Gobierno ha calificado al presidente del PP, Paco Núñez, de persona "sin piedad" y le ha preguntado si se atrevería a culpar a sus compañeros del PP en otras comunidades autónomas de las muertes por coronavirus o a pedir investigar su gestión

Blanca Fernández, portavoz del Gobierno de CLM. Foto - José Ramón Márquez // JCCM

La portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha reprochado este jueves que el PP haya solicitado una comisión de investigación sobre la gestión del Ejecutivo regional con la intención de «debilitar» a la Junta de Comunidades lo ha tildado como «acto de ruindad política».

En rueda de prensa, Fernández ha subrayado que el Gobierno presidido por Emiliano García-Page ha hecho «constantes llamadas a la unidad», además de tener abierto un canal de información y reuniones semanales con los partidos de la oposición.

«La guerra es contra el coronavirus»

Sin embargo, ha lamentado que a pesar de haber dicho «por activa y por pasiva» que no quería confrontar porque «la guerra es contra el coronavirus y no contra nadie más», y con la finalidad de «salvar vidas», el PP ha presentado «en mitad de esta crisis jamás vivida» una solicitud de comisión de investigación.

En este sentido, ha indicado que el presidente regional del PP y del Grupo Popular en las Cortes regionales, Paco Núñez, solicitó esa comisión de investigación, «en una impostura que jamás habíamos visto», solo 24 horas después de reunirse con García-Page y de haberse comprometido a alcanzar un pacto regional para la recuperación.

«Es una «ruindad» culpar al Gobierno regional de las muertes»

Además, ha dicho que es una «ruindad» culpar al Gobierno regional de las muertes que se han producido por el coronavirus y que «jamás» hubiesen imaginado que el partido mayoritario de la oposición iba a «hacer política con el dolor, la peor que se puede hacer», ha recalcado.

Es más, se ha preguntado si Núñez estaría dispuesto a «mirar a los ojos» a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y responsabilizarla de las personas que han fallecido en la región vecina, o al presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que gobierna en una comunidad con datos similares a los de Castilla-La Mancha tanto en contagiados como en fallecimientos.

«¿Qué nos diferencia?, ¿qué somos de distintos signo político? La batalla entre partidos no la compartimos, la batalla es contra el virus», ha sentenciado Fernández.

A su vez, ha señalado que a ningún político socialista en la oposición de ninguna región se le ha ocurrido hacer algo similar porque, ha defendido, «hay políticos que tienen una alta talla moral y lo han demostrado», como el jefe de la oposición en Castilla y León, Luis Tudanca, en una carta que ha escrito con motivo de esta crisis sanitaria, o Ángel Gabilondo en Madrid, «al que nadie entendería si pidiera una comisión de investigación o echara sobre las espaldas de Díaz Ayuso las 5.000 personas muertas en residencias».

«Núñez es un político sin piedad»

Según Blanca Fernández, «la lucha contra un virus que no tiene piedad es muy dura, pero más si hay políticos sin piedad como Núñez», al que le ha transmitido que «hay mucho tiempo» para «desgastar y debilitar» al Gobierno y para «librar batallas políticas y ganar votos» cuando se supere la pandemia.

Además, la portavoz regional se ha defendido de las críticas al Ejecutivo sobre «ineficacia y negligencia» y ha recordado, en este punto, que Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma que más pruebas ha realizado por millón de habitantes, que más profesionales sanitarios ha contratado o que ha puesto a disposición ordenadores y tabletas para atajar la brecha digital en materia educativa.

Ha recordado que efectivos de la empresa pública de Gestión Ambiental (Geacam) han llevado a cabo ya 7.400 actuaciones de desinfección -900 en residencias de mayores y centros sociosanitarios- y de reparto de medicamentos y alimentos en pequeños municipios, así como que el Gobierno regional ha ofrecido 6.000 comidas diarias al alumnado más vulnerable o ha puesto sobre la mesa 8 millones de euros para el Plan Adelante, 15 millones para avales empresariales y 220 millones para un plan de recuperación.