Datos de la consejera de Igualdad

Repuntan un 60 por 100 las llamadas de víctimas de violencia machista

En pleno confinamiento y, como era previsible, el comportamiento agresivo se incrementa y la violencia machista sube, según las llamadas de sus víctimas

Blanca Fernández, portavoz del Gobierno de CLM y consejera de Igualdad. Foto - Rebeca Arango

Las llamadas a los teléfonos de atención a víctimas de violencia machista de género, 016 y 900 100 114, han experimentado un repunte del 60 por ciento en Castilla-La Mancha, debido al confinamiento.

Así lo ha indicado este viernes la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno, Blanca Fernández, a preguntas de los periodistas durante una rueda de prensa telemática para informar de la evolución de la pandemia por COVID-19.

«Nunca habíamos vivido un confinamiento y entendemos que este repunte se debe a éste», ha asegurado Fernández, quien ha explicado que a lo largo del año se producen «picos» y que, en el mes de enero, también hubo «un repunte muy importante de llamadas».

Se han reforzado los recursos de acogida

En cualquier caso, ha recordado que se han reforzado los recursos de acogida «para que ninguna mujer se tenga que ver en la calle sin ningún tipo de ayuda».

Y ha resaltado: «en eso estuvimos atentas desde un principio, lo articulamos y en este momento está funcionando».

La violencia machista contra los menores

Preguntada también por la violencia que se ejerce contra los menores, ha denunciado que cualquier tipo de violencia es «tremenda y gravísima», pero «la peor de todas es la que se ejerce contra los menores» porque «es la población más vulnerable» y no puede pedir ayuda por sí misma «en la inmensa mayoría de los casos».

Imprescindible la implicación vecinal

Por ello, ha destacado la labor que realizan los servicios sociales municipales y los especializados y ha añadido que, en estos momentos y debido al aislamiento, es también «imprescindible» la implicación vecinal.

«En cualquier caso de violencia, pero si se trata de una niña o un niño mucho más, no podemos dejarles solos y tenemos que hacer la llamada telefónica que ellos no pueden hacer», ha reclamado la portavoz del Gobierno regional.