fbpx
domingo, 5 de febrero de 2023
Olivia Molina y María Pujalte en "Tristana".
Olivia Molina y María Pujalte en "Tristana".
Teatro Circo 18/04/2017junio 6th, 2017

Eduardo Galán y Alberto Castrillo-Ferrer llevan al escenario del Teatro Circo de Albacete «Tristana», una adaptación de la obra de Benito Pérez Galdós que mantiene su contemporaneidad y la necesidad de manifestar la lucha de la mujer en su conquista de la independencia. Un montaje actual para una historia adelantada a su tiempo protagonizado por Olivia Molina y María Pujalte. Será el jueves 20 de abril, a las 21:00 horas.

Esta obra trata un tema tan de actualidad como es la igualdad de la mujer en un mundo de hombres, como escribía Pérez Galdós a través de su personaje en la obra: «Ya sé que es difícil eso de ser libre… y honrada. ¿Y de qué vive una mujer no poseyendo rentas? Si nos hiciéramos médicas, abogadas, siquiera boticarias o escribanas, ya que no ministras y senadoras, vamos, podríamos… Yo quiero vivir, ver mundo y enterarme de qué y para qué nos han traído a esta tierra en que estamos. Yo quiero ser vivir y ser libre (…) Quiero ser algo en el mundo, cultivar un arte, vivir de mí misma… Quiero tener una profesión”.


El personaje de Tristana se convierte en una de las protagonistas femeninas de la literatura de finales del siglo XIX en su lucha por la independencia de la mujer, como también lo fueron Ana Karenina, Nora («Casa de muñecas»), La señorita Julia, o Madame Bovarie.

Al morir su madre, la huérfana Tristana, ya de 21 años, es recogida por un amigo de la familia, don Lope, que acabará convirtiéndose en su tutor-seductor. Don Lope, de 58años, es un don Juan en decadencia, en retirada.

Tras haber sido seducida por don Lope, la joven protagonista se rebela ante la situación y al poco conoce y se enamora de Horacio, un pintor que no acepta el espíritu feminista de Tristana. El pintor tiene que ausentarse de Madrid durante una larga temporada y la relación se enfría (aunque Tristana sigue idealizando a Horacio). Durante este tiempo, Tristana enferma y pierde, por amputación, una pierna.

El joven Horacio viene a visitarla más por piedad que por sentimiento y desaparece. Nada queda en él del antiguo amor… En esta situación, Tristana se ve nuevamente atada a don Lope.

El pintor acabará casándose con otra mujer y Tristana cambiará sus sueños de ser actriz o pianista por una vida estéril y casi autómata, con Dios como único «objeto del deseo», mientras asistimos a la decadencia de un don Lope, cada día más viejo y arruinado. Sin embargo, la cesión de unas tierras de un familiar a cambio de regular una relación escandalosa facilita que la obra termine, de forma irónica, en una boda de conveniencia entre los protagonistas.

(Visited 29 times, 1 visits today)