fbpx
miércoles, 22 de mayo de 2024
El festival se celebrará este fin de semana en Villalba del Rey (Cuenca.). En el centro, Félix Herráiz.
El festival se celebrará este fin de semana en Villalba del Rey (Cuenca.). En el centro, Félix Herráiz.
El 28 y 29 de julio en Villalba del Rey (Cuenca) 26/07/2023julio 28th, 2023 - Cuenca

Villalba del Rey es un municipio de menos de 500 habitantes de la Alcarria conquense, una zona que sufre un importante problema de despoblación, con solo unos miles de habitantes en una vasta extensión de terreno, pero que un año más celebrará el festival más importante de la zona y uno de los que mejor cartel tiene sin cobrar entrada de toda Castilla-La Mancha: el Tin&Rock. Una edición que será muy especial, porque cumple 10 años.

«La cultura no debe buscar solo el lucro», explica a encastillalamancha.es uno de los promotores del festival, Félix Herráiz, quien junto a su amigo Paco García y otros colaboradores llevan una década organizando el festival por el que ya han pasado bandas como Boikot, Reincidentes o Los Porretas. Un evento que cambió el año pasado de ubicación, dejando su natal Tinajas por la falta de apoyo de su Ayuntamiento por el vecino Villalba, donde sí encontraron el apoyo municipal, y hoy os compartimos una entrevista con Herráiz para repasar lo que ha sido la trayectoria del festival y todo lo que está por venir.


La Fuga y EUKZ, cabezas de cartel de la edición 2023

La edición de 2023 será este fin de semana, el viernes 28 y el sábado 29, en la plaza de toros de Villalba del Rey. En la primera jornada, Kanteo, grupo local conquense, abrirá el festical a las 22:30, aunque la apertura de puerta será a las 20 horas y habrá una «fiesta regalos» a las 21 horas para celebrar los 10 años de existencia. Justo a medianoche, el cabeza de cartel del viernes: «El último ke zierre» (EUKZ), la banda de punk-rock valenciana con más de tres décadas de historia. A las 2 horas, momento del mariachi-rock de Manny Calavera, justo antes de que cierre la jornada Limando, un auténtico clásico de este festival que ha estado en casi todas las ediciones y que no podía faltar un año más.

Para el sábado, cuatro grupos de lujo. Comenzadá un clásico del punk-rock español, Mama Ladilla, a las 23 horas. Después, el grupo más conocido de todo el cartel: los cántabros de La Fuga, a la 1. A continuación, doble sesión de ska. Primero Juantxo de Skalari a las 4 horas y cerrará Ska-pa, tributo de Ska-P, a las 5 horas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Tin&Rock (@tinarockcuenca)

Acampada, paella solidaria…

Este año el Tin&Rock tiene una previsión de incluso triplicar el aforo que tuvo el año pasado. El festival ha preparado algunos servicios para hacer más cómoda la estancia de los tinarockeros. Hay habilitada una zona de acampada, que también será gratuita. Estará ubicada en el complejo deportivo de la localidad conquense.

En ese mismo emplazamiento el sábado habrá una comida solidaria. Por el precio de 6 euros se podrá degustar un plato de paella y ayudar a la Asociación Española Contra el Cáncer. El evento se celebrará a las 14 horas en el frontón municipal.

A continuación os dejamos una entrevista con Félix Herráiz, alma mater del Tin&Rock:

¿Cómo surgió la idea de montar un festival en un pueblo de 200 habitantes y por el que ya han pasado grandes bandas como Reincidentes, Porretas o Boikot?

La idea surge en una etapa de mi vida en la que era concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Tinajas. Tengo que decir que la música me apasiona y me preguntaba por qué no podíamos disfrutar de un evento cultural en un pueblo con menos recursos, al igual que lo hacen en las grandes ciudades. Además, pensaba que podía ser bueno para visibilizar no solo Tinajas, sino también la Alcarria, creía que podría ser un pequeño motor económico para nuestros negocios locales y una excusa más para venir al pueblo.

Cuando buscamos apoyo presentando el proyecto en diferentes instituciones, nos encontramos muchas puertas cerradas y es que por aquellos años, algunos políticos de Castilla La Mancha estaban pensando en sus asuntos en diferido y se acordaban poco o nada de nuestra provincia y menos todavía de nuestros pueblos, y la cultura, más bien como artículo de lujo. Finalmente, con mucho esfuerzo, con la ayuda y la confianza de por el entonces alcalde de Tinajas, Antonio González, pudimos sacarlo adelante.

El siguiente paso era encontrar a un buen músico para incluirlo en nuestra organización con los conocimientos técnicos necesarios para sacarlo adelante y que mejor persona para eso que Paco García, no dudó en aceptar embarcarse en este proyecto y bueno lo demás es historia, diez años llevamos dando guerra.

Tras varios cambios en el nombre -Cerro Rock, Hacha Rock, Brujas Rock- el festival ve la luz finalmente como Tin&Rock el día 13 de julio de 2013, justo el día internacional del rock, con un cartel que nos ofrecía más de 11 horas de música con más de 10 formaciones musicales. El pueblo entero se volcó con la organización (asociaciones, peñas) y fue un claro ejemplo de participación desinteresada.

Quiero mencionar por último al Alcarria Rock de Torralba, hemos aprendido mucho de ellos y ha sido nuestro referente, creo que les debemos mucho y todos tenemos mucho que agradecerles.

Además, surgió con iniciativas bastante novedosas en aquel entonces, como financiarlo vía crowdfunding. Además, lleváis por bandera que sea gratuito, ¿es posible hacer las cosas de otra manera?

Claro que es posible y probablemente nuestra manera sea la más difícil de hacer las cosas. Lo fácil es cobrar una buena entrada, abusar de los asistentes con unos precios desorbitados en barra, mientras que a la vez te aprovechas de la administración pública.

La cultura gratuita es la única bandera de la que nos gusta presumir. Aunque haya gente que le pueda parecer extraño, el trabajar de forma altruista cada año para conseguir un evento de estas dimensiones y que se disfrute en una zona castigada y azotada por la despoblación como es la nuestra, creo que es la motivación que nos hace seguir adelante. Es verdad que para poder mantener un evento con cierta calidad, recurrimos al crowdfunding, donde la gente voluntariamente aportaba una cantidad simbólica de dinero y podía disfrutar de una consumición en barra. Con el crowdfunding, el apoyo del Ayuntamiento, el dinero recaudado por la barra y el puesto de merchandising, año tras año se ha podido sacar adelante. Sin olvidarnos, por supuesto, de la flexibilidad de los grupos que han tocado en las diferentes ediciones, sin su esfuerzo no habría sido posible.

De todos estos años, ¿cuál ha sido tu edición favorita y tu  concierto favorito?

El gran Roberto Iniesta siempre dice que todavía no ha hecho su mejor canción y mi respuesta va un poco de su mano. Creo sinceramente que nuestro mejor concierto o mejor festival todavía está por venir (bromea entre risas). Durante estos diez años hemos tenido la suerte de conocer a grandes músicos, grandes personas, que si no fuera por su humanidad, su flexibilidad y su manera de concebir la música y su trabajo, nunca se hubieran subido a un escenario como el nuestro. De cada edición hemos aprendido algo, hemos vivido cada uno de los conciertos intensamente, tanto como las funciones de organización nos lo ha permitido y créeme que es complicado quedarse solo con uno.

¿Durante estos años seguro que ha habido buenos y malos momentos, en algún punto habéis pensado que el Tin&Rock podía desaparecer?

Yo siempre digo que el Tin&Rock es perecedero, cargamos en nuestra espalda con una fecha de caducidad que yo al menos creo inevitable, no solo por la posible ausencia de un relevo generacional, sino también por otros factores que nos hace pensar que este proyecto puede tener una corta vida. Por lado tenemos la subida imparable de cachés de los grupos y los precios de alquiler en equipos de iluminación y sonido provocado en gran medida por la cantidad de macrofestivales que están apareciendo a nivel estatal, Cuantos más festivales de este calibre aparecen, más caros son los cachés de los grandes grupos y eso es un obstáculo al que nos tenemos que enfrentar cada año, sobre todo si queremos mantener la gratuidad del evento y no convertirlo en un negocio, creemos que la cultura no debe buscar solo el lucro.

Tampoco olvidarse que para que el Tin&Rock salga adelante y poder continuar con la gratuidad y la calidad que intentamos ofrecer en cada edición, además de la barra y el crowdfunding, necesitamos mantener un vínculo con el Ayuntamiento y es obvio que dependemos del compromiso de las instituciones que no es otro que el de querer apostar por un evento cultural como el que nosotros organizamos. Y bueno, he de decirte que nuestra experiencia nos dice que no es algo ni mucho menos insostenible, sino que más bien se trata de prioridades. Es muy importante quien está ahí gestionando nuestros recursos. Podemos tomar el camino de apostar en la medida que podamos por la cultura gratuita o directamente no hacerlo, o incluso todavía, ir un paso más allá: empezar a censurarla como ya se está haciendo en algunas comunidades autónomas.

A veces nos imaginamos el Tin&Rock como la pequeña Galia que resiste entre los macrofestivales sin saber muy bien hasta cuando durará la poción mágica. Tampoco quiero adelantar acontecimientos, ahora estamos de celebración con diez años recién cumplidos y no podemos pensar en otra cosa que no sea esta edición.

Una de las cuestiones que más ha llamado la atención de la última etapa del festival es su cambio de localización, cambiar su Tinajas natal por el pueblo vecino, Villalba del Rey, ¿qué os llevó a hacer ese cambio?

Tal cual informamos a través de nuestras redes, la colaboración de la antigua Corporación municipal de Tinajas era inexistente, tras informar al alcalde de Villalba del Rey, Antonio Luengo, de la negativa y de la suspensión del festival, no dudó en ayudarnos, nos tendió su mano cuando peor estábamos y nos abrió de par en par las puertas de su pueblo para que la edición siguiera adelante por lo que debemos de estar muy agradecidos. Creo que al final un evento como este no solo repercute en el pueblo donde se organiza, sino que también “salpica” a los pueblos de alrededor, si hay un concierto que me gusta, yo voy a ir igualmente si se hace en Tinajas o en Villalba, lo importante es que lo tenemos en la zona y encima gratis.

¿Qué tal ha sido la acogida del nuevo municipio del Tin&rock?

Quiero aprovechar esta ventana como una oportunidad para agradecer nuevamente a todos los villalberos y villalberas la gran acogida que nos han dado. El trato recibido por la Corporación Municipal, por los operarios del ayuntamiento y en definitiva por todos los vecinos ha sido inmejorable y su comportamiento ha sido ejemplar, de verdad que lo digo de corazón, les estaremos eternamente agradecidos y aquí estamos para lo que necesiten. Además, creo que nos ha servido también para conocernos más y para fortalecer relaciones de amistad con gente encantadora de un pueblo con el que de una forma u otra hemos tenido siempre diferentes vínculos. Ha sido una experiencia muy positiva y esperamos que los villalberos y villalberas, al menos en su mayoría, puedan decir lo mismo, hemos intentado dar lo mejor de nosotros, poniendo todo el esfuerzo y el cariño posible.

En la edición de este año habéis formado un gran cartel, siendo un festival gratuito que además cuenta con un presupuesto limitado y en un municipio muy pequeño, ¿cómo hacéis para reclutar a bandas del nivel de La Fuga, EUKZ o Mamá Ladilla?

Este año hemos recibido una ayuda en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, financiado por la Unión Europea-NextGeneration, que se ha podido conseguir gracias a la buena gestión del Ayuntamiento de Villalba, que junto con su apoyo económico, nos ha permitido crear un proyecto más ambicioso y que el festival haya experimentado un crecimiento más que notable, además de poder darles un respiro a nuestros fieles mecenas que año tras año han colaborado de forma desinteresada a través del Crowdnfunding.

Hay bastante movimiento en torno al festival, ¿esperáis una gran afluencia?

Hay que ser realista, atraer a una zona con núcleos de población tan pequeños y alejados de “todo” es verdaderamente difícil, pero creemos que este año, podemos llegar a triplicar el aforo de la edición pasada.

Contadnos un poco cuáles son las novedades para esta edición del festival

Este año, además de las dos noches de festival, organizamos una fiesta de regalos de bienvenida para celebrar el décimo aniversario en la que con cada consumición damos un rasca y gana con el que puedes conseguir alguna consumición extra o algún regalo del festival como camisetas, llaveros etc. El sábado también se va a hacer una paella solidaria en el frontón y el dinero recaudado irá destinado a la Asociación Española Contra El Cáncer.

Aprovecho por último a hacer un llamamiento al comportamiento cívico y al respeto por los trabajadores y voluntarios de la organización, por los vecinos, teniendo especial cuidado con los más mayores, y por el entorno y las instalaciones del pueblo, esperamos que un año más los asistentes al Tin&Rock sean un ejemplo como lo han sido siempre en cualquiera de las pasadas ediciones.

(Visited 995 times, 1 visits today)