fbpx
jueves, 18 de agosto de 2022
Victor Servranckx, la escultura se llama Opus 1 y es de 1921. Al fondo otras obras del mismo autor.
Victor Servranckx, la escultura se llama Opus 1 y es de 1921. Al fondo otras obras del mismo autor. Foto - Rebeca Arango
250 obras repartidas por 16 espacios museísticos - 24 marzo 2019
3012218243

Solo quedan tres días para que Toledo cierre un círculo que se ha resistido durante años: la capital regional acoge una de las colecciones de arte moderno y contemporáneo más importantes del mundo, la Colección Roberto Polo. 250 obras -del total de 500 cedidas y realizadas por 171 artistas- que se podrán contemplar en el Convento de Santa Fe, ahora llamado «Colección Roberto Polo. Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-La Mancha», a partir del 27 de marzo, día de la inauguración oficial.

Encastillalamancha.es ha estado en los preparativos de la muestra y aquí les enseñamos algunas de las impresionantes obras de la exposición, un recorrido cronológico y en continuo diálogo entre las obras, también ligado a la historia del espacio donde se exponen. La museografía ha sido diseñada por todo un referente, el arquitecto Juan Pablo Rodríguez Frade (Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales y autor de la museografía de, entre otros, el Museo de la Alhambra y del Museo Arqueológico Nacional), que ha habilitado los 16 espacios donde se expondrán 250 obras que ha cedido Roberto Polo a la región. El propio coleccionista y el director artístico de la muestra, Rafael Sierra, han sido los encargados de colocar pieza a pieza, buscando los diálogos entre las obras y con los propios espacios donde se exponen.


Ya está todas las obras en su sitio y prácticamente está todo listo. Solo falta una limpieza final para dejar todo con el brillo que merece de cara a la inauguración del miércoles. Se han podido instalar todas las piezas salvo una que requería un gran estudio de ingeniería y de seguridad para instalarla en el patio de los limoneros. Pero desde la empresa instaladora, una de las mejores del mundo que se ha encargado entre otras cosas de la instalación del Thyssen, pasando por los propios trabajadores de la Fundación Roberto Polo, han realizado un duro trabajo contra el reloj para tener todo a punto.

[ze_image id=»301200″ caption=»Cuadríptico de Jan Vanriet, The Music Boy, 2013, óleo sobre tela.» type=»break_limited» src=»http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2019/03/Coleccion_Roberto_Polo_Santa_Fe_19_381.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]
[ze_gallery_info id=»301221″ ]

Estos son los autores que se podrán ver en Toledo

En primer lugar, las vanguardias históricas están representadas por pinturas, esculturas, assemblages y fotografías de los artistas más reconocidos de las primeras décadas del XX. Hay obra de precursores como Paul Joostens, Erik Heckel y Karl Schmidt-Rottluff, fundadores del grupo seminal Die Brücke, Georges Vantongerloo, que atestigua una presencia belga en el seno del movimiento holandés De Stijl, Victor Servranckx o Marthe Donas, una pionera de la vanguardia europea, ligada a la galería Der Sturm y su influyente revista. La lista en esta parte la completan El Lissitzky, Gustav Klucis, Heinrich Campendonck, Henri-Edmond Cross, Jozef Peeters, Karel Maes, Karl Hofer, Kurt Schwitters, Ilia Chasnik, Laszlo Moholy-Nagy, Man Ray, Max Ernst u Oskar Schlemmer.

En el segundo bloque habrá obras representativas de las «vanguardias periféricas», las que no se desarrollaron en los grandes núcleos inspiradores, Bruselas, París, Milán, Berlín, Dresde, Viena o Moscú. Así, tendrán un especial protagonismo artistas tanto de Europa como de América, de países como Estados Unidos, Gran Bretaña, Holanda, Checoslovaquia y Polonia. Algunos de los nombres son Arno Breker, Darío Suro, Edmond Van Dooren, Edmund Kesting, Eduard Bick, Emiel Poetou, Erik Krantz, Franz Wilhel Seiwert, Georges Lacombe, Georges Tesson, Gustav Miklos, George Kolbe, Gustav Wunderwald, Jacques-Henry Lartigue, Jos Léonard, Jules Schmalzigaug, Karl Hermann Haupt, Léon Kelly, Maurice Xhrouet, Marc Eemans, Marcel Lempereur-Haut, Marcel Louis Baugniet, Pierre-Louis Flouquet, Prosper de Troyer, Reimond Kimpe, Robert Michel, Roger Van Gindertael, Vasili Dimitrovic Ermilov, Victor Servranckx, William Degouve de Nunques, William Wauer o Xavier Mellery.

[ze_image id=»301201″ caption=»Al fondo, Little Gernica.» type=»break_limited» src=»http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2019/03/Coleccion_Roberto_Polo_Santa_Fe_19_382.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

Los realismos de nuevo cuño también tendrán su lugar. El neorrealismo, novecento, realismo mágico, neocubismo, neoexpresionismo, figuración lírica, nueva objetividad, precisionismo, todos ellos movimientos hegemónicos del período entreguerras, también tomarán parte, así como obras surrealistas, pero sobre todo abstractas: informalistas, constructivistas, neoplásticas, maquinistas o incluso herederas del expresionismo y el futurismo.

La exposición finaliza en la década de los 90 y las dos primeras décadas del siglo XXI con autores de la talla de Werner Mannaers, Walter Darby Bannard, Thomas Downing, Howard Mehring, Ed Moses, Martin Kline, Paul Manes, Karen Gunderson, Lois Lane, Leo Copers, Carl De Keyzer, Joris Ghekiere, Karin Hanssen, Annabelle Hyvrier, Jaroslaw Kozlowski, Marc Maet, Sadie-Murdoch, Xavier Noiret-Thomé, Maria Roosen, Andrew Tift y Jan Vanriet.

[ze_image id=»301202″ caption=»Obra de Marc Maet, artista belga contemporáneo» type=»break_limited» src=»http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2019/03/Coleccion_Roberto_Polo_Santa_Fe_19_383.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

Desde mediados del siglo XIX hasta nuestros días

La instalación museográfica del arquitecto Rodríguez Frade sigue un orden cronológico desde mediados del siglo XIX hasta nuestros días y se ha logrado mimetizar a la perfección con el escenario, entrelazando el diálogo del arte moderno y contemporáneo con la arquitectura mudéjar de este edificio del siglo XIII reformado en el XVI.

8.000 metros cuadrados distribuidos en 16 salas, de las cuales algunas han sido habilitadas especialmente para la ocasión. 12 son las estancias expositivas del Santa Fe, pero se han añadido la Iglesia de Santiago -obra de Antón Egas del siglo XVI- donde habrá monumentales instalaciones de Maria Roosen y Nino Longobardi, acompañadas de fotografías de Jan Vanriet, Koen de Cock, Carl de Keyzer y Andrew Tift; también está habilitada la Capilla de Belén, restaurada y habilitada tras dos décadas sin uso, así como la escalera central de estilo barroco y el patio islámico, donde también se ha expuesto parte de la colección.

[ze_image id=»301210″ caption=»» type=»break_limited» src=»http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2019/03/Coleccion_Roberto_Polo_Santa_Fe_19_390.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

Un lugar histórico para una colección llamada a entrar en la historia

Este enclave estratégico de la ciudad de Toledo ha sido síntesis de la diversidad y de la riqueza cultural de la ciudad. Aquí estuvo la primera monarquía goda, posteriormente los árabes, quienes durante la monarquía de Abd al-Rahman III construyeron lo que ahora es la base estructural del convento de Santa Fe. Tras el dominio andalusí pasa a ser residencia de monarcas castellanos hasta que en el siglo XIII Alfonso VIII la cede a la Orden de Calatrava. La reina Isabel la Católica encarga su reforma a Egas, quien también construye la Iglesia de Santiago y las demás dependencias que hoy ya son el cobijo de la Colección Roberto Polo.

Fue concesión real a la orden de las Comendadoras de Santiago hasta 1873, cuando pasó a ser colegio de las ursulinas hasta 1973, año en que el Gobierno castellano-manchego adquiere el histórico inmueble. A continuación para por un tiempo de total abandono y, en 2003, es rehabilitado por el Instituto de Patrimonio Artístico.

Hoy estas dependencias ya son el museo «Colección Roberto Polo. Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-La Mancha». Un espacio museístico llamado a ser referencia del arte y que pretende escribir una nueva página en la historia de la ciudad, donde se conjugará la historia que guardan sus muros con las más recientes y revolucionarias corrientes artísticas.

[ze_image id=»301218″ caption=»Montaje en la Iglesia de Santiago» type=»break_limited» src=»http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2019/03/Coleccion_Roberto_Polo_Santa_Fe_19_398.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

Dos artistas viajan a Toledo para instalar ellos mismos sus obras

Dos de los 171 artistas cuyas obras componen la cesión de Roberto Polo a Castilla-La Mancha han estado personalmente en Toledo instalando sus obras.

Uno de ellos es el encargado de realizar la primera exposición temporal del museo, titulada ‘Werner Mannaers’: La Belleza convulsa. Mannaers llegó a Toledo la semana pasada para colocar 60 obras de gran tamaño y 138 dibujos que se podrán ver en la segunda planta de la nave central  del Museo de Santa Cruz, que será sede de todas las exposiciones temporales del museo Colección Roberto Polo.

El segundo de los artistas es Roberto Caracciolo. El italiano, que llegó el pasado viernes a la capital regional, ha querido estar in situ colocando sus instalaciones de cerámica en las paredes del claustro.

Entre los 350 museos más importantes y sin que todavía se haya inaugurado

El museo que abre sus puertas esta semana ya tiene el privilegio de ser seleccionado como Sothby’s Preferred, un exclusivo y comprometido programa que reúne a los 350 museos más prestigiosos y únicos en el mundo, incluyendo Musée du Louvre, Tate, The Museum of Modern Art of New York and The Solomon R. Guggenheim Foundation. Nuestro museo figura además en la Sotheby’s Museum Network, la mayor y más pujante plataforma digital en el sector museístico.

«Este museo no viene a cantar la misma canción», aseguraba Roberto Polo en el Espacio Reservado organizado por encastillalamancha.es que protagonizó hace tan solo un mes el coleccionista, donde aseguró que él no ha pedido ninguna contraprestación por ceder su obra para exponerse en Toledo y Cuenca (que no se ha podido inaugurar todavía porque la Fundación Antonio Saura no cedió temporalmente la Casa Zavala). «No es otro museo clónico más, donde el visitante puede predecir lo que va a ver«, manifestaba el coleccionista creando un poco de intriga que todos podrán resolver cuando dé el pistoletazo este museo que aspira a ser una referencia nacional e internacional en el arte moderno y contemporáneo.

(Visited 113 times, 1 visits today)